Que vivimos en la era de la tecnología y del wellness no es ninguna novedad. En los últimos años, hemos visto cómo se transformaban muchas de nuestras rutinas, ahora mucho más tecnificadas y mucho más cómodas y confortables, a la vez que el concepto de bienestar conquistaba un nuevo significado, más holístico y más integrado en nuestro día a día. Dos tendencias que, sin lugar a dudas, han tenido su eco en el mundo del interiorismo y la decoración, transformando nuestros espacios, la relación que tenemos con nuestra casa y los usos que damos a cada ambiente.

Así, la multifunción ha llegado hasta cada rincón de nuestras viviendas, cambiando los tradicionales usos que otorgábamos a cada estancia: ahora, la cocina ya no sirve solo para cocinar, sino que se ha convertido en uno de los centros de reunión de casa donde poder también socializar, mientras que el baño ha emprendido una evolución hacia el “salón del baño”. Un nuevo concepto en el que la intimidad, el confort, el bienestar y la salud se han convertido en la piedra angular de todo proyecto de interiorismo adaptado a las nuevas corrientes del siglo XXI.

Bañera Liem y grifería Lignage

Bañera Liem y grifería Lignage

Del baño al salón del baño

Si la tendencia hacia el bienestar ya era imperante desde hace algunos años, la sacudida de la pandemia sanitaria que hemos vivido con el coronavirus ha acabado de acentuar todavía más la necesidad de crear casas más lúdicas, más ociosas y más hedonistas que nos hagan sentir seguros y confortables, preparadas para cuidarnos, para relajarnos y para disfrutar. Unas premisas que, en la estancia del baño, se traducen en espacios más amplios, más abiertos, más conectados con otras estancias, que respiran naturaleza, con luz natural, materiales de calidad y tecnología wellness para acompañar nuestras rutinas de belleza y transformar nuestro baño en un refugio personalizado.

Este oasis de calma y relax que nos mantenga alejados del ajetreo mental en el que la mayoría vivimos llega a su máximo exponente con la nueva generación de bañeras exentas, el corazón del salón del baño, que actúa casi como un sofá en el que leer, escuchar música, aplicarse tratamientos corporales y, ante todo, dejarse ir y renacer.

De la misma forma, algunas piezas de mobiliario que siempre habíamos asociado al salón, han saltado también hacia el baño. Un ejemplo de ello son las butacas o sillones, así como elementos de decoración como lámparas de techos, espejos en el suelo, alfombras, tocadores, cuadros o esculturas, que aportan nobleza y una gran dosis de arte y que ya hemos empezado a ver en grandes proyectos firmados por interioristas de primera línea.

Equipamientos Wellness de Noken en la bañera con equipamiento Soleil Square

Equipamientos Wellness de Noken en la bañera con equipamiento Soleil Square

El “me-time” y el spa en casa

El self-care o el me-time son dos tendencias en auge del mundo del wellness que hacen referencia al tiempo que una persona se dedica a sí mismo y en el cual desarrolla actividades para su propio disfrute. Dos necesidades que, como decíamos, ya no hace falta ir a buscar en centros de bienestar, sino que están mucho más al alcance de nuestros baños si nos valemos de las últimas tecnologías aplicadas al equipamiento y pensadas para el cuidado corporal y el relax en casa.

Algunas de las más bien resueltas son las que nos ofrece Noken, del Grupo Porcelanosa, con los equipamientos electrónicos Wellness Sensations, que nos permiten disfrutar de momentos de relax completamente personalizados y configurables según nuestras necesidades y estados de ánimo. Por ejemplo, ofreciéndonos la posibilidad de combinar los beneficios del masaje con los de la cromoterapia o la musicoterapia. Sensaciones corporales, focos de colores y música relajante o dinamizante se convierten así en el combo perfecto para transformar nuestro baño en nuestro propio hammam personalizado.

Al igual que la bañera, otra de las grandes tendencias que las acompañan en el mismo espacio o bien en baño más pequeños son las duchas con hidromasaje o los rociadores Wellness Showers. Y es que, entre sus muchas funciones, destaca la capacidad que nos ofrecen de activar distintas experiencias sensitivas a través de salidas en modo lluvia, cascada, columna de agua o nebulizador, que mezcla agua y aire creando un efecto envolvente, estimulante o relajante. Algunos modelos, además, también combinan colores o incluso aromaterapia, dos opciones que pueden acabar de elevar la experiencia del baño hacia un ritual de lo más sublime.

Bañera Pure Line de Noken

Bañera Pure Line de Noken