No hace falta ir a Santorini o a un spa de lujo de para darte un buen baño en una piscina. Ni tampoco tener un jardín enorme para poder instalar una en tu casa. Las piscinas son cada vez más accesibles gracias a las diferentes opciones de instalación que presentan (y tamaños, presupuestos, tipos de agua, etcétera).

Para quien tenga un espacio en el jardín, un patio, ya sea interior o trasero, le recomendamos informarse acerca de las opciones que hay, porque tener una piscina en casa es diversión y relax asegurado. Desde las piscinas de fibra prefabricadas, de acabados duraderos e instalación rápida; piscinas de muro, levantadas y con encanto rústico; piscinas de hormigón, las clásicas y que puedes hacerte a tu gusto, tamaño y forma; hasta las piscinas sin borde y a ras de suelo y con ese toque glamouroso que nos encanta... 

De hecho, ¿quién no ha soñado alguna vez con una siesta, en una tumbona dentro del mismo agua? O tumbada al lado, a ras del agua... De esos despertares que te permiten tirarte al agua nada más abrir los ojos -el mejor despertar, sin duda- ¿y despejar todas tus ideas de un solo salto? Aunque sí podemos elegir, lo que más nos gusta en INTERIORES son las piscinas que imitan el entorno natural, si es tropical, ¡mejor aún! Como aquellas que se rodean de rocas, piedras, palmeras, plataneros, alguna cascada (artificial)… Otras de nuestras piscinas favoritas son las piscinas infinitas, o las piscinas sin borde, en las que el agua queda al mismo nivel del suelo y parece que te adentras al mar.

Así que, aunque tengas un jardín pequeño -o un patio-, no dudes en echar un vistazo a esta galería porque hay piscinas de tamaño reducido, y te sorprenderá ver que tener poco espacio no está reñido con tener un baño in privatis.

Por eso, y porque sabemos que te gusta ver cosas bonitas, encontrar inspiración, ver casas de ensueño, soñar con una piscina con encanto... hemos seleccionado piscinas bonitas e inspiradoras, tanto para que cojas ideas como para que tomes nota de lo que puedes hacerte si entra en tus planes... 

¡Disfruta!

 

Piscina horizontal
1/9

Piscina horizontal

Nos encanta el proyecto de Candida Tabet Arquitectura, en el que se ha aprovechado todo el lateral horizontal de esta vivienda para que sus inquilinos puedan disfrutar de la piscina y usarla también para sus largos mañaneros.

Piscina... de playa
2/9

Piscina... de playa

¿Cómo de idílico debe ser adentrarte en la piscina a modo de playa? Poco a poco, como si anduvieras sobre la arena, cada vez más profundidad, rodeada de palmeras... Ideal, ¿no crees? Cada vez hay más estudios que apuestan por las piscinas de arena, como las llaman, y en este caso, creemos que es un acierto total.

Aprovechar el espacio
3/9

Aprovechar el espacio

Si dispones de poco espacio alrededor de la piscina (o quieres aprovechar todo el espacio que tienes para hacerte una piscina grande), no te preocupes por el mobiliario de tu espacio de relax: hay tumbonas de piscina especialmente creadas para ser colocadas dentro del agua. Su material es muy resistible, por lo que no se deforman ni humedecen; tampoco tienen tornillos, por lo que no hay posibilidad de oxidación y las hay de diferente tamaño y forma. 

Sensación tropical
4/9

Sensación tropical

¿Cómo decorar el espacio que rodea la piscina? ¡Hay muchas maneras! Puedes acristalarla -sobre todo para casas con niños-, optar por una fuente o cascada; rodearla de plantas de exterior de hoja grande como los plataneros de la imagen que quedan ideales; elegir el color de la piedra interior para lograr un acabado más azulado, intenso; colocar césped artificial o natural alrededor... ¡Tú eliges, las opciones son muchas!

Terraza en la piscina
5/9

Terraza en la piscina

Si te fijas bien, en esta piscina, la terraza continúa dentro del agua, en un nivel más inferior, para que el agua no salga de la piscina. Por otro lado también, nos ha encantado el suelo de exterior que la rodea: una tarima en forma de espiga especial para exteriores.

Un oasis de paz
6/9

Un oasis de paz

Las piscinas de hormigón tienen la gran ventaja de que puedes hacerla a tu gusto. Con la forma y dimensión que se adapte a tu espacio exterior, y además, son resistentes y puedes elegir el color del agua escogiendo la piedra que más te guste. 

 

Piscina de obra con encanto rústico
7/9

Piscina de obra con encanto rústico

Las piscinas de obra no requieren de un espacio muy grande, y son ideales para espacios en los que no está permitido realizar una excavación. ¡He aquí el ejemplo de que no hace falta ir a Santorini para bañarte en una piscina de lujo!

Adaptarse al espacio
8/9

Adaptarse al espacio

Hay lugares en los que no te imaginas que cabría una piscina, y sin embargo, no solo cabe sino que además, el resultado es súpero deco. Las piscinas de fibra prefabricadas ofrecen infinitas opciones de formas y tamaños. Solo hace falta excavar e instalar, el sistema no es complejo y da grandes resultados.

La piscina acristalada
9/9

La piscina acristalada

Las piscinas acristaladas nos parecen lo más de lo más. Son una buena opción para quien no quiera excavar o tenga una azotea, terraza o viva en un ático y quiera hacerse una piscina; están hechas con una o con varias paredes de cristal o acrílico transparente y se puede optar por combinarlas con paredes de madera o cemento, tapando uno de sus lados. La única pega de estas piscinas es que requieren de una limpieza más exigente que el resto.