En el centro histórico de Barcelona, en el emblemático barrio del Born, descubrimos un apartamento contemporáneo que, a su vez, conserva todo el encanto de las antiguas viviendas de la zona reivindicando sus años de historia. Un diseño realizado por Manuel Torres Design con la reforma llevada a cabo por la empresa Ejecutare.

En el marco de un edificio rehabilitado con más de 400 años de historia el piso, de 85 metros cuadrados, presentaba en su estado inicial una distribución muy compartimentada, de forma que resultaba oscuro y tenía problemas de ventilación. El estado del piso era el siguiente: el recibidor y la cocina eran espacios cerrados, una de las cuatro habitaciones no tenía ventana, el único baño de la vivienda no tenía ventilación  y el lavadero y el patio estaban tan deteriorados que no se podían utilizar. Manuel Torres Design y Ejecutare se han encargado de llevar a cabo una reforma integral del inmueble para crear una vivienda actual y funcional más acorde con la actualidad.  

En la definición del proyecto, los objetivos estuvieron claros desde el primer momento. Era necesario redistribuir los espacios con un concepto actualizado  y de esta forma, además,  favorecer la entrada de luz natural en la vivienda así como la ventilación cruzada. En la actualidad, el piso consta de un salón-comedor diáfano con cocina abierta a este espacio, dos habitaciones (una de ellas tipo suite con baño), un baño común, un lavadero y  un patio.

01V VGT Piso Born 300ppp

Fotografía: Sergio López

Al abordar la intervención, el equipo del estudio fue encontrando elementos originales de la construcción que habían quedado ocultos a lo largo del tiempo. La casa presentaba una altura de 2,5 metros, por lo que se hicieron varias catas y se vio que originariamente tenía una altura de 4 metros con las vigas vistas en toda la vivienda. Éstas eran diferentes, lo que les llevó a pensar que pertenecían a varias casas. Incluso, investigaron en el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona y descubrieron que la primera construcción data del 1700.

Los techos con vueltas catalanas y vigas vistas de madera se sanearon y se han mantenido. Así mismo, al abrir el falso techo de escayola, surgieron varios arcos que se han conservado a la vista. También aparecieron diferentes tipos de ladrillos y rocas que se han integrado en el nuevo proyecto con el fin de preservar la esencia del inmueble, con elementos clásicos de la arquitectura catalana.  Se han dejado algunas partes en el revoco de las paredes en los que se ven zonas de las originales; incluso se descubrió una pared entera de ladrillos que se recuperó íntegramente.

Se ha respetado al máximo el espíritu de la vivienda tanto conservando estos elementos originales como en las nuevas incorporaciones. En este sentido, las ventanas exteriores de aluminio que se han instalado imitan la madera original.

“Lo tradicional y lo moderno conviven en un proyecto ecléctico que ha conseguido crear un espacio amplio, luminoso, funcional y fresco”

Se han cuidado mucho los detalles. Los revestimientos de paredes y suelos se han instalado minuciosamente ya que la forma del edificio y los diferentes ángulos de las paredes ofrecían gran complejidad.

 

Espacios abiertos
1/6

Espacios abiertos

En el diseño de la nueva distribución de la vivienda se ha apostado por el concepto de espacios abiertos para conseguir luminosidad en todo el piso y ventilación cruzada. El área social integra salón, comedor y cocina en un espacio diáfano. En el salón y en el comedor se ha creado en el pavimento una alfombra con baldosas tipo hidráulico que enmarcan estos ambientes. Son de la firma Vives Cerámica.

El mobiliario y las lámparas son de Ikea y Sklum. También se ha realizado mobiliario a medida. Para la iluminación de la vivienda se ha recurrido a leds, tanto en las lámparas decorativas como en las luces indirectas. También se han creado aleros de pladur con tiras led instaladas en los techos. Los mecanismos son de Simon.

Fotografía: Sergio López

Mobiliario ligero
2/6

Mobiliario ligero

En la decoración, se ha buscado una imagen joven y fresca y se han elegido piezas ligeras como la mesa de centro y auxiliar del salón y la mesa de comedor, con sobre de cristal. Se ha prescindido de muebles librería y se han incorporado pequeñas baldas en las que se han colocado libros y elementos decorativos.

También se ha apostado por la funcionalidad. Para el salón, se han elegido dos sofás cama de la firma Sklum.

Fotografía: Sergio López

Patio interior
3/6

Patio interior

La vivienda cuenta con un patio interior que se ha recuperado ya que se encontraba en muy mal estado. Se ha transformado en un espacio habitable más del piso y,  en la actualidad, es una importante entrada de luz a la vivienda.  Está conectado con el comedor y uno de los dormitorios, proporcionando apertura y perspectiva a ambas estancias.

Fotografía: Sergio López

Un dormitorio luminoso
4/6

Un dormitorio luminoso

En el suelo de los dormitorios se han instalado baldosas hidráulicas inspiradas en el pavimento característico de los pisos antiguos de Barcelona. Las paredes se han pintado de blanco como en el resto de la vivienda. Si bien en las zonas comunes se ha optado por una cromática basada en grises, en los dormitorios se han elegido tonos tostados que resultan cálidos y relajantes. 
 

Fotografía: Sergio López

Una cocina con mucho color
5/6

Una cocina con mucho color

La cocina se ha situado en el antiguo recibidor de la vivienda. Nada más abrir la puerta, una explosión de color da la bienvenida. Es un espacio funcional abierto al salón.

El mobiliario es de Melamina Egger, en rojo cereza y canto de tablero marino. En contraste con el rojo, se ha elegido una encimera de Silestone negro Tebas. La pared se ha alicatado con piezas de Vives Cerámica en acabado brillante. Los electrodomésticos son de Smeg.

Junto a la cocina se encuentra el lavadero. La puerta de acceso y la ventana se han realizado con cristal traslúcido para permitir la entrada de luz.

Fotografía: Sergio López

Un baño bien aprovechado
6/6

Un baño bien aprovechado

En el baño se ha creado una imagen similar a la cocina. Para ello, las paredes de las zonas de agua se han revestido con las mismas piezas de Vives Cerámica. El rojo destaca sobre el blanco, protagonista de este espacio. La grifería es de Roca.

Fotografía: Sergio López