Si las distribuciones abiertas y el open concept son tendencia de decoración, aunque ambas soluciones cuenten con algún detractor, era de esperar que el resto de estancias de la casa, piensa en la bañera en medio del dormitorio, se sumase a este nuevo (y sorprendente giro) que, en lugar de esconder de forma ordenada la ropa en el armario, la deja expuesta a la vista de todos. ¿Moda pasajera? No lo parece, sobre todo si echamos un vistazo al último catálogo de Ikea y pensamos en la nueva relación, mucho más fluida, que tenemos con las prendas de vestir, que nos permite aligerar el guardarropa y olvidarnos de los temidos ‘cambios de armario’ de temporada. 

En un momento en el que las gurús del orden dirigen nuestra casa y casi nuestra vida (el nuevo libro de Marie Kondo, ‘Joy at work’, lo demuestra), no se trata de tirar por tierra todo lo aprendido. Es decir, a la vista, sí, ordenado también. Por eso, antes de ponerte a colocar, haz limpieza y deshazte de esa camisa o pantalón que llevas más de un año sin ponerte o cuya talla nunca volverás a tener. Estas ideas de decoración te dan todas las claves para un deco organizada y de puertas abiertas

En modo escaparate
1/9

En modo escaparate

¿Te imaginas divisar tu armario desde la cama y, mientras te desperezas, elegir la ropa del día? Este dormitorio diseñado por Cartelle Design te brinda esta oportunidad única. Si decides hacerlo en tu casa, asegúrate de que tu habitación es lo suficientemente grande para que el armario no impida que puedas moverte por tu cuarto sin necesidad de hacer carrera de obstáculos. 

Armario abierto
2/9

Armario abierto

Este armario abierto de Maisons du Monde reinventa el típico burro de las boutiques en un armario abierto con barra, maletero en la parte superior, zapatero y cajones. Un 'todo en uno' que te ayuda a mantener tus prendas organizadas y a la vista de todos, permitiéndote elegir la ropa del día a la primera. 

Un vestidor bien comunicado
3/9

Un vestidor bien comunicado

Conectado al dormitorio, este vestidor se convierte en la pieza principal del ambiente. Aprovechando el desnivel de la pared, saca partido a cada rincón, ofreciendo una solución completa y versátil para tu ropa. Ideal para compartir. Foto: Rauch Moebel

Con puertas de cristal
4/9

Con puertas de cristal

Una solución intermedia, que deja tu ropa a la vista, pero protegida del polvo: una de las desventajas de esta tendencia de decoración. Las puertas de cristal son correderas, de manera que, al abrirse, difuminan aún más las barreras visuales con el dormitorio. Para potenciar aún más esa sensación de espacio único, ambos ambientes comparten suelo de madera. Foto: Koket

Vestidor vestido
5/9

Vestidor vestido

Presume de ser el único armario vestible del mundo y nosotros nos lo creemos. El Et Voilà de Lago no tiene puertas al uso, sino que una tela, que contribuye al confort acústico, hace las funciones. ¿Lo mejor? Es tan decorativo como práctico, permitiendo echar la ‘cortina’ cuando quieres ocultar su interior. Otra buena idea para copiar: aprovechar elementos estructurales de la casa como perchero. 

En clave millenniall
6/9

En clave millenniall

Esta propuesta de Ikea tiene todo para triunfar entre los millennials (y los no tan millennials), ya que aboga por un sistema de almacenaje de puertas abiertas, una de sus señas es la apertura al mundo, es estiloso y divertido, ya se sabe que para ellos la productividad no está reñida con la diversión y que su casa (y sus muebles) debe ser abierta, cómoda, bonita y tecnológica.

Más que un perchero
7/9

Más que un perchero

Mesilla de noche y perchero a la vez, esta solución es perfecta para colgar tus bolsos, pañuelos y accesorios, facilitándote la elección diaria. Para que no recargue el espacio, es importante que no tenga trasera y que sea de un material ligero. Foto: Fantastic Frank

A medio camino
8/9

A medio camino

Esta propuesta de Novamobili encaja con aquellos que prefieren los armarios tradicionales, pero buscan algo diferente. Además, sus ‘cajas’ abiertas, una con zona de banco y otra con barra y espejo, aligeran los armarios XXL y aportan un plus de personalidad al dormitorio.

Un clásico del dormitorio
9/9

Un clásico del dormitorio

El típico burro recupera su esplendor pasado y se introduce, gracias a su versatilidad, su precio y su movilidad (los hay con ruedas), en las habitaciones actuales, reclamando un puesto fijo en tu guardarropa. Puedes usarlo para organizar la ropa semanal y, así, evitar el momento “¿qué me pongo?” o como solución de almacenaje fija. Las fundas y las cajas de Compactor son buenas aliadas para mantener protegidas tus prendas.