El proyecto ‘Paisaje Interior’ podría definirse como un homenaje a la integración selectiva de los espacios en los que vivimos los mejores momentos de nuestra vida. Y es que, pese a que los espacios diáfanos pueden ser muy agradables, a medida que pasamos tiempo con nuestros seres queridos se ha hecho evidente que necesitamos un espacio de refugio interior y momentos de paz solitaria. Por eso, Egue y Seta, desde su estudio, han preferido abrazar la segregación natural de los espacios, ya sea por estancias, por horario de uso o por vocación, abriendo a su vez “ventanas y balcones interiores” que muestran un paisaje al que a menudo no prestamos atención: nuestros hijos creciendo, la familia cenando, la pareja riendo…

La protagonista es una vivienda en el municipio de Sant Cugat del Vallès, en Barcelona, con una superficie de unos 190 metros cuadrados.

Distribución

El vestíbulo de la casa actúa como una previa de todo lo que se puede ver en el interior: las líneas puras y ortogonales complementando los arcos y las formas redondeadas; las paredes bañadas de patrón y color o los paneles móviles de cristal. También una colección muy singular de mobiliario, en el que destacan piezas de estilo minimalista, nórdico, earthy y urbano.

Adentrándonos en la vivienda se puede observar la entrada a la cocina, que se abre hacia el salón y el vestíbulo mediante unas correderas de blanca carpintería y cristal. Justo delante, la puerta (siempre abierta), desde donde ver a toda la familia reunida, comiendo o en el fondo, en la terraza o el comedor. Un poco más allá, la caja de escalera desdibujada de la que se suplantó la barandilla exterior por un alistonado de roble macizo bañado por luz cálida.

Cocina
1/5

Cocina

El interior de la cocina es menos centrípeto. En su extremo más interior se vuelca sobre el comedor a través de un umbral profundo que sirve de desayunador, bar y pasaplatos. En cambio, en su mitad más próxima a la fachada cambia totalmente de estilo, creando un comedor interior con blanco lateral que, apoyado sobre una gran pared de espejos, se refleja a sí mismo bajo el baño de sol matinal que llega por la ventana duplicada.

A lo largo de su longitud, los frontales lacados enmarcados, tiradores e interiores de madera en conjunción con azulejo con una apariencia esmaltada y manual, aportan calidez, color y textura a un espacio que podría haber sido un poco frío.

Fotografía: Vicugo Foto

Salón
2/5

Salón

El salón¸ también en esta planta y de modo de “plaza interior” de la vivienda, está integrado a una zona de barra y otra de comedor. Para lograrlo, el espacio revista las paredes longitudinales en muebles fabricados a medida en madera, hierro y estriados lacados en blanco, permitiendo el almacenamiento decorativo a la izquierda mientras se organiza, a la derecha, el espacio destinado a la consola de la televisión, para la chimenea y el almacenamiento de la leña. También un banco con almacenamiento integrado para la zona de comedor, en la parte más próxima a la escalera.

En este espacio, los verdes que aportaban toques de color a la cocina y el recibidor se logran mediante vegetación que se ve fuera, como telón de fondo. En el interior, los tonos más usados son los grises cálidos, fibras neutras y vetas de roble natural con toques de hierro negro. En este salón todo es amplio, versátil y cómodo, en un espacio donde todos nos ven y todos nos vemos, generando calidez y proximidad.

Fotografía: Vicugo Foto

Habitación principal
3/5

Habitación principal

Para la zona de descanso hay que ascender a la primera planta, que cuenta, a su derecha, con una habitación en suite que propone como separación entre el cuarto de baño y la cama una persiana fija y vertical hecha en madera, sobre la que se encuentra un mueble mixto de lavabo y un tocador fabricado a medida con resina, de estructura metálica y frontales estriados en color verde liquen. Detrás de este se ubican los habitáculos de lucha y sanitario, que se encuentran semiocultos mediante mamparas de cristal estriado.

En el otro extremo se encuentra un dormitorio situado bajo una papel empapelada y floral, sobre el que descansa un cabezal tapizado en gabardina color topo y dos mesitas de noche de madera, sobre las que cuelgan dos lámparas de cristal que complementan la iluminación cálida.

Fotografía: Vicugo Foto

Habitaciones infantiles
4/5

Habitaciones infantiles

Justo al otro extremo de la planta están las habitaciones de los niños. Se trata de dos estancias, una de ellas dedicada a la zona de descanso y otra a la zona de juego con un “peg board” alpino, escalable y decorativo por las paredes.

Y es que los padres de esta familia han preferido reunir a sus hijos para las horas de dormir y jugar, reforzando la sensación de unión.

Fotografía: Vicugo Foto

Buhardilla
5/5

Buhardilla

Finalmente, bajo la cubierta de esta casa también se esconde una buhardilla con un gran sofá y frente a un gran armario audiovisual desde donde disfrutar de largas sesiones cinematográficas en familia. Durante el día a día, esta zona puede ser ideal para trabajar desde el hogar. Por otro lado, también hay un rincón perfecto de paz y lectura bajo la luz de una lámpara de mimbre o del sol poniente.

Fotografía: Vicugo Foto