Para Organic Studio y para la propietaria de esta vivienda mallorquina, este proyecto ha sido un auténtico reto: han tenido que lidiar con diversas variables que, debidamente conjugadas, han dado como resultado un hogar perfecto, completo y muy vivible, en el que el arte y el diseño han sido ‘herramientas’ esenciales. Helen, pionera de la comunicación y el lifestyle en la isla y propietaria de la finca, ha invertido varios años pensando minuciosa y concienzudamente en cada uno de los detalles de su vivienda y Andrea Pussin, al frente de Organic Studio, aplicando toda su experiencia y conocimiento, la ha guiado para encontrar y definir su estilo personal, siendo copartícipes en el resultado final del proyecto. “Más allá del diseño de los diferentes elementos y materiales, el resultado siempre debe reflejar la personalidad y gustos de los propietarios".

Buscar un punto de encuentro entre la estética soñada y la racionalidad que aporta la experiencia nos ha permitido desarrollar un proyecto muy maduro, tanto a nivel estético como funcional, eliminando nuestras dudas y afianzando nuestras ideas

"Yo no diseño casas para mí, sino que guío y ayudo a mis clientes a definir y encontrar su estilo basándome en sus preferencias estéticas. Es por ello que no hay dos proyectos míos que se parezcan, ya que cada uno de mis clientes es diferente”, asegura Andrea.

“En esta intervención –continúa– aprovechamos parte de un extraordinario pavimento calcáreo egipcio, que, en origen, era brillante como un espejo y un tanto anticuado; así que le abrimos el poro y lo devolvimos a un estado natural, orgánico y elegante.

También respetamos la estructura y la escalera de caracol de forja del despacho original, rediseñando el espacio a base de utilizar una paleta de color muy potente y un mobiliario de líneas sencillas, que funcionara perfectamente con el escritorio vintage que la propietaria quería conservar”. La escalera de la vivienda se respetó en planta, pero se diseñó una barandilla en forja y piel, con líneas redondeadas y suaves que confirieran una ligereza estética y esbelta a un elemento pesado de por sí.

Cada espacio se ha tratado como un proyecto individual, que ha encajado en el trabajo global de la vivienda como un guante.

Espacialmente, se apostó por las transparencias mediante un rediseño completo de las puertas de paso e incluso con una chimenea de dos caras que comunica el salón principal y la sala de televisión. Cada espacio ha recibido un tratamiento como si de un proyecto individual se tratara, pero respetando un estilo global. Algo que ha redundado en un look sobrio muy sofisticado, en el que el arte y las piezas de diseño cobran protagonismo, del mismo modo que lo hacen los elementos esenciales para el funcionamiento y los acabados finales, como la distinguida estantería del salón principal o la chimenea en un veteado y elegante mármol. Un lujo para vivir.

Amar lo natural

Organic Studio, de la diseñadora de interiores Andrea Pussin y el fotógrafo Mauricio Fuertes, es un estudio mallorquín que realiza proyectos de decoración, interiorismo y rehabilitación de espacios (cuentan con la colaboración de arquitectos y constructores, entre otros). Apuestan por la naturalidad, los textiles orgánicos, la madera reciclada o la piedra natural, también por el estilo personal y una delicada y concienzuda selección de piezas que generen atmósferas dialogantes y a menudo un efecto WOW en sus creaciones.

Organic Studio también dispone de un espectacular showroom en el centro de Palma de Mallorca.

Transparencias para comunicar estancias
1/11

Transparencias para comunicar estancias

En el proyecto, se apostó por las transparencias mediante un rediseño completo con las puertas de paso e incluso una chimenea a dos caras, que comunica el salón y la sala de tv.

Sofá Richard, de B&B Italia. De la misma firma son las butacas Mod Mart. Mesa de centro de Poltrona Frau. Diseño de chimenea de Organic Studio. Mesa auxiliar de Minotti. Alfombra de Limited Edition. Jarrones de Rina Menardi, al igual que las bandejas con velas. Esculturas redondas de mármol adquiridas en Terraza Balear. Cojines de Maison de Vacances, adquiridos en Organic Studio.

Estantería a medida
2/11

Estantería a medida

Detalle del salón: La estantería de la pared es un diseño a medida de Organic Studio. Cojines de Maison de Vacances, en Organic Studio. En la estantería: jarrones de Rina Menardi, en Terraza Balear. Escultura y arte adquiridos por la propietaria.

Comedor neutro con destellos rosados
3/11

Comedor neutro con destellos rosados

Lámpara de techo Mod Flamingo, de Vibia. Mesa redonda realizada a medida en mármol. Alfombra redonda de Limited Edition. Sillas 367 Hola, diseño de Hannes Wettstein para Cassina. Mueble bar realizado a medida para el espacio. Lámpara de pie, de Moooi. En primer plano, butaca Leslie, de Minotti.

Papel pintado para el office y la cocina
4/11

Papel pintado para el office y la cocina

Sillas Beetle, de Gubi. Mesa de Roda. Papel de pared de Glamora.

Exotismo en la cocina
5/11

Exotismo en la cocina

Cocina realizada por Cocinart; un modelo que combina mueble lacado y madera de teca, encimera de mármol negro en la parte trasera y Calacatta Bohème Vintage en la isla. Puertas de hierro y cristal diseño de Organic Studio.

Un porche que quita el hipo
6/11

Un porche que quita el hipo

Sofás de la propietaria. Butacas (derecha) Mod Charlottenborg, de Sika Design; las de la izquierda son el modelo Palma Lounge, de Tine K Home. Mesas de centro, de Tribù; las auxiliares son de ratán. Plaid y cojines decorativos de Rialto Living. Cortinas de lino. Jarrones de Terraza Balear. Candelabros de madera adquiridos en Organic Studio.

Elegancia salvaje en el baño
7/11

Elegancia salvaje en el baño

Suelo de mármol; alfombra realizada a medida, pieza a pieza, combinando mármol en negro y blanco para crear delicados hexágonos. Bañera de Inbani. Lámpara colgante de Astro Lighting.

Espectacular hall urban jungle
8/11

Espectacular hall urban jungle

Butacas D.154.2, de Molteni&C. Mesas auxiliares Bell, de ClassiCon. Alfombra de Limited Edition. Cojines Palm, de Rialto Living. Lámpara y obras de arte de la propietaria. Obras de arte de Francesca Martí.

Azul vibrante para destacar
9/11

Azul vibrante para destacar

La importante escalera de caracol queda integrada en esta estancia gracias al uso del color, un azul vibrante. Un recurso ideal para dar protagonismo al mobiliario.

Culto al aire libre
10/11

Culto al aire libre

Un gran sofá es imprescindible si uno quiere disfrutar de un hermoso exterior con amigos. Sofá de Living Dreams. Butacas de Rialto Living, al igual que los textiles. Mesas de Tribù. Pufs de Paola Lenti en Terraza Balear.

Zona de relax complementaria
11/11

Zona de relax complementaria

Unos cañizos con una elegante estructura son ideales para crear una zona de relax al aire libre. Sofá-balancín de Living Dreams. Lámparas de suelo de Fina Badia. Cojines y textiles de Rialto Living. Balancín de Maisons du Monde.