Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el gasto energético de la edificación representa el 20% del consumo en España, un porcentaje que se encuentra por encima de otros sectores como el del transporte y que se incrementará en los próximos años. Estos datos hacen que tanto los profesionales del sector como los usuarios emprendan acciones enfocadas a la reducción de demanda de energía. Sin embargo, las distintas fórmulas para hacerlo han dado lugar a muchos mitos que podrían estar impidiendo el objetivo final: disminuir el consumo a través de soluciones de eficiencia energética o ahorro energético.

Cuando compramos o alquilamos una vivienda nos preocupamos por su precio, pero no por la cantidad de gastos que nos supondrá. Y, en realidad, deberíamos de preguntarnos si las cifras de consumo energético en los inmuebles se pueden disminuir con la instalación de un aislamiento eficiente y sostenible.

Las casas del futuro contarán con tecnología avanzada, espacios verdes y funcionarán con energía totalmente eficiente, de forma que hay que avanzar hacia ese escenario cuanto antes mejor. Con el cambio climático en el centro del debate, cada vez hay más casos de edificios que apuestan por materiales aislantes renovables y que reducen los residuos de la construcción. De este modo, hay que transformar las ciudades y hacer de ellas lugares más sostenibles. Para ello, Rockwool nos ayuda a desmontar los mitos que existen sobre la eficiencia energética en las viviendas y aportar un poco de luz entre tanta desorientación:

MITO Ahorro energético y eficiencia energética son lo mismo
1/7

MITO Ahorro energético y eficiencia energética son lo mismo

Estos dos términos se utilizan muchas veces como sinónimos porque hacen referencia a un gasto menor de energía. Sin embargo, entre uno y otro existe una diferencia importante: la forma de conseguir esa reducción. El ahorro energético supone cambiar los hábitos, como apagar la luz al salir de la habitación, mientras la eficiencia energética conlleva una inversión económica inicial.

MITO La eficiencia energética solo se obtiene en obras de nueva construcción
2/7

MITO La eficiencia energética solo se obtiene en obras de nueva construcción

La reducción del consumo eléctrico es posible tanto en edificaciones nuevas como en antiguas. En estas últimas, es importante comprobar si ya son eficientes energéticamente y, en caso de que no, rehabilitarlas. En España, más de la mitad del parque residencial data de antes del 1980. De esta manera, la rehabilitación de este presenta un ahorro potencial de hasta un 80% en la demanda energética. En este caso, el aislamiento se perfila como una de las soluciones más económicas para reducir el consumo y responder a las necesidades en edificación e industria.

MITO Dejar la calefacción puesta todo el día con una temperatura media gasta menos
3/7

MITO Dejar la calefacción puesta todo el día con una temperatura media gasta menos

Mantener una temperatura fija de, por ejemplo, 20 grados, precisa de un aporte continuo de energía. Esto se debe a las pérdidas de calor que se producen en muros, techos, ventanas o puertas. Sin embargo, cuando se apaga la calefacción, el sistema deja de gastar energía para compensar las pérdidas de calor ya que, a medida que la casa se enfría, estas se reducen. Lo recomendable es apagar la calefacción durante las horas de sueño o cuando no haya nadie en casa. Recurrir a termostatos programables asegura encontrar el hogar a la temperatura perfecta cuando estamos en casa. Es una manera eficiente de contribuir en el cuidado del medio ambiente y a reducir el consumo.

VERDAD Una gran parte de la climatización del hogar se pierde por muros y techos
4/7

VERDAD Una gran parte de la climatización del hogar se pierde por muros y techos

La pérdida de climatización en un hogar no es exclusiva de puertas y ventanas. Los muros, los techos o los suelos también son puntos críticos. Por eso, en aras de un mayor ahorro energético, es recomendable que apostemos por el aislamiento térmico de fachadas para reducir un 70 % las fugas de aire.

MITO El aislamiento térmico es menos necesario con el calentamiento global
5/7

MITO El aislamiento térmico es menos necesario con el calentamiento global

El calentamiento global no se traduce en un incremento placentero de las temperaturas. Lo que representa es una inestabilidad creciente en el clima, tanto en invierno como en verano. Por lo tanto, el aislamiento térmico será cada vez más necesario para conseguir un uso eficiente de la energía.

VERDAD Usar soluciones eficientes en el aislamiento de los edificios repercute en bienestar
6/7

VERDAD Usar soluciones eficientes en el aislamiento de los edificios repercute en bienestar

Las ventajas de los materiales sostenibles en la edificación van más allá del ahorro económico. El estado de las casas tiene que ver con la preservación de la salud y la calidad de vida de sus ocupantes. En este sentido, la lana de roca contribuye a reducir los niveles de ruido y mantiene una temperatura óptima en el espacio y, además, mejora la calidad de vida de los ciudadanos.

MITO Se debe rehabilitar el edificio completo
7/7

MITO Se debe rehabilitar el edificio completo

Algunos propietarios no creen que su piso pueda ser eficiente energéticamente sin la rehabilitación total de la finca. Esto es falso, ya que se puede rehabilitar un solo apartamento con un aislamiento por el interior, dotando al inmueble de prestaciones térmicas y acústicas que garantizaran el confort total en la estancia. La inversión inicial en materiales aislantes sostenibles es mínima, pero a largo plazo, reducen la factura eléctrica. Los particulares deben de hacer un balance entre la cantidad invertida y los costes ahorrados a lo largo de la vida útil del edificio.