Profesionales liberales y viajeros, así son los propietarios de esta finca en pleno corazón de Madrid, que utilizan como pied-à-terre cuando visitan la ciudad. Se enamoraron de las posibilidades que ofrecía el espacio, aunque sabían que se enfrentaban a una gran reforma para dar forma a sus expectativas, recuperando elementos originales y combinándolos con piezas contemporáneas. Se trata de una finca de los años treinta que ya sufrió una rehabilitación en los setenta y que apenas conservaba elementos de origen en su construcción.

Mira la galería de imágenes

El equipo de Erico Navazo Estudio se encargó de transformar el espacio y del proyecto de interiorismo que dio la forma definitiva a los sueños de sus propietarios. “Lo primero fue recuperar elementos originales, algunos tuvimos que restaurarlos y adaptarlos, como la carpintería exterior, la vidriera emplomada del recibidor o los radiadores de fundición”, cuenta Erico. Sin este trabajo previo no se habría logrado el objetivo perseguido: adecuar la vivienda a las necesidades de sus nuevos inquilinos, reorganizando los espacios, haciéndolos más diáfanos y contemporáneos.

En cuanto a materiales, Erico se decantó por un pavimento de madera de roble, carpintería interior de corte clásico pintada en blanco, una gran vidriera para separar la cocina de la zona del comedor y un bello panelado de espejo envejecido en este último, elementos de nueva integración que conviven con los originales que se recuperaron y restauraron.

Comedor

Para la decoración, Erico prefirió muebles y complementos de gran calidad, “pocos y bien escogidos”, asegura; y por una puesta en escena de mobiliario sobrio con referencias art déco y otros estilos del sigo XX, con elegantes elementos de mobiliario diseñados por el propio interiorista. Tal vez el secreto del éxito de este proyecto sea la apuesta por materiales naturales, la sencillez y belleza de las estancias, su funcionalidad, la inexistencia de elementos superfluos y el corte clásico que envuelve los ambientes. Todo delicadamente escogido para lograr una vivienda vivida, elegante y funcional.

Todas las imágenes de este apartamento de belleza clásica