¿Todavía no tienes tu moss bowl en casa? Es el centro de mesa que se va a convertir en un imprescindible en la decoración del hogar, aportando una estética diferente y mágica al salón. Está hecho principal y únicamente con musgo natural, aunque también puedes combinarlo con otras plantas o rocas pequeñas para darle más juego. Recibe este nombre porque se coloca en un bol transparente de cristal para crear un auténtico jardín que dará un toque especial y único a la estancia.

Se aleja de lo común, destacando por su frescor y su cercanía a la imaginación, y se puede situar en cualquier mesita del salón para darle vitalidad a la estancia. Es una tendencia decorativa que destaca por su conexión con la naturaleza y le está ganando terreno al potus. No le falta originalidad, además de sofisticación.

Do it yourself

Tu misma puedes crear tu moss bowl en casa. En el momento de escoger el musgo, que debe ser natural, es preferible comprarlo en tienda. Asimismo, puedes escoger alguna otra planta o roca pequeña para situar junto al musgo y crear perspectiva dentro del moss bowl. Es importante que escojas un bol transparente y mejor si es de cristal para que también destaque el color oscuro de la tierra. La alternativa sería un cuenco de cerámica o de cemento.

Moss bowl para decorar la casa

Moss bowl de etsy.com, visto en Pinterest

Mantenimiento y disposición

Para conseguir mantener el musgo en buen estado hay que regarlo constantemente, ya que es una planta que necesita humedad para lucir perfecta. Como mínimo, debería regarse dos veces por semana. Además de estar húmedo, también necesita estar protegido del sol, por lo que sitúalo en un lugar donde los rayos de sol no le incidan de forma directa. Una vez tengamos nuestro moss bowl, sería ideal colocarlo delante de un fondo con colores neutros para conseguir que destaque y resalte su verdor.