Ikea ha decidido confiar en uno de los diseñadores de mayor tendencia del momento, Virgil Abloh, para crear su nueva colección que introduce una nota irónica en las líneas funcionales y pragmáticas del diseño que suele presentar el gigante sueco, y que está especialmente pensada para cautivar a los jóvenes de la generación milenial. Esta nueva colaboración ha sido bautizada bajo el nombre de MARKERAD (que en sueco quiere decir “seleccionado”) y el diseño de sus piezas es fruto de una ambición por trasladar el arte a los objetos más cotidianos.

Unas piezas que establecen un diálogo actual entre funcionalidad y practicidad, cuyo marcado tono minimalista y aspecto básico han servido como punto de partida al que el conocido artista ha añadido las típicas referencias artísticas y elementos deconstructivos más icónicos de su estilo.

Colección limitada MARKERAD

La puesta en marcha de esta nueva apuesta por el diseño milenial surge de un proceso creativo conjunto que llevaron a cabo Virgil Abloh y Henrik Most, director creativo de Ikea. Basándose en la experiencia de personas reales, ambos creativos investigaron a fondo sobre el estilo de vida de los jóvenes de hoy, de las necesidades que les surgen en el momento de lanzarse a vivir solos por primera vez.

Según ha explicado el propio Virgil, esta colaboración con Ikea supone uno de los proyectos más rigurosos en los que ha participado. “Son muy pocas las ocasiones en una carrera profesional del diseño en las que puedes trabajar con lo mejor su clase, y mi concepto de diseño resuena con los principios de diseño democrático de Ikea; con la idea de que se puede ofrecer un gran diseño a las masas”.

Sin embargo, esta forma de aventurarse en el mundo del diseño de interiores a día de hoy no le es del todo desconocida: el año pasado ya diseñó una serie de alfombras para Ikea como adelanto de la colección Makerad. Cuatro modelos cuyas existencias no duraron ni 48 horas. Por otro lado, Virgil también ha participado recientemente en una instalación para Vitra, la popular firma suiza de mobiliario, que bajo el nombre de Twentythirtyfive, ofrecía una reflexión sobre la relación de los adolescentes con el mobiliario.

Colección limitada MARKEARD de Ikea

El magnetismo de un artista 360º

El irresistible magnetismo de Virgil Abloh fue precisamente lo que cautivó al gigante sueco: “El ethos de la colección es añadir una cualidad artística a artículos anónimos. De la misma manera que puedes colgar una obra de arte en la pared, esa cualidad artística también puede integrarse en objetos como una silla, mesa o alfombra. Ese fue el problema inicial que debía solucionar cuando creé esta colección", comentaba el artista.

Uno de los referentes del imaginario artístico de Virgil yace es sus propuestas tipográficas, que también ha plasmado en la nueva colección de Ikea. Así, por ejemplo, la mítica bolsa Frakta (20 euros) renueva su concepto en una nueva fórmula de papel reforzado y plástico, donde ahora se lee el texto “Sculpture”, a modo de crítica subyacente al panorama artístico actual.  

Lo mismo sucede con las alfombras: en esta ocasión el diseñador nos presenta un par de opciones nada exentas de sarcasmo, una de las cuales emula el césped, mientras que la otra ofrece un mensaje más contundente sobre el consumo de masas. A estos artículos se añaden un diván, una vitrina, y hasta una caja de herramientas, todos ellos fieles a los parámetros del diseño escandinavo, pero la contundencia del carácter milenial.

Virgil Abloh presentando su coleccion