Basta pronunciar su sonoro apellido, sinónimo de gusto, excelencia, modernidad y mecenazgo, para conseguir una reverencia unánime. No es extraño: cinco generaciones han trabajado sin descanso para poner a España en el mapa del diseño mundial. Este año se cumplen tres décadas de su fundación por Enrique Loewe Lynch, y el incondicional apoyo que brindan a la artesanía, la fotografía, la poesía y la danza no ha hecho sino crecer. 

Es por eso que la Revista Interiores ha querido reconocer esta importante labor en la IV Edición de nuestros premios. Sheila Loewe, directora de su fundación, fue la encargada de recoger el galardón durante la gala celebrada el pasado 18 de octubre en el Westin Palace, de Madrid.

"En un mundo en que todos es inmediato, estos artistas artesanos consiguen detener el tiempo creando obras admirables pensadas con las manos"

"Todos los premios hacen ilusión pero éste que nos llega el año que estamos celebrando 30 años desde nuestra fundación todavía nos hace más", aseguró Sheila Loewe durante su discurso de agradecimiento. Un discurso donde también felicitó a la revista Interiores por unirse al apoyo por el mundo de la artesanía dedicando los premios de este año a esta disciplina. "En un mundo en que todos es inmediato, estos artistas artesanos consiguen detener el tiempo creando obras admirables pensadas con las manos", afirmó la presidenta de la Fundación Loewe, que también tuvo unas palabras de agradecimiento para todo su equipo.