Un nuevo color neutro y cálido tomará las paredes de nuestros hogares este 2021. Se trata del Madre Tierra y esta vez llega para convertir el interior en un espacio acogedor y reconfortante que nos permite conectar con la naturaleza y las cosas simples. Así es el color del año, una paleta de tonos que evoca estabilidad y crecimiento y que toma el relievo al encantador Classic Blue. ¿Quieres saber más acerca de este color diseñado para empoderarnos?

Unos datos que nos llegan de la mano de Bruguer, que presentó ayer Madre Tierra, el Color del Año 2021. Pero decidir este color no es cualquier cosa, ya que porta consigo un gran trabajo de fondo. El Centro Global de Estética de la compañía -Global Aesthetic Center- se reúne con distintos diseñadores, creativos, arquitectos, alrededor de todo el mundo, para realizar un ejercicio de captación y debatir sobre las principales tendencias actuales que se instalarán en nuestros hogares. 

Y, este año, ¡el resultado es inmejorable! No solo por su color, sino por los valores que representa y cómo se adecúa a un contexto que, como el que vivimos, nos invita a utilizar colores cálidos y suaves que incitan al recogimiento, el confort, el descanso...

 

"Madre Tierra es un color que nos conecta con la naturaleza, diseñado para dotarnos de valor y coraje para afrontar los nuevos desafíos".

 

Tras una minuciosa y exhaustiva investigación de tendencias globales, los expertos afirman que este año necesitamos –más que nunca- sentir el suelo bajo nuestros pies y, por ello, debemos buscar la estabilidad y aferrarnos a las cosas simples que nos rodean, como la conexión con la naturaleza. De esta manera surge este color que se pone a la altura de este año lleno de desafíos, pero trasladándonos a un ambiente que invita a la calma y estabilidad.

“Nuestro hogar es el lugar perfecto para renovar nuestra energía; un espacio donde podemos ser lo suficientemente valientes como para dar los primeros pasos hacia un futuro brillante”, afirma Heleen van Gent, Directora Creativa del Global Aesthetic Center de AkzoNobel. 

Pero ¿cómo se transmite esto en nuestras estancias? Madre Tierra llega en un momento en el que necesitamos una base sólida donde celebrar nuestra individualidad y creatividad. Y, estos tonos, que oscilan entre el marrón, el rojo y el verde, llegan para responder a esta cuestión con tonalidades llenas de fuerza que no buscan ser protagonistas, sino transmitir serenidad.

 

Para ello se han creado cuatro paletas distintas que podemos distinguir en colores expresivos, colores de confianza, colores atemporales y colores Tierra. Todos ellos diseñados bajo el compromiso social, pensados para hogares en los que la home office o el salón pueden pasar a ser uno de los lugares más transitados en tiempos de coronovarius.

Pero, lo más importante es que, todos ellos, son colores que generan confianza para crear un lugar acogedor. Pasamos ahora a conocer las cuatro tonalidades de Madre Tierra que se pueden combinar con una amplia gama de tonalidades, así como materiales como la madera o el mármol.

Paleta 1: colores expresivos
1/4

Paleta 1: colores expresivos

Esta paleta es una sutil combinación de tonalidades rojizas, inspiradas en alentar a las personas para mostrar su mejor versión e incrementar su creatividad. Pero ¿cómo la llevamos a nuestros hogares? Según la interiorista Anna Figueras, estos tonos, que van desde más suaves hasta más intensos, pueden ayudarnos a crear un espacio empoderador en el que desarrollar nuestra imaginación.

Debido a la versatilidad que tienen estos colores rosados y pasteles, los podemos combinar con muchos materiales como el mármol o la madera, ya que encajan a la perfección. 

Paleta 2: colores de confianza
2/4

Paleta 2: colores de confianza

Esta paleta ha sido ideada para transmitir una sensación de apoyo y equilibrio que nos anima a aliarnos para crear cosas extraordinarias. Es una tendencia basada en la solidaridad social, en el valor de conectar y en los movimientos sociales. 

Son colores que evocan a la tierra, al suelo. Una combinación de colores entre grises y marrones, cálidos y neutros, que crean un equilibrio en aquellas estancias en las que los aplicamos. Es ideal para trasladarla al home oficce, al da un efecto de confort acogedor. En definitiva, tonos que se pueden aplicar en cualquier parte de la casa, que generan confianza y que nos brindan el valor para comunicar y colaborar.

 

Paleta 3: colores atemporales
3/4

Paleta 3: colores atemporales

Una paleta que nos recuerda la importancia de valorar el pasado para crear un futuro brillante, a través de tonos inspiradores y, que ha sido creada bajo el lema de "revalorar el pasado", mirar hacia atrás para movernos hacia adelante. Cuando necesitamos un espacio que cuente nuestra propia historia, la respuesta está en los colores atemporales; en aquellos que nos retan a dibujar lo mejor del pasado para construir un futuro más brillante, un espacio en constante evolución.

Este color está compuesto por ocres y amarillos que "representan tanto el pasado como el futuro, lo analógico y lo digital", explica Anna Figueras. Una manera de combinar elementos de alrededor del mundo con otras tendencias, creando así un espacio moderno en una casa antigua. El resultado es un espacio más amplio y acogedor con estos tonos cálidos y atemporales que aportan peso y equilibrio a la habitación.

 

Paleta 4: colores de Tierra
4/4

Paleta 4: colores de Tierra

Por último, y no menos importante, tenemos esta paleta de colores que alude a nuestra conexión con el mundo que nos rodea, la resiliencia de la naturaleza y la necesidad de protegerla. Es el color que nos conecta con la conciencia ecológica y con la importancia de crear espacios responsables donde podamos fomentar el cambio hacia un futuro mejor.

Los colores que se han utilizado en esta paleta son, sobre todo, los relacionados con la tierra; verdes, azules, grisáceos, marrones… que representan el mar y la tierra. Un conjunto de colores que se pueden combinar con  otros elementos naturales como las plantas. Además destaca su versatilidad al poder combinarse con la madera o tonos más contrastados que le darán un toque de fuerza.