Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Después de una larga búsqueda en el noroeste de Mallorca, encontramos Finca Rosa, que adquirimos y remodelamos como una ‘casa en el sur’ para nuestra familia y amigos. Nos fascinó su ubicación, entre Artà y Son Servera, en una ladera con vistas al entorno rural y al mar, una combinación ideal: era exactamente lo que estábamos buscando”, asegura la arquitecta e interiorista berlinesa Britta Horstmann-Krause, propietaria y autora del proyecto de la vivienda, de la mano de LF91 Interior Design, como Project Manager.

El edificio existente, que necesitaba una gran renovación, tenía un potencial indudable que enamoró a Britta y disparó su imaginación. Y no era para menos. La masía fue construida en 1988 por un matrimonio mallorquín que, tras una larga estancia en Centroamérica, incorporó las influencias estilísticas de allí a la planificación. Esto es particularmente evidente en el diseño de patios individuales en diferentes niveles de la casa. Además, la edificación consta de tres estructuras conectadas: el edificio principal es de dos plantas, los otros dos de una. Las secciones de la vivienda encierran un patio abierto en la parte posterior, que se abre a un pinar. En el lado del mar, la casa cuenta con amplias terrazas que ofrecen una vista fantástica: todos los salones y dormitorios tienen una propia.

“El concepto de diseño es el de preservar la estructura original del edificio al tiempo que se enfatiza la ligereza de las habitaciones inundadas de luz. El objetivo era crear una casa de vacaciones minimalista, mediterránea, espaciosa y luminosa para la familia y sus invitados”

El concepto de diseño para la renovación consistió en preservar la estructura original al tiempo que se enfatizaba la ligereza de las habitaciones inundadas de luz. El objetivo era crear una casa de vacaciones minimalista, mediterránea, espaciosa y luminosa para la familia y sus invitados, algo que se logró con varias intervenciones en las que se crearon áreas compartidas, oficinas en el hogar y zonas de retiro individuales; por su parte, los interiores fueron completamente rediseñados y en ellos se utilizaron materiales naturales como piedra, alfombras tejidas africanas, baldosas de cemento mallorquín -hidráulica-, pinturas a la cal, acero y elementos de madera antiguos y recién procesados.

LF91SANLLOR14

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

El concepto de color se implementó en tonos british. Por su parte, el diseño de iluminación debía responder a la pasión de la familia por el arte. Con este fin, se desarrolló un concepto lumínico que presenta de manera óptima la colección de arte que posee la familia y mantiene un perfil bajo en términos formales.

En los exteriores, los anteriores propietarios habían plantado algunos cipreses ahora muy grandes, higueras y olivos viejos, que fueron protegidos durante las obras de construcción e integrados en un nuevo diseño con plantas autóctonas. Y se añadió una generosa piscina integrada en esa topografía natural. Terrazas de madera, algunas con pérgolas sombreadas, la rodean y ofrecen una amplia vista del mar y el paisaje montañoso. El resultado de las áreas exteriores es un jardín homogéneo, obra de LF91 Interior Design, muy especial y poético. Una delicia.

Un hogar mediterráneo

Britta Horstmann-Krause pone el foco de su trabajo en el diseño y la planificación de estancias y contextos espaciales desde un punto de vista estético y funcional. Esto incluye la planificación y el diseño con luz y color y la selección de materiales y objetos adecuados. “Asumo todos los servicios de arquitectura, desde el diseño hasta la implementación, total o parcialmente, y me ajusto a las necesidades del cliente para crear viviendas en las que vivir y ser feliz”, asegura la arquitecta berlinesa. Algo que, en este caso, ha redundado en un hogar natural, de aire mediterráneo con ciertas notas indianas, una finca de arquitectura minimal e interiores llenos de luz. Un placer para disfrutar con la familia y amigos.

Exteriores de ensueño
1/11

Exteriores de ensueño

Un paisajismo cuidando hasta el mínimo detalle realizado por LF91 Interior Design. Este se complementa con tumbonas de la firma Weishäupl con un diseño muy actual.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Reminiscencias indianas
2/11

Reminiscencias indianas

En el salón de influencia mallorquina con las paredes lacadas encontramos un sofá de B&B Italia completado con cojines de Maison de Vacances y Tine K Home, adquiridos en Organic Studio. A su alrededor, butacas de Carl Hansen & Søn. La mesa de café ha sido adquirida por la propietaria en un anticuario, a un lado lámpara de Marset. Sobre la chimenea, cuadro del artista mallorquín Joan Bennàssar.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Vistas desde el exterior
3/11

Vistas desde el exterior

En sombra y con porticones, el salón se abre al jardín a través de un ‘porche’ de cañizos. Desde ahí, destacan los candelabros de madera sobre la mesa de café, recuperados de un anticuario.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Hall
4/11

Hall

En clave minimalista, silla antigua de la propietaria. Alfombra de Tine K Home. Cuadros del artista Detlef Baltrock.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Cocina
5/11

Cocina

Con el mismo lacado blanco característico que el salón, en la luminosa cocina encontramos una cesta de papel de Best.Before, adquirida en Organic Studio. Lámparas de pared de Tolomeo, de Artemide. Las tablas de madera de HKLiving, adquiridas en Organic Studio.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Comedor
6/11

Comedor

En este encontramos mesa y sillas de Vitra. A un lado, lámpara de pie de Marset y los jarrones de mesa son de HM.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Baño
7/11

Baño

Donde imperan los elementos naturales. Escalera de bambú de Let’s Pause. Jabones de Meraki.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Dormitorio principal
8/11

Dormitorio principal

Los textiles de cama son de Maison de Vacances y Organic Studio, adquiridos en Organic Studio. En mitad del amplio dormitorio, lámpara colgante antigua recuperada por la propietaria. Cuadro del artista mallorquín Joan Bennàssar.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Comer en sombra
9/11

Comer en sombra

La opción perfecta en un espacio exterior. Si quieres darle un aire rústico muy actual, apuesta por techos de cañizo y trepadoras que le aporten una nota de color.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Un salón outdoor
10/11

Un salón outdoor

Con materiales naturales y resistentes a la intemperie. Elige suelos acordes al exterior y dísela espacios cobijados bajo la sombra.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes

Disponer de buenas vistas
11/11

Disponer de buenas vistas

Para crear espacios de relax, en los que descansar y disfrutar del paisaje, como este caso; una cama con dosel y cobertura para lograr sombra es todo lo que necesitas.

Realización: Andrea Pussin. Fotos: Mauricio Fuertes