El Salone del Mobile de Milán de 2018 abrió las puertas a una clara tendencia: la materialidad. El incremento en el uso de materias primas puras fue evidente. Metales, madera, pieles naturales, piedra... En la edición 2019, se incidió sobre la cuestión pero dando un pequeño paso: se mantenía el interés por los materiales puros, pero combinados. Especialmente en el caso de la piedra, la madera y piel.

Ahora, la selección natural ha hecho que uno de esos materiales prevalezca sobre el resto. La piedra se ha convertido en la niña bonita de los gurús del interiorismo.

“Sí, la piedra está de moda. Pero no cualquier piedra, una piedra tratada con delicadeza ofreciendo resultados cargados de elegancia, sutileza”, comenta José Miguel Simón, interiorista y director de Iconno.

¿Te quieres sumar a la tendencia? Sigue sus consejos para conseguirlo de una forma sencilla.

Pura envolvente
1/4

Pura envolvente

Sería la opción más potente de aplicación de la tendencia. “Si lo que quieres es que tu casa huela a piedra, sentirla en cualquier rincón, entonces elige una de las fantásticas propuestas que hay hoy en día en el mercado para cubrir las paredes con piezas de piedra de grandes dimensiones. La firma italiana Rimadesio es especialista en ello”, indica José Miguel. Hay opciones en colores cálidos, también en blanco, negro, en piedras estriadas...

Muebles contundentes
2/4

Muebles contundentes

Si, por el contrario, te apetece dar unos toques a tu casa pero sin que esto suponga demasiado trastorno, hay una opción intermedia, hacerse con algunos muebles en piedra. Hay fantásticas mesas de comedor, mesitas de apoyo, incluso sillas, en piedra.

Tamizando la iluminación
3/4

Tamizando la iluminación

También puedes sustituir las luminarias por piezas de piedra que, además de iluminar las zonas elegidas, con sus formas escultóricas, convertirán tu casa en una galería de arte.

Elementos decorativos
4/4

Elementos decorativos

La piedra siempre ha tenido su lugar dentro del entorno de los objetos decorativos (quién no ha visto en casa de algún familiar los famosos huevos o los racimos de uva en mármol), sin embargo, en las últimas fechas ha revolucionado el mundo de los detalles con propuestas de lo más variado que ocupan todos los espacios del hogar. El salón en forma de jarrones, ceniceros o bandejas. La cocina en forma de cuencos, morteros o platos; el cuarto de baño como vasito para los cepillos de dientes, dispensadores de jabón, incluso como marco de espejos, lavabo o bañera. “Las bañeras de Antonio Lupi son una auténtica exquisitez y qué decir de la fuerza de los lavabos de Nerinea. Esta firma es uno de mis últimos descubrimientos”, añade Simón.

La piedra llega incluso dormitorio donde, además de tomar forma de lámpara de mesa o de mesita de noche, puede convertirse también en un banco o un arcón, mueble de separación de espacios o cabecero de cama.