El constante aumento de temperaturas es más fácil de superar si nos quedamos en casa fresquitos, ¿verdad? Pues no siempre es así... A veces, el calor también entra en casa y se apodera de ella, causando una sensación incómoda porque no podemos ni estar tranquilas en nuestro propio hogar.

Los ventiladores nos pueden ayudar, aunque no siempre son suficiente. Y está claro que con un aire acondicionado podríamos erradicar directamente el calor, pero no siempre podemos permitírnoslo debido a su alto coste. Si buscas otra forma de refrescar el ambiente y mantener una temperatura adecuada y equilibrada, mientras se renueva el aire de las estancias, debes saber que existen más soluciones. Hay plantas que pueden absorber el calor y purificar el aire para conseguir el frescor en tu hogar.

5 plantas contra el calor

Podemos encontrar plantas que se adaptan a los diferentes climas de cada lugar, que no necesitan demasiada agua y con capacidad de absorción de productos químicos como el benceno, el formaldehído, el tricloroetileno y el monóxido de carbono. Concretamente, sirven para nivelar la temperatura del hogar y limpiar el aire, permitiéndote estar a gusto en casa y haciendo que el calor no te agobie.

Son plantas que pueden estar en el interior de tu hogar y que tendrás que regar regularmente, pero no excesivamente. Si dispones de alguna de ellas en casa, conseguirás sentirte más cómoda en casa. Además, refrescarán el ambiente porque pueden acelerar la lenta circulación del aire en verano. ¿Todavía no conocías las capacidades de estas plantas?

Areca Palma
1/5

Areca Palma

Son preciosas porque se asemejan a las palmeras y dan el toque perfecto a tu casa. Es una planta de interior que no necesita luz directa ni demasiada agua. Mediante un riego moderado conseguiremos que la Areca Palma elimine sustancias tóxicas (formladehído, benceno y monóxido de carbono), absorba el calor y refresque la estancia donde la coloquemos. 

Lengua de tigre
2/5

Lengua de tigre

Se caracterizan por su longevidad y resistencia, así que su mantenimiento es sencillo y sobreviven con los mínimos cuidados. Absorben los óxidos de nitrógeno y reducen la cantidad de formaldehído. Incluso, se adaptan a los climas más secos y con temperaturas más altas y no requieren ni de una luz ni de un riego constante. ¡A purificar el aire! 

Árbol de caucho
3/5

Árbol de caucho

Lo primero que tienes que hacer es pensar dónde la vas a situar, ya que se trata de una planta que crece muy rápidamente. Destaca por su capacidad de transpiración que permite mantener húmedo el espacio en el que se encuentra. Puede eliminar el formaldehído y consigue que haya una buena calidad del aire gracias a sus toxinas purificadoras. 

Cinta o malamadre
4/5

Cinta o malamadre

Su punto fuerte es la purificación del aire y su gran absorción del calor, al mismo tiempo que mejora y equilibra la temperatura del lugar. Es sencilla de mantener porque solamente requiere un riego moderado, pero recuerda que no puede ser expuesta a la luz directa. 

Helecho de Boston
5/5

Helecho de Boston

Esta planta requiere de una atención más especial, ya que debe regarse constantemente porque necesita una gran cantidad de agua, la tierra debe de ser de calidad y necesitan el espacio suficiente para crecer. Si tenemos todo esto en cuenta, purificarán y humidificarán el aire.