El verano tiene mucho de paz, de largas veladas sobre una mesa en la que rebosan deliciosos entrantes. Un espacio que compartimos con amigos y familiares, y que muchas personas tratan de preparar con cuidado y estilo para que el encuentro sea lo más agradable posible. No solo se trata de una comida o una cena rápida y sin profundidad, sino de crear el ambiente necesario para que todos los comensales puedan levantarse satisfechos, tanto por dentro como por fuera, al percibir el encanto de una mesa ideada con el mejor diseño. 

El interiorista Raúl Martins sabe muy bien que la atmósfera de una mesa también puede crearse en función de los elementos y la disposición que estos adquieren en el espacio. Es por ello que, desde hace dos años, colabora con la firma Knight Frank y Vista Alegre en su habitual 'Las mesas de Raúl Martins', un trabajo que va cambiando según la época del año y cuyo propósito es vincular la mesa a una estación, trayendo hasta ella todo el sentido y el carácter de ese periodo.

La selección de mobiliario, el colorido y el aire que respire el sitio son elementos determinantes en la intervención de las mesas, las cuales vibran por sí solas tras el efecto Martins.

"Mesa de Verano" de Raúl Martins para KnightFrank y Vista Alegre

Para esta edición de verano, Raúl Martins ha querido crear una mesa que contara con los mejores diseños de calidad. Además de las firmas Knight Frank y Vista Alegre, el interiorista también ha contando con una selección del mobiliario perteneciente a Findings, la tienda online que él mismo dirige junto a dos socias más y que, en esta caso, colabora ampliando el valor decorativo de la mesa. De hecho, aprovechando que la firma se dedica a vender arte, mobiliario de diseño propio producido en España y objetos con segunda vida o vintage, Martins no ha querido dejar de lado la oportunidad de representar estas tres vertientes en la colaboración. "Findings ha aportado el arte, las sillas que son vintage y de bambú, y la mesa que es de roble blanqueado", explica el interiorista.

El resultado del proyecto es una envidiable mesa de verano muy elegante, con toques desenfadados y coloridos, que apuesta por exaltar los cinco sentidos de sus comensales. Un hecho que no es de extrañar ya que en el centro encontramos los perfumes de Dior Parfums, los cuales, junto a las arreglos florales de Floreale, consiguen embaucar a los allí presentes en una velada reconfortante, fresca y ligera. El plato final, literalmente, lo pone la vajilla en porcelana blanca de Vista Alegre que contrasta con la divertida estampación de Christian Lacroix Maison en una serie que juega con el color como elemento principal.

Os dejamos ahora con una selección de imágenes de esta mesa de verano, junto a la descripición del diseño y la decoración a cargo del interiorista Raúl Martins, para quien "es fundamental trasladar el verano a través del color, de las flores o de la vajilla"

 Los tonos naturales, contamos con la colaboración de Findings, que ha aportado el arte, las sillas, que son vintage y de bambú y la mesa que es de roble blanqueado. Al final son tonos muy sencillos para mezclar con otras cosas porque aportan poca información, son fáciles.

El arreglo floral: protagonista a todo color
1/7

El arreglo floral: protagonista a todo color

"Como es una mesa de verano, es muy importante el espíritu fresco que tiene que tener", explica el interiorista Raúl Martins. El colorido de las flores ha sido un elemento muy importante que aporta una nota de color en medio de un ambiente muy neutro. De esta manera, el arreglo florar es el principal protagonista frente a los tonos naturales y envolventes del mobiliario, el suelo y los objetos de barro que están, así como los colores blancos de la propia arquitectura; el rodapié, las paredes, el techo, los cuadros.

"Sobre esa gama de tonos cálidos las flores tendrían mucho protagonismo. Respecto a la composición, hay un juego de alturas en las flores; las más bajas se colocan al principio y las más altas en el centro para que haya movimiento y esa sensación de montaña, de naturaleza viva, que huye de lo plano", confirma Martins.

Otro de los rasgos característicos de estos arreglos florales es la profusión de flores, las cuales representan "esa naturaleza desbocada del calor, en la que todas las flores ya están en su momento más álgido". Un conjunto que evita los formalismos para adquirir un sentido "descontextualizado", según el interiorista.

Fotografía: Fhe.es

Realización: Paloma Pacheco Turnes.

Manteles individuales: la ruptura con la rigidez
2/7

Manteles individuales: la ruptura con la rigidez

En el diseño y la decoración de esta mesa, cabe destacar la decisión de no poner mantel largo. "Lo estuve sopesando y me parecía que era más informal para el verano poner manteles individuales, que le quitaban un poco de rigidez a la mesa". Una opción mucho más dinámica que viene acompañada por la elección de unas sillas y una mesa vintage de Findings de las que podemos observar sus patas perfectamente al no haber mantel.

Fotografía: Fhe.es

Vajilla en porcelona de Vista Alegre
3/7

Vajilla en porcelona de Vista Alegre

Además de destacar las flores, la propia vajilla tiene también su añadido floral en el dibujo y en la estampación, al despuntar sobre esos pequeños manteles blancos de lino 100%. "Para la elección de las vajillas hay un aspecto muy importante, y es el hecho de que me encanta mezclar. Desde Vista Alegre me dan carta libre de hacer lo que yo quiera. Reconozco que esa parte me divierte", confiesa el interiorista.

En esta mesa de verano toda la porcelana es de Vista Alegre, desde el plato de presentación; hasta el plato llano, el plato de respeto, la sopera individual, las copas, vaso y la cubertería.

Fotografía: Fhe.es

Porcelana estampada de Christian Lacroix Maison
4/7

Porcelana estampada de Christian Lacroix Maison

Debido al interés de Raúl Martins por combinar diferentes elementos, en esta mesa se han incorporado tres vajillas distintas. "Hay unas que son blancas y que tienen ese dibujo de picos, muy propio de Portugal, también presente en la cubertería y las copas", confirma.

La base blanca de la porcelana es muy importante para luego añadir la porcelana estampada de Christian Lacroix Maison para Vista Alegre. "Es interesante esa mezcla porque al final sobre una base muy blanca se potencian mucho los colores de la estampación de Lacroix. Además, tiene cosas curiosas la vajilla, como ese toque casi gamberro", comenta Martins. De hecho, si nos fijamos bien, podemos observar en ella desde un cactus hasta una maceta, una flor, una mariposa, una abeja, etc. El dorado toma también el protagonismo en una vajilla que, como indica el interiorista, "es muy de ver y disfrutar".

"Las pequeñas soperas no son de la misma serie, son un poco más formales, y funcionan muy bien porque el color es parecido. Además, todo este colorido lo hemos llevado a las flores de la mesa, que es lo realmente bonito". La cubertería tiene el punto decorativo de los picos mencionados, que es tan propio de la decoración portuguesa y que también encontramos en las copas: otro clásico de Vista Alegre. Las copas y el vaso aportan el toque de color y la desformalidad de no poner copa de agua, sino que sea un vaso. "Todo ello ayuda a que la composición no sea sumamente vestida", reflexiona el interiorista.

Fotografía: Fhe.es

 

Una exaltación a los cinco sentidos
5/7

Una exaltación a los cinco sentidos

En esta mesa todo gira en torno a los cinco sentidos. Una exaltación que para Martins cobra sentido a través de los detalles: "el tacto desde cómo toco un cubierto que está frío o la servilleta que tiene mucho almidón, aquí todo cuenta". Por ejemplo, especial atención merece también el olfato, el cual queda resaltado a través de la selección de perfumes de Dior.

"Escogimos cuatro olores para cuatro comensales, los cuales tenían que ser frescos, muy veraniegos, una mezcla entre unos más femeninos y otros más masculinos...". Respecto al oído, uno solo debe cerrar los ojos e imaginar que suena una música agradable, suave y envolvente. ¿Las vistas? No cabe duda de que queda exaltada gracias a las flores, la vajilla y el resto de elementos que destacan en esta propuesta. Por último, el gusto en el paladar queda más que definido con los sabores que irán llenado platos y soperas.

Fotografía: Fhe.es

Una arquitectura limpia y sin excesos
6/7

Una arquitectura limpia y sin excesos

El edificio en el que se ha diseñado esta mesa de verano cuenta con una arquitectura muy cuidada de Nieto Sobejano. De hecho, fue el propio Martins quien, bajo el encargo de Knight Frank, se encargó de hacer todas las zonas comunes; el gimnasio, un salón espectacular para los vecinos, las terrazas del ático y el portal.

"La arquitectura tiene elementos muy cuidados. El rodapié está enrasado en la pared, no sobresale. Una arquitectura muy limpia. No hay excesos de moldura, los colores son muy neutros tanto en las maderas de la casa como en los armarios, los suelos e incluso los lavabos. Además, hay muchos toques de madera lavada que son muy bonitos", añade el interiorista.

Fotografía: Fhe.es

El arte un elemento imprescindible
7/7

El arte un elemento imprescindible

El arte es siempre un elemento fundamental en el diseño y la decoración que corre a cargo de Raúl Martins, incluso en las propuestas que hace para las mesas de estaciones. En esta propuesta de verano, Findings aportó esta colaboración con un artista que está en la cartera de la tienda. "Le hicimos el encargo de que hiciera una pieza muy neutra, que funcionara muy bien en blancos, al que se le iba a poner un marco muy natural y que tuviera algún elemento vegetal, pero que no fuera muy excesivo", explica el interiorista.

Fotografía: Fhe.es