El estudio de interiorismo ‘Fuertes Santamarta’ firma el proyecto ‘Jardines de Andalucía’, que consiste en una inversión inmobiliaria encargada por un agente con el objetivo de actualizar la imagen, ambiente y mobiliario de una vivienda, optimizando sus recursos para aprovechar todas las posibilidades que esta ofrecía, todo ello a la vez que buscando que fuera una inversión rentable y sobre todo atractiva y valorada de cara al cliente final.

El apartamento se ubica en una de las urbanizaciones más exclusivas de Marbella -Málaga-, Jardines Andalucía, en Nueva Andalucía. Con una superficie de 250 metros cuadrados, 50 de estos forman parte de las grandes terrazas de la propiedad.

Queríamos conseguir ese efecto ‘wow’ nada más abrir la puerta

La filosofía o idea principal en torno a la cual se empezó a trabajar en el proyecto fue la de transmitir una emoción que enganchase, un efecto que dejara a los visitantes estupefactos: “queríamos conseguir ese efecto ‘wow’ nada más abrir la puerta”, aseguran desde ‘Fuertes Santamarta’. Siguiendo esta premisa, se concibió el espacio para que, desde un primer vistazo, invadiera la sensación a cualquier persona de querer vivir en ese lugar, lo que potenciaría su atractivo de compra.

Una vez en el interior, la intención principal era la de crear espacios neutros, aunque repletos de detalles que potenciaran la sensación de hogar. En definitiva, se optó por el uso de piezas con personalidad pero que, al mismo tiempo, tenían que ser capaces de captar la atención de clientes de diferente gusto y edad para que pudieran adaptarla a cualquier estilo fácilmente sin perder la esencia original. “Neutros, pero con chispa”, señalan desde el estudio.

Espacios diáfanos
1/4

Espacios diáfanos

Nada más adentrarnos en la vivienda, la entrada nos lleva hasta un gran espacio abierto y diáfano que se comunica entre sí y que está compuesto por la cocina, el comedor y el salón. Para lograr ese equilibrio visual y sensación de unidad, se dio especial importancia al hecho de que hubiera una armonía entre las piezas de mobiliario elegidas para cada área.

Madera de fresno
2/4

Madera de fresno

Una vez ubicados en el espacio principal de día, que se abre con el comedor, y con la idea de facilitar el paso, se optó por una mesa ovalada en madera de fresno tintada en negro, muy cuidada por su base en forma de pedestal. Esta se combinó con unas sillas de terciopelo, y con detalles en latón, así como como una lámpara de globos de cristal.

Salón
3/4

Salón

En el salón destaca un sofá hecho a medida de grandes dimensiones tanto en ancho como en fondo y tapizado en tejido de lino en color hueso, con la idea de que se alzara como una pieza protagonista muy voluminosa que atrajera la atención de los visitantes.

Al lado de este y en forma de elemento decorativo se encuentra una escultura de una paloma de cerámica, que aporta movimiento al espacio. detrás del sofá, cuadros con tintes en cobre decoran la pared y mantienen la misma gama cromática de los textiles para potenciar esa armonía global.

Terraza
4/4

Terraza

Finalmente, la terraza, que se puede considerar el corazón de la casa por sus grandes dimensiones, su decoración y las impresionantes vistas a la Concha de Marbella, presentaba inicialmente un gran reto a causa de su forma irregular.

Desde el estudio tuvieron en cuenta la importancia de aprovechar bien cada centímetro de un espacio que tenía todas las posibilidades de convertirse en la zona más propicia de la casa para el relax, y la vistieron con los elementos de decoración más cómodos y funcionales para que así fuera.