A tan solo unos días de su clausura, Madrid Florece ha cautivado a los cientos de visitantes que han pasado por los jardines del Gran Meliá Palacio de los Duques en la céntrica cuesta de Santo Domingo.

Compuesta por un total de 6.500 flores y plantas, donde podemos contar con 56 especies diferentes de flora natural, este herbolarium obra de Isabel Marías, directora creativa de LOEWE Flores, corona la impertérrita fuente de piedra situada en el corazón del jardín del Palacio. Un concepto que comisaría y produce el prestigioso Festival FLORA junto a Gran Meliá y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza con la idea de sacar el arte a la calle y crear una forma diferente de disfrutar de este. El resultado, Georgina O’Keeffe: The Faraway, una pieza efímera que funciona como una poética explosión de vida y color.  

Esta bellísima obra forma parte del homenaje que se ha querido rendir a Georgina O’Keeffe con motivo de la retrospectiva que el museo Thyssen inauguró el pasado 20 de abril. Además, coincidiendo con Fitur 2021, esta pieza florar no solo se ha proyectado de cara al público local, sino que ha servido de bienvenida a los viajeros que en estos días visitaron la ciudad.

“En referencia al paraíso vital y estético que O’Keeffe halló en los paisajes de Nuevo México, Marías logra fusionar en esta instalación site-specific esa mirada abstracta sobre la naturaleza, creando un paisaje más mental que figurativo a base de orquídeas, calas, claveles o amarilis, entre otras” describen desde FLORA

(c) Festival FLORA.Laura M. Lombardía

Festival FLORA.Laura M. Lombardía

Más allá de las flores

La obra de O’Keeffen, famosa por sus representaciones florales, va más allá de su belleza. Considerada una de las principales figuras de la modernidad estadounidenses, deslumbró en los principales círculos artísticos desde muy temprana edad con obras que sorprendían por la audacia de sus obras abstractas. Hoy en día, su nombre, es de los pocos femeninos asociados a las corrientes vanguardistas de la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos.

Esta muestra, que se podrá visitar en el museo Nacional Thyssen-Bornemisza hasta principios de agosto, sirve como hilo conductor para Madrid Florece y conecta dos facetas de la artista: la de pintora y la de viajera, ya que el viaje era parte fundamental de su proceso artístico.

Un viaje con los cinco sentidos

La propuesta de Gran Meliá va más allá y a la exposición floral se une una experiencia gastronómica inspirada en esta “pionera de la no figuración”. Para ellos, los chefs del Palacio de los Duques han diseñado dos nuevos platos y dos cócteles que reproducen las vivencias y los lugares que Georgina visitó o en los que habitó en algún momento de su vida.

Un modo de conocer la obra de la artista a través del gusto, el olfato o la vista y que nos harán viajar de Nuevo México a Georgia, pasando por Manhattan sin necesidad de salir de Madrid, ahora que nuestra movilidad está tan restringida. El músico y productor cordobés Fernando Vacas, será el encargado de poner la banda sonora, broche final de esta experiencia.

tapa_summerdays_MadridFlorece_PalaciodelosDuques