Hace pocos días que el verano ha llegado a su fin y ha empezado tímidamente el otoño. Las temperaturas aún no han cambiado en exceso, pero a medida que pase el tiempo algunas plantas de verano pueden marchitarse, por eso es hora de que te avances y busques sustitutas. Debes saber cuáles son las mejores plantas de otoño, para que crezcan bien y no sufran las condiciones meteorológicas adversas, en caso de tener jardín..

No hace falta esperar a la primavera para disfrutar de un espectáculo de colores. Aunque en otoño gran parte de las hojas se caen, hay plantas que nos darán colorido al jardín o la casa hasta bien entrado invierno, evitando los colores naranjas y amarronados a los que nos tiene acostumbrada la última estación del año. Te dejamos una lista de estos magníficos ejemplares que darán vida a tu hogar.

Hortensia
1/9

Hortensia

Es una planta que necesita humedad, abundantes lluvias y no tolera demasiado el calor. Por eso es ideal para el otoño, cuando más llueve y las altas temperaturas desaparecen. Durante estos meses los días son más cortos, pero las hortensias solo necesitan dos horas de luz al día. La mayor diversidad de especies se encuentra en las zonas de China, Japón y Corea.

Violas o pensamientos
2/9

Violas o pensamientos

Son buenas plantas de exterior para esta época porque aguantan muy bien las condiciones meteorológicas. Su floración comienza en otoño y dura durante todo el invierno hasta el final de esta estación, aunque pueden florecer durante todo el año si se mantiene la tierra húmeda y les da el sol. Con la subida de las temperaturas, la planta comienza a decaer. Las violas destacan por sus tonos violeta intenso. 

Crisantemo
3/9

Crisantemo

Es una planta de origen asiático, sin embargo, se ha extendido por gran parte del mundo. Aunque se pueden cultivar dentro de casa, también son recomendables para el jardín. Se adaptan mejor a las temperaturas frescas que a las cálidas, por eso el otoño es una buena época.

Margarita Aster
4/9

Margarita Aster

Se la considera la margarita de otoño y, sin duda, es una de las protagonistas de esta época del año. El Aster no exige grandes cuidados, ni pide un suelo rico ni tendremos que preocuparnos por el riego, con uno a la semana es suficiente. Tan solo tendremos que ser cuidadosos con dos aspectos: exige un buen drenaje y hay que ayudarla con abono durante los meses de frío para llevar mejor las bajas temperaturas.

Hibisco
5/9

Hibisco

Es una conocida planta que sirve como remedio para mejorar la salud. Aguanta muy bien tanto en lugares cerrados como en el exterior, y la floración dura hasta bien entrado el otoño. Es sensible a las sequías, por eso otoño es una buena estación para este tipo de plantas. Hay que regarlas de forma frecuente en los días más calurosos, aunque en invierno no necesita tanta agua.

Dalias
6/9

Dalias

Son plantas originarias de México que resisten bien a las bajas temperaturas. Sin embargo, sufren mucho el calor del verano y necesitan muchos cuidados para sobrevivir. Se pueden encontrar de numerosas formas y colores, pero las más conocidas son la dalia negra y la roja.

Ciclamen
7/9

Ciclamen

El ciclamen, artanita o “pan de puerco”, es una planta bulbosa que también resiste a la perfección las bajas temperaturas del otoño e invierno decorándolo con la belleza de su floración. Los puntos fundamentales para cultivarlo con éxito son evitar las corrientes de aire, tener un buen nivel de humedad y la luz, pero nunca directa.

Flor cónica
8/9

Flor cónica

Estas flores necesitan de los rayos de sol y a mediados del otoño es una buena época para cultivar. En algunos casos pueden llegar a crecer hasta un metro de alto. Es por estos motivos que la flor cónica es mejor que esté en un jardín que no en el interior de la casa.

Col ornamental
9/9

Col ornamental

Su parecido con las coles del huerto es asombroso, pero no tienen nada que ver. Las coles ornamentales no son comestibles, pero sirven para dar colorido al ambiente. Si quieres que crezcan sanas, es recomendable cultivarlas en los meses de octubre y noviembre, y elegirlas de un tamaño pequeño, con vistas a que crezcan ya en su lugar definitivo de plantación. Con tonos blancos y verdosos, se caracterizan por su follaje rizado.