Desde hace ya un tiempo, el baño ha dejado de ser la estancia menos visitada del hogar. Afortunadamente, hemos sabido darle a este espacio la importancia que se merece: la de lugar destinado al cuidado personal pero también al relax y al bienestar en mayúsculas. Y, todo ello, por supuesto, sin renunciar al diseño y a la elegancia.

Como el resto de la casa, el estilo de nuestro baño es también un reflejo de nuestra personalidad, de nuestras preferencias y de nuestras necesidades. Así que la elección acurada del color de las paredes, de las texturas, de los materiales, del mobiliario y de la ubicación de cada elemento es primordial para sentirlo nuestro.

Como ya os hemos ido contando, las tendencias generales de interiores apuntan a una nueva década marcada por el estilo mediterráneo, el regreso hacia lo natural y la creciente armonía entre diseño y tecnología. Y, todo ello, también impacta inevitablemente en el diseño de nuestros baños y de todos los elementos que lo conforman, incluidas las bañeras y las duchas, que siguen rompiendo moldes y marcando tendencia. De hecho, en los últimos escaparates y showrooms de diseño, estamos viendo como las bañeras y las duchas empiezan a integrarse dentro del mismo dormitorio, eliminando las tradicionales paredes y tabiques entre habitación y baño. Así que, si queremos seguir con la nueva tendencia de este espacio al descubierto, resulta esencial encontrar el equilibrio y la armonía de diseño y de formas entre todos los elementos que lo conforman.

En ese sentido, del 3 al 7 de febrero, tendremos la oportunidad de ponernos al día y de disfrutar de primera mano de todas las novedades del sector de la cerámica y del equipamiento de baño en la nueva edición de la feria Cevisama, en Valencia. En la Feria, ya os podemos avanzar que algunas firmas nos sorprenderán con nuevas líneas y propuestas, como SLIM, la nueva familia de mamparas que acaba de lanzar Sanycces, y que ya nos ha enamorado, ya que reúne todas las características que le pedimos a una mampara de alta calidad como máxima seguridad, increíble diseño y alta durabilidad.

Partiendo de su diseño y características, hemos recopilado seis claves para que puedas ver cómo las mamparas, tanto reversibles como fijas, pueden acompañar y realzar el estilo de tu baño, adaptándose con soltura a las últimas tendencias del mercado en diseño de interiores para esta estancia de la casa e incluida su integración dentro del dormitorio. Para hacerlo, olvídate de cortinas o duchas de obra con muro y quédate con una mampara de diseño como las que te proponemos a continuación.

De estilo mediterráneo, de cristal transparente y máxima luminosidad
1/6

De estilo mediterráneo, de cristal transparente y máxima luminosidad

La calidez y frescura que connota este estilo decorativo es incuestionable en cualquier estancia de casa. En el baño, el estilo mediterráneo se traduce en baldosas de cerámica azules, bellos mosaicos, paredes blancas, muebles minimalistas o diseños limpios y poco cargados.

La mampara de la ducha, por supuesto, debería contribuir a reforzar esta sensación de espacio y equilibrio de formas y de luz que reina en todo el baño, siendo de cristal transparente y no interfiriendo en la entrada de luz natural hacia el interior de la ducha.

La familia de mamparas SLIM, de Sanycces, con un espesor de 8mm, es, en ese sentido, una solución ideal.

La mezcla top, lo natural con lo metálico
2/6

La mezcla top, lo natural con lo metálico

El toque natural sigue en pleno auge y nos trae más madera roble en el suelo, en las paredes o incluso en las encimeras del baño. Las cestas o accesorios de mimbre o de acento handmade, las formas más rudas como el mármol o la piedra natural o la presencia de plantas de interior, flores silvestres o de bellas cerámicas en sus múltiples formas son otra manera de inspirar el diseño de nuestro baño en la naturaleza.

¿Y con qué lo mezclamos para conseguir un toque más chic? Con metálicos, ¡por supuesto! Echa un vistazo a la elegancia que aporta la perfilería de la mampara SLIM con aluminio cromado brillante o con aluminio negro mate para acabar de convencerte.

El negro reina
3/6

El negro reina

Lo estamos viendo en todas las estancias de la casa, incluida también la cocina y, como no, el baño. El uso acertado del color negro en el mobiliario y en los elementos decorativos aportará un toque indiscutible de elegancia, de distinción y de vanguardia.

Combínalo, de nuevo, con objetos metalizados, cristales tallados o materiales rústicos como la madera o bien como contrapunto frente a dorados, plateados o blancos.

Fácil de limpiar
4/6

Fácil de limpiar

Esta sí que es una condición sine qua non a la hora de elegir nuestra mampara de cristal para la ducha. El tratamiento antical debería asegurar un fácil mantenimiento de nuestra mampara sin necesidad de tener que limpiarla a diario.

Quédate, por ejemplo, con una mampara que cuente con un sistema de liberación de puertas para facilitar la limpieza en su versión corredera, como la que te mostramos en la fotografía, y lo agradecerás eternamente.

Recuerda: elegancia y estilo sí, ¡pero también comodidad y confort!

De fácil acceso
5/6

De fácil acceso

Ten en cuenta la ubicación que tendrá la ducha en el baño, así como las necesidades especiales que puedas tener como, por ejemplo, si vives con niños pequeños o con personas con movilidad reducida.

Poder entrar y salir fácilmente de la ducha sin dificultad debería centrar también tu decisión de compra para conjugar excelentemente diseño y funcionalidad.

Puerta de entrada a la tecnología de hidromasaje
6/6

Puerta de entrada a la tecnología de hidromasaje

Construir tu propio spa en casa es una decisión de la que no te arrepentirás, créenos… Esta tendencia tan al alza en busca del bienestar en casa y en el baño ha traído a numerosas firmas a explorar novedosas tecnologías de hidromasaje para bañeras y duchas.

Después de un día duro, ¡una ducha caliente con hidromasaje te dejará más que nuevo!