Con los días de frío y aproximándonos cada vez más al invierno, no hay nada más apetecible que una taza de té caliente para reconfortarnos. Incluir esta bebida a nuestra rutina diaria nos proporciona múltiples beneficios para nuestra salud, además de ayudarnos a combatir las bajas temperaturas entrando en calor. El té de hierbas se puede hacer de hojas, de flores, de semillas e incluso de raíces de hierbas, ya que ya sea con hojas recién recogidas o secas, se pueden almacenar durante la temporada baja. Pero la forma más fácil de disfrutar de estas hierbas para hacerte un té sea cultivarlas en tu propia casa.

Consejos para el cultivo de las hierbas de té

Para poder tener una buena cosecha de hierbas de té en tu jardín, ten en cuenta los siguientes consejos básicos:

  • Cosecha temprano cada día, después de que el rocío se haya secado pero mientras las hierbas todavía están exuberantes gracias al frescor de la mañana.
  • La mayoría de hierbas fresas están en su pico justo antes de que florezcan. Sin embargo, muchas de estas hierbas tienen flores comestibles que además de dar un gran sabor al té, también le añadirán belleza.
  • Intenta no romper ni aplastar las hierbas hasta que estén listas para usarlas. Es la mejor forma de no perder los aceites esenciales que dan tanto sabor al té.
  • Cosecha las hierbas tiernas al final de la temporada, una vez que se pronostica una helada, puedes secar las hierbas y los tés para almacenar en invierno o para el consumo como condimentos.

Ahora que ya conoces los principales trucos para cultivar hierbas en tu casa, descubre las 10 mejores plantas para cultivar este invierno y poder preparar aromáticos y saludables tés a tu medida.

Menta
1/10

Menta

La menta es la hierba más popular entre los amantes de té de hierbas, y también es una de las plantas más fáciles de crecer. El té de menta ayuda con trastornos digestivos, dolor abdominal y calambres estomacales y es muy refrescante en sabor. La menta es una planta invasiva y resistente, se recomienda plantarla en macetas o contenedores para tenerla bajo control. Crece en suelo húmedo en pleno sol parcial.

Melisa
2/10

Melisa

La Melisa es una planta muy similar a la menta, pero tiene un sabor distintivo de limón. Da sabor a infusiones de hierbas y helados, y es una planta aromática útil en la cocina. La Melisa crece bien en suelo seco y media sombra. Si está en exterior, muere en invierno, pero vuelve a crecer en primavera. Al igual que la menta es una planta muy invasiva, por lo cual se recomienda cultivarla en maceta o contenedores.

Romero
3/10

Romero

El té de romero mejora la digestión y promueve la función cognitiva. Además, actúa como antioxidante, protegiendo el cuerpo de las enfermedades del corazón y el cáncer. El romero crece bien a pleno sol y en un suelo bien drenado.

Lavanda
4/10

Lavanda

Tal vez nunca has pensado en hacer té de lavanda, pero su sabor floral es increíble. Una deliciosa taza de té de flores de lavanda es dulce y fragante de sabor. Es perfecto para calmar tu mente, recomendado sobre todo para reducir la tensión y aliviar el dolor de cabeza. La lavanda crece bien a pleno sol, en un suelo bien drenado.

Jengibre
5/10

Jengibre

El té de jengibre es muy popular, especialmente en el sur y el este de Asia. Tanto sus raíces como sus hojas se pueden utilizar para hacer té. El uso de té de jengibre es elogiado en las antiguas medicinas chinas y ayurveda, es un antioxidante y contiene propiedades antibacterianas. Cura enfermedades como el resfriado, la gripe, las náuseas, y mejora la digestión y el apetito. Es muy fácil de cultivar, le va bien la media sombra y el suelo húmedo en un lugar al reparo del viento.

Cilantro
6/10

Cilantro

Se suele usar para cocinar, pero el cilantro también es adecuado para hacer infusiones de hierbas. El aroma de su té se asemeja al té de Lady Grey. Entre sus beneficios, se lo utiliza con miel para calmar la acidez. También elimina las toxinas del cuerpo y mejora la digestión. Crece en el sol pleno y la media sombra. El cilantro crece como hierba anual en casi cualquier clima.

Jazmín
7/10

Jazmín

Este es un té con agregado de flores de jazmín. Las flores de jazmín se recolectan frescas de la planta, se dejan secar y luego se mezclan con hebras de té verde o blanco. Como resultado se obtiene un té perfumado.  Este té es muy famoso en China, donde se prepara desde hace unos 800 años.

 

Manzanilla
8/10

Manzanilla

Esta planta cuya flor parece una pequeña margarita y que huele ligeramente afrutado como una manzana, es una hierba medicinal muy útil. Se utiliza tradicionalmente para inducir la calma y el sueño. Puedes preparar su té con sus pequeñas flores blancas y amarillas. A la manzanilla le gusta el suelo arenoso, mucho sol y necesita mucha agua durante el verano.

Tomillo
9/10

Tomillo

El tomillo es un ingrediente eficaz para problemas de estómago y dolor de garganta. Utiliza sus hojas para preparar el té, y si hay flores, añádelas también. El tomillo crece bien a pleno sol, pero también tolera la media sombra y es una hierba ideal para cultivar por requerir poco mantenimiento.

Albahaca
10/10

Albahaca

La albahaca es una planta aromática muy popular en la cocina, sobre todo en la mediterránea, aunque también es una hierba ideal para preparar infusiones. La infusión de albahaca es aliviadora del estrés y, si se utiliza con miel y jengibre, ayuda en el asma y la tos, el frío y la gripe. El consumo de té de albahaca reduce el nivel de azúcar en la sangre y ayuda en las enfermedades del corazón. La albahaca crece bien en climas cálidos por encima de los 20 grados.