Uno de los últimos proyectos de Culto Interior Design, liderado por Daniel Rotmensch e Irene Blanco, es el llamado ‘Mini Apartamento en la Ciudad’, un proyecto de reforma completa de un piso de 42 metros cuadrados en pleno ensanche de Barcelona.

Desde el estudio de interiorismo cuentan que el primer paso es aceptar, sin complejos, el tamaño con el que se cuenta para poder sacarle el máximo partido. En este caso, nos encontramos ante un piso pequeño y de formato alargado en una finca centenaria, totalmente compartimentado y repleto de espacios y estancias pequeños y muy apretados que restaban espacio y amplitud a un conjunto ya de por sí reducido.

¿El objetivo? Llevar a cabo una reforma en la que se lograra un piso compacto, adaptado a las necesidades de la vida urbana contemporánea en una ciudad cosmopolita como es la capital catalana. Se buscaba, así, un piso totalmente equipado, sin excesos, pero sin olvidar nada.

Inspiración marítima

Debido a las dimensiones y a la necesidad de aprovechar bien los espacios, la fuente de inspiración de este proyecto es claramente un barco, también a nivel estético.

En este sentido, se utilizaron recursos náuticos para darle ese carácter al conjunto de la vivienda, utilizando predominantemente los tonos azul marino combinados con madera tanto en la cocina como en los techos y el módulo central, que combinaban con los textiles rayados y tejidos naturales para las alfombras y cortinas o las salidas de ventilación circulando, simulando ser las ventanas de los camarotes.

Estrategias para ganar espacio
1/4

Estrategias para ganar espacio

Así, y sobre la estructura alargada de medidas reducidas y con puntos de luz natural solo en los extremos de la que se partía, se optó por colocar, en la zona central, un cubículo donde alojar un baño amplio con lavandería y zona de almacenaje. Para lograr más espacio en la zona de la entrada, se redondeó una de sus esquinas.

Fotografía: Elton Rocha

Distribución
2/4

Distribución

En el extremo exterior de la pieza central, por otro lado, se colocó la cocina, totalmente equipada y ubicada en la zona más luminosa del apartamento, donde también se encuentra el salón comedor.

La cocina es de Culto, mientras que las griferías son modelo ‘Sally’ de la marca belga RVB. A lo largo del módulo se potenció la sensación de bloque, pintándolo del mismo color que los muebles, e integrando la puerta del baño totalmente en la pared. Al otro lado del módulo, queda el dormitorio.

Fotografía: Elton Rocha

Decoración
3/4

Decoración

Las piezas que decoran el pequeño piso son sencillas y elegantes a la vez que con mucho carácter. Son algunos ejemplos las lámparas ‘Bola Disc’ de Pablo Design, que se encuentran en la entrada y en el salón, y que juegan con la repetición de esferas en la zona del salón al complementarse con un aplique de pared vintage comprado en un mercadillo.

Por otro lado, el sofá de estilo clásico con estructura de madera es el modelo ‘Boomerang’ de Wendelbo, en color mostaza para aportar calidez a la estancia y, a su vez, contrastar con el azul oscuro presentes en el techo y la cocina.

Fotografía: Elton Rocha

Dormitorio y baño
4/4

Dormitorio y baño

Finalmente, el dormitorio está compuesto por un somier abatible, el taburete ‘Angui’ de AYTM, una butaca restaurada de los años sesenta y comprada en una tienda de antigüedades, una cómoda ‘BOX’ de Xam y una barra hecha a medida para la ropa.

En el caso del baño, el mueble es de Codis y los grifos, de nuevo, de RVB. 

Fotografía: Elton Rocha