Los jardines verticales son una forma innovadora de agricultura urbana que no sólo destaca por su increíble trabajo artístico, sino que también tiene infinitas ventajas medioambientales. Son elementos arquitectónicos especiales que realzan y dan vida a las fachadas y muros interiores de todo tipo de edificaciones industriales, comerciales e incluso residenciales. Sus diseños dan pie a todo un mundo de posibilidades para dar rienda suelta a la creatividad en proyectos arquitectónicos en cualquier ambiente.

Uno de los diseños más comunes es la construcción de paredes verdes, con las que se pretende emular esa capacidad natural de las plantas de crecer en vertical, pero para que su diseño sea todo un éxito se requieren ciertos conocimientos en botánica e hidroponía, ya que no todas las plantas tienen la facilidad de crecer de esta forma, ni todas las instalaciones pueden proporcionarles todos los cuidados que necesitan.

Pese a todo esto, sí que existen ya opciones adaptadas para la instalación doméstica y que no requieren un sistema tan elaborado: sí, la jardinería vertical ya está al alcance de todos. A pequeña escala, lo más importante es saber colocar una sencilla estructura que la sostenga e incorporar (aunque esto es opcional) un sistema de riego automático. Después de eso, sólo hace falta saber cuáles son las plantas idóneas para tu jardín vertical.

Hoy te ayudaremos con el último de los pasos. Éstas son algunas de las plantas que crecen más fácilmente de forma vertical:

Cáscara de nuez
1/5

Cáscara de nuez

La cáscara de nuez es una especie vegetal perenne conocida por sus coloridas hojas en forma de corazón. Crece alrededor de unos 30 centímetros de largo y tiene un follaje exuberante. Se pueden encontrar en colores como el rojo, el verde oscuro, el morado y el café, y son muy utilizadas en jardines verticales gracias a su capacidad de resistencia. 

Costilla de adan
2/5

Costilla de adan

Esta planta trepadora es originaria de Sudamérica y es conocida por sus grandes hojas de 20 a 90 centímetros de largo en forma de costillar humano, de donde se origina su nombre común. Su tallo es grueso y de color verde, y se caracteriza por ser una planta d einteriores con bastante humedad. 

Hortensia de invierno
3/5

Hortensia de invierno

Esta especie es conocida por su llamativa florescencia de color rosa y violeta. Cada una de sus flores nace en racimos distribuida al final de un tallo. Sus hojas son grandes, redondeadas y onduladas en sus extremos, de color verde claro. Se trata de una candidata ideal para jardinería vertical, ya que se mantiene y se desarrolla de manera más efectiva en lugares con poca luz solar directa. 

Hosta pluma blanca
4/5

Hosta pluma blanca

Esta también es una planta perenne, e ideal para jardinería vertical. Se caracteriza por reporducirse abundantemente y no crecer más de 30 centímetros. Posee hojas de color verde claro y en el centro de las mismas s eforma una especie de mancha blanca en forma de pluma. 

Orquídea
5/5

Orquídea

Posee un largo tallo de donde brota una florescencia de color blanco, con 7 pétalos ondulados en sus extremos. Su raíces son de color blanco, las cuales utilizan para aferrarse a la pared y crecer de forma vertical.