Un nuevo hotel tomará la costa mediterráneo en abril de 2021. El lujo, la comodidad y la serenidad forman parte de Ikos Andalusia, el primer complejo de lujo en la modalidad de todo incluido de la cadena hotelera griega Ikos Resorts en España. Un conjunto de apartamentos de alta gama que no deja de sorprendernos por su diseño y su sofisticación y que aspira a convertirse en referente del turismo de lujo a nivel internacional.

Pero ¿dónde se encuentra este gran complejo? Para ser exactos, Ikos Andalusia está ubicado a orillas del Mediterráneo, entre las localidades de Marbella y Estepona (Málaga). Un relajante oasis en la Costa de Sol cuyo proyecto ha sido liderado por el arquitecto y diseñador Diego Gronda -reconocido por desarrollar conceptos para St. Regis, Luxury Collection, Nobu Hospitality; Mandarin Oriental o Ritz-Carlton Hotel Company, entre otros, Studio Gronda ha realizado el master plan del proyecto, al igual que su arquitectura, interiorismo, paisajismo e iluminación del nuevo hotel.

Para construir esta gran obra hotelera, Studio Gronda ha diseñando íntegramente la transformación de siete edificios independientes con 411 habitaciones y suites; un área de restauración que acoge seis restaurantes dirigidos por cinco chefs con estrella Michelin y seis bares; espacios para el ocio y bienestar y 4.000 metros cuadrados de piscinas. Es decir un proyecto de gran envergadura, potente, innovador. 

 

Un nuevo resort exclusivo y diferenciador, integrado en el entorno natural de la zona a través de una arquitectura y diseño que fomentan la serenidad y sofisticación.

 

Una arquitectura minimalista, moderna en su esencia y local en sus raíces

Si por algo destaca Ikos Andalucía es por crear una experiencia única en el visitante. En sus instalaciones encontramos espacios amplios para que el usuario pueda disfrutar de un entorno excepcional de playa que, además, cuenta con otras estancias adicionales en el interior del hotel que completan la vida de costa. Es en el propio complejo donde podemos deleitarnos con diferentes servicios, ofertas gastronómicas, deportivas, también a través de la propia arquitectura. 

Dos olivos centenarios que simbolizan la cultura de la zona dan la bienvenida a los huéspedes, situados a ambos lados del acceso al complejo. Elementos y materiales cuidadosamente seleccionados. En este punto, donde destacan los siete edificios de arquitectura minimalista, de color arena, moderna en su esencia y local en sus raíces. Cada edificio es un homenaje a las antiguas torres del viento. Un diseño arquitectónico de origen árabe empleado en la antigüedad para atenuar la temperatura en los edificios y que busca realzar el mar Mediterráneo, donde desembocan las instalaciones del complejo.

 

Ikos Andalusia: arte en un ambiente mediterráneo

El equipo de Studio Gronda ha seleccionado todos los acabados presentes en el edificio principal con el fin de crear una experiencia de calidad y proporcionar a cada área una identidad particular. De este modo, la transición de la zona común a las áreas privadas también ha sido cuidada al detalle.

Las paredes en estuco enmarcadas en cálidos pasillos iluminados acompañan a los huéspedes a las habitaciones, situadas en edificios de tres alturas, con hall independiente, vistas al mar y bordeados por jardines que reúnen especies vegetales propias del sur de España.

Además, Ikos Andalusia cuenta con múltiples piscinas exteriores e interiores pensadas para todos los miembros de la familia, zonas más privadas y una piscina ‘infinity’. Diseñadas en cascada, guían a los huéspedes hacia la playa.

El complejo dispone de espacios pensados para el bienestar de sus huéspedes, entre ellos, un Gimnasio o un Spa con los reconocidos productos de Anne Sémonin Paris. El Spa consta de nueve salas de tratamiento privadas, además de una suite, un gran salón de relajación en su interior, y un hamman, una sauna y diferentes tipos de duchas de autor, que enlazan con una pasarela exterior con una piscina cubierta de veinte metros de largo.

 

 

Con vistas a la piscina, destaca la carta italiana de ‘Fresco’
1/8

Con vistas a la piscina, destaca la carta italiana de ‘Fresco’

Uno de los restaurante de este gran complejo es 'Fresco', un espacio con vistas a la piscina, con carta italiana y presidido por un gran techo de madera que sobresale hacia el comedor al aire libre y decorado con grandes chandeliers.

En un extremo del salón principal, una plataforma elevada exhibe la cocina preparada al momento y destaca un horno de leña para elaborar pizzas. El arte también está presente en ‘Fresco’ y se muestra en los azulejos que visten las paredes.

Anaya cocina asiática en un ambiente tranquilo e íntimo
2/8

Anaya cocina asiática en un ambiente tranquilo e íntimo

La planta inferior acoge ‘Anaya’, con cocina asiática en un ambiente tranquilo e íntimo. Un restaurante de cuidada decoración y una perfecta selección de materiales en cuyo interior el espacio ofrece un semiprivado y una zona al aire libre con mesas situadas alrededor de un gran cerezo en flor que marca la personalidad del espacio.

Dos restaurantes emblemáticos dan a la playa
3/8

Dos restaurantes emblemáticos dan a la playa

Provence’, un bistró francés y la propuesta griega ‘Ouzo’ comparten asientos comunes en el jardín exterior. ‘Provence’ es la propuesta más elegante del complejo, con espejos de estilo vintage, sillas Thonet y paneles de madera natural que recubren sus paredes.

Por su parte, ‘Ouzo’ presenta techo compuesto por cientos de jarrones de arcilla, rememorando las antiguas vasijas griegas. Además, alberga una obra de arte comisionada en el comedor, un mural pintado a mano que rodea sus tres paredes como reflejo de la cultura milenaria griega. 

Ikos Andalusia completa la oferta gastronómica con 'Beach Club'
4/8

Ikos Andalusia completa la oferta gastronómica con 'Beach Club'

‘Beach Club’ es un restaurante informal y étnico con vistas al área deportiva y a la playa, donde destacan los diferentes textiles naturales que cuelgan del techo con grandes luces colgantes tejidas. Los paneles de madera definen sus paredes y pisos.

‘Flavors’: el restaurante de cocina internacional de 1.000 metros cuadrados
5/8

‘Flavors’: el restaurante de cocina internacional de 1.000 metros cuadrados

En la primera planta del edificio principal se encuentra ‘Flavors’, el restaurante de cocina internacional de 1.000 metros cuadrados, cuyo punto característico es su gran Bodega de cristal. La decoración de este espacio gastronómico da continuidad a la celosía de madera -que proporcionan además la posibilidad de crear diferentes espacios-. Al final del restaurante, una gran cocina hace posible disfrutar de la gastronomía en directo.

Dormitorios con ambiente mediterráneo, atemporal y sobrio
6/8

Dormitorios con ambiente mediterráneo, atemporal y sobrio

En los dormitorios, STUDIO GRONDA apuesta por seguir la línea de diseño, creando un ambiente mediterráneo, atemporal, sobrio. La puerta de acceso a la habitación está elaborada en madera natural, aportando calidez y cada uno de los dormitorios alberga diferentes piezas de arte. 

En las paredes, de color arena, destaca de nuevo la celosía de madera y, para el suelo, se han empleado baldosas porcelánicas personalizadas. Asimismo, la iluminación que baña toda la estancia proporciona una atmósfera que fomenta la relajación. Respecto al mobiliario, un sofá de color arena se extiende hacia la terraza y un diván de gran tamaño visten cada una de las habitaciones.

La naturaleza mediterránea rodea cada uno de los edificios
7/8

La naturaleza mediterránea rodea cada uno de los edificios

Pero si por algo llama la atención este gran complejo es por su entorno. La naturaleza mediterránea rodea cada uno de los edificios y puede disfrutarse desde las habitaciones. Jardines con pinos, palmeras, plantas y referencias vegetales cobran protagonismo. 

Piscinas pensadas para toda la familia
8/8

Piscinas pensadas para toda la familia

¿Te apuntas a este baño refrescante en una de las múltiples piscinas exteriores e interiores que forman parte de Ikos Andalusia? El complejo hotelero cuenta con piscinas pensadas para todos los miembros de la familia, zonas más privadas y una piscina ‘infinity’. Diseñadas en cascada, guían a los huéspedes hacia la playa.