¿Alguna vez has imaginado vivir en una buhardilla? Seguramente no, pero la realidad es que, con una buena distribución y decoración, puede convertirse en un oasis y un espacio único para escaparse del ruido de la ciudad y relajarse, casi como si estuvieras en una cabaña en el bosque.

La reforma de esta buhardilla a lo alto de un edificio en el barrio de Lavapiés, en Madrid, es uno de los últimos proyectos del estudio de interiorismo ‘Díaz & Gallardo’. Definen este proyecto como algo “sencillo y complejo a la vez”: “pequeño, pero con grandeza al mismo tiempo” y, sobre todo, con gesto decidido.

En un espacio muy reducido, se aprovecha al máximo el espacio jugando con la funcionalidad de los elementos que conforman los espacios con un objetivo claro en mente durante todo el proceso de reforma: crear un oasis urbano en un espacio mínimo pero aprovechado al máximo la grandeza interior que esconde.

Mínimo a la vez que máximo

Se trata, así, de una suerte de experimento en una vivienda reducida que cuenta con un exterior antiguo pero un interior moderno, confortable y funcional. No hay obra nueva construida, sino que todo se ha rehabilitado para dar una nueva vida al conjunto de la pequeña vivienda.

Jugando con la ciudad madrileña, se creó una atractiva mezcla de elementos antiguos totalmente respetados y conservados junto a una nueva imagen moderna del hábitat urbano.

Así, se respetan las vigas de madera que se encontraban ocultas en la estructura, convertidas en el esqueleto de la nueva versión de la buhardilla.También se conservan las puertas originales de hace alrededor de cien años, por lo que los elementos originales cobran también gran parte del protagonismo de la reforma.

Jerarquización en un pequeño espacio
1/5

Jerarquización en un pequeño espacio

Otro de los objetivos principales es mejorar la vida de las personas que viven el inmueble, que se encuentra en un entorno urbano y céntrico de la capital, totalmente conectado con la vida en la calle en un momento donde se disfruta más que nunca.

De esta manera, se puede decir que la calle forma parte, de alguna forma, de la vivienda, siendo la superficie que le falta.

En el interior, la propuesta es clara: una vivienda donde todo esté jerarquizado. Recepción, sala de estar, cocina, comedor, dormitorios, almacenamiento, lavadero… todo en su mínima expresión, pero que funcione y tenga un sentido.

Detalles que cuentan
2/5

Detalles que cuentan

Para crear comodidad y calidez se abrieron huecos para recibir luz, lucernarios y ventanas. Los detalles también son una importante parte del proyecto, totalmente cuidados y entre los que predominan los tonos blanco, verde olivo y los materiales como las cuerdas y las cañas con todo tipo de elementos decorativos colgantes, generando una imagen final muy urbanita donde se puede identificar un poco de catalán, algo de madrileño y mucho europeo urbanita como influencias totalmente equilibradas.

Cocina de cuento
3/5

Cocina de cuento

Un proyecto claramente “pequeño, céntrico y muy sensual”, según los interioristas. Pájaros, cestas o pulseras cuelgan de las vigas de madera, mientras que la cocina, de piezas pequeñas, manual y orgánica, está vestida de hierro cálido y verde, madera fría en “blanquecino” y con coderas. Toda una cocina de cuento.

Reflejos y transparencias
4/5

Reflejos y transparencias

En el baño es protagonista el microcemento igualador y el blanco desgastado como tono global en la estancia. Los muros, sólidos pero ligeros, no cuentan con gadgets, sino que son totalmente sobrios.

Las transparencias y los reflejos son los elementos motores del diseño, y la recepción de la luz se convierte en otra materia imprescindible. Los espejos se convierten en los mejores aliados para la tarea, e incluso la mesa del salón refleja.

Vivir feliz
5/5

Vivir feliz

En definitiva, una propuesta totalmente funcional: todo funciona mientras puedas cocinar, descansar, leer, dormir, disfrutar y, en definitiva, vivir. En este sentido, esta pequeña vivienda se convierte en una propuesta de una máquina de vivir feliz en pleno siglo XXI.