De entre las muchas cosas que podríamos decir, la atemporalidad y el empleo de los materiales nobles caracterizan sin duda los proyectos de José Arroyo. El reputado interiorista vasco, responsable de joyas del diseño del mundo de la restauración como el restaurante asiático Misska, el Café Saigon de Madrid o el Oishii Thai Restaurante de Bilbao, también firma grandes proyectos de viviendas como esta, a las que aporta su inconfundible toque de elegancia y exclusividad.

La que os presentamos hoy, situada en el barrio del Ensanche de Bilbao, es un buen ejemplo del savoir faire de este interiorista, que consiguió la segunda posición en el programa Masters de la Reforma, y que sigue sorprendiéndonos con cada nueva propuesta que le descubrimos.

Partiendo de una superficie de 130 m2, la vivienda se sitúa en un edificio con mucha historia, que se ha conseguido plasmar y mantener en los acabados de la reforma, dando paso a una casa muy poco convencional diseñada a medida para las necesidades de una familia de tres personas.

El sueño de los propietarios era conseguir un nuevo piso con espacios muy amplios, con mucha luz natural y con más sensación de fluidez

El sueño de los propietarios era conseguir un nuevo piso con espacios muy amplios, con mucha luz natural y con más sensación de fluidez. Algo que Arroyo consiguió creando un gran espacio en una sola planta en la que las estancias se crearon de modo abierto con el fin de que la iluminación llegara a todos los rincones, a través de dos grandes ventanales miradores que transmiten una espectacular luz natural, especialmente al salón y al dormitorio principal.

Compuesta por un gran salón, en el que se han integrado la cocina y el office-comedor, tres dormitorios y dos baños, la reforma de la vivienda armoniza a la perfección el legado histórico del edificio con el diseño más moderno y rompedor, que incluye también destacadas piezas de arte.

 

Materiales originales para mantener la esencia del edificio

La escayola derruida, el ladrillo o el hormigón propios del edificio se han puesto en gran valor como materiales utilizados, que han quedado visibles en distintas partes de la vivienda, y que han sido complementados también con la integración de hierro como elemento de refuerzo.

Fiel a su predilección hacia los materiales nobles, Arroyo utilizó parquet de marquetería hecho a mano con madera de roble para el suelo, formando losetas cuadradas en forma de espiga.

En cuanto al color, el interiorista optó por utilizar el mismo tono en las pinturas de los techos y de las paredes, así como en las puertas y los rodapiés, con el fin de conseguir un efecto de fundido que permite destacar toda la línea de mobiliario. Y, precisamente, los muebles dispuestos son una mezcla entre los que ya formaban parte de la antigua propiedad y algunos escogidos minuciosamente en rastros, tiendas y anticuarios, creando un conjunto elegante y muy exclusivo, con grandes contrastes. Así, aunque el predominio cromático es de blancos y colores tierra, también destacan elementos como las sillas del comedor, de terciopelo en rosa empolvado, o los taburetes de piel de la cocina abierta.

Finalmente, el capítulo de la iluminación se ha resuelto mediante varias lámparas al techo, complementadas con luminarias puntuales que son las que verdaderamente aportan calidez a cada punto de las diferentes escenas.

Office comedor con vistas maravillosas
1/8

Office comedor con vistas maravillosas

Con una destacada galería mirador, con gran iluminación y unas maravillosas vistas hacia el centro de Bilbao, los muebles que forman parte del office-comedor han sido elegidos pieza a pieza en diferentes puntos de venta.

En cuanto a la mesa, se cambió la tapa por una de vidrio, destinando la original para crear la puerta corredera del dormitorio principal.

Un gran salón noble
2/8

Un gran salón noble

Se trata de la principal estancia de la vivienda en la que se encuentran integrados la cocina y el office-comedor y cuyo techo se ha mantenido como elemento importante, que contrasta con otros materiales, formas y texturas.

Por ejemplo, el aparador donde se sitúa la televisión, que ha sido restaurado, y que se sitúa más próximo al estilo nórdico, o los sofás, las mesas centrales, las mesitas complementarias o las estanterías de Hanbel. Todo ello, acompasado por pinturas y cuadros de un artista del País Vasco.

Una cocina abierta y fluidamente integrada
3/8

Una cocina abierta y fluidamente integrada

La cocina está situada dentro de una urna, una estructura metálica con vidrio, que hace que su pequeño tamaño no importe porque está abierta al salón-comedor. Así se ahorra espacio en la cocina optimizando al máximo los huecos.

El techo semiderruido
4/8

El techo semiderruido

Único e irrepetible, se ha respetado el cielo raso semiderruido, que destaca como gran elemento decorativo del salón.

Puerta corredera hacia el dormitorio principal
5/8

Puerta corredera hacia el dormitorio principal

Construida a partir de la madera que formaba parte originalmente de la mesa del comedor, de Hanbel.

Dormitorios abiertos
6/8

Dormitorios abiertos

El dormitorio principal de la vivienda cuenta con una zona de vestidor en la entrada y un espectacular baño abierto de estilo griego, que deja a la bañera integrada en la zona del dormitorio, creando un interesante diálogo entre los dos espacios.

Baño principal de estilo griego
7/8

Baño principal de estilo griego

El baño de estilo griego clásico está diseñado con una composición en la que se mezclan cerámica y piezas de mármol generando una cenefa. El objetivo es utilizar el mismo sistema de mosaicos que se utilizaba en la Antigua Grecia, pero en esta ocasión se configura con materiales modernos.

En la grifería, se rompe la estética a través del uso del negro, que rejuvenece el conjunto y adelanta la época del estilo. En los lavabos, en cambio, se utilizan elementos nobles sacados de la piedra marmolada directamente de la cantera y hecha la forma cóncava para su utilidad de lavabo.

Finalmente, en el interior de la ducha se ha introducido un cuadro, algo poco habitual, para romper con la formalidad del espacio.

Un recibidor muy arty
8/8

Un recibidor muy arty

Las piezas de arte también tienen un destacado papel en la reforma de esta vivienda, aportando una buena dosis de frescura y dinamismo.