Es una de las zonas más versátiles de nuestro hogar, de esas que bien se adaptan tanto a un domingo de peli y manta como a un viernes de cena con amigos. Todo tiene cabida entre las cuatro paredes de nuestro salón, en cuanto a planes, y sí, también cuando hablamos de decoración. 

Todas las estancias clave de la casa tienen una pieza decorativa estrella. En el caso de la habitación esta es, evidentemente, la cama, eso sí, con permiso de algunas mesitas de noche y cabeceros de lo más originales que también buscan su cuota de protagonismo. En la cocina, se nos antoja que sea la isla –de haberla– el centro de atención y, si falta, la grifería, la encimera o la zona de comedor bien podrían repartirse la distinción.

En el caso del salón, la cosa no admite apenas discusión. El título de personaje principal lo ostenta el sofá. El resto de los objetos deben aprender a convivir en armonía con él, pero no por ser personajes secundarios dejan de ser importantes. De hecho, nos atreveríamos a decir que son las cortinas, las mantas, los jarrones y los cuadros los que terminan por aportar alma, carácter y personalidad a la estancia. No importa si partes desde cero, si quieres darle un aire nuevo o solo sustituir algún pequeño detalle aquí encontrarás la lista con ideas diferentes para decorar tu salón.

 

Mesita de café

Siempre la verás de la mano del sofá. Es un elemento decorativo y a la vez muy funcional. Lo importante al hacernos con una es que tengamos muy en cuenta que, o bien buscamos la que vaya en línea con el estilo del sofá o bien rompemos completamente con él. No valen medias tintas. Esta temporada las estamos viendo ligeramente más altas, a dúo y con detalles dorados.

 

 

Un sofá rosa

No nos cansamos de ver este color en baños, cocinas y muebles. Lo admitimos, como tendencia para decorar el salón es arriesgada, pero si buscas que tu salón sea una declaración de intenciones con tu sofá rosa lo habrás dicho todo: eres atrevido, fresco, no te asustas y te va la marcha. No hace falta optar por sus tonalidades más llamativas. Los colores rosa pastel son una elegante alternativa. Además, te facilitará la elección del resto de la decoración del salón: prioriza los grises, los materiales en madera y alguna que otra nota de color en textiles, por ejemplo, –pero que sea suave también, por favor–. ¡Ah! y si no te atreves con todo el sofá, también vale la opción sillón. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Living Coral > Pantone of the year Essex armchair illustrating this new color trend #interiordesign #lifestyle #homestyle #textiles

Una publicación compartida de Güell Lamadrid (@guell_lamadrid) el

 

Estanterías XXL

Si eres de los que busca la estantería cada vez que llega a casa de alguien y nada le hace más feliz que presumir de estantería este punto se ha creado especialmente para ti. Puede que el sofá sea lo más importante, pero si te haces con una estantería de gran tamaño y la ubicas justo detrás del susodicho, tienes gran parte del éxito decorativo ya ganado. Otra opción que también nos gusta ver y aplicar es utilizar las estanterías a modo de biombo, para dividir áreas de la misma estancia. La idea es perfecta sobre todo en casas con poca iluminación, ya que puedes tener dos ambientes aparentemente independientes, pero en los que la luz fluye de uno a otro sin encontrar ningún limite en forma de tabique o muro.

 

 

Techos decorativos

La seleccionamos como una de nuestras tendencias favoritas de Casa Decor y no podemos resistirnos más, necesitamos empezar a verla en la vida real. Las molduras son un básico, pero lo que viene es cubrir nuestros techos de patrones geométricos, figuras gráficas y estratégicas salpicaduras de vibrante color. El efecto es sorprendente tanto para ti –que no te acostumbrarás y te enamorarás cada vez que te tumbes en el sofá– como para las visitas que dejes entrar.

 

 

 

Ventiladores de techo

Seguimos con la vista puesta en el techo y lo hacemos con una advertencia: ojo que todo vuelve y lo que ya hemos vivido con el terrazo, tiene muchos números de repetirse con estos nuevos objetos de deseo, los ventiladores. Nada tienen que ver con los que recuerdas. Ahora son de materiales naturales, de formas originales y con un pensado diseño. Al colocarlos, su efecto es doble: aportan un aire vintage a la decoración de nuestro salón, nos permiten acercarnos un poco más hacia el objetivo de tener una casa sostenible.