Patio, jardín, terraza… ¿Qué prefieres? Los patios interiores de uso propio permiten abrir la casa al exterior desde el interior del hogar y se rigen por la búsqueda de la perfecta arquitectura. De buenas a primeras, no hay techo; aunque siempre puedes improvisar uno tu misma. Y el suelo acostumbra a estar pavimentado, pero puedes crear una zona ajardinada. Como ves, tu creatividad será clave en la creación de este ambiente. Y, sobre todo, recuerda incluir un sistema de drenaje para evacuar el agua de la lluvia.

Los patios interiores, que surgieron como una opción para acondicionar los edificios, conectan y ofrecen luz, calidez y una buena ventilación al salón o a la zona con la que comunican. Además, en verano, es un espacio en el que compartimos muchos momentos con la familia o amigos. De hecho, es el lugar ideal para comer o cenar por su cercanía a la cocina y por tratarse de un ambiente fresco y tranquilo.

Los puedes encontrar más grandes o más pequeños y con estilos muy diferentes. Seguro que te vienen a la mente los famosos patios andaluces con mil flores y azulejos, pero también se pueden orientar hacía otras líneas decorativas (oriental, rústico, minimalista, zen…). Piensa en tu personalidad y preferencias, sin olvidar que deberás mantenerlo siempre en buen estado. El cuidado del patio interior es fundamental, ten en cuenta que es una estancia que conecta visualmente con el interior de tu casa.

Tu patio interior en verano

En esta calurosa época, las flores y las pantas son un básico en la decoración de los patios interiores. De todo tipo y de variados colores, para dar alegría y crear un espacio lleno de vitalidad. Y, por supuesto, las guirnaldas de luces harán que disfrutes de increíbles veladas.

Piscinas, objetos Do it yourself, una zona chill out, una hamaca, macetas y plantas por todas partes… Más allá de un cómodo sofá o mesas y sillas, ¡las opciones decorativas son infinitas! Por otro lado, si buscas más iluminación natural y visibilidad, puedes optar por los cerramientos acristalados, en lugar de las paredes. Así, no te perderás las vistas y la comunicación con tus invitados será más eficaz al crear un espacio abierto a la vida en común.

Cómo aprovechar los espacios pequeños

No te preocupes si no dispones de muchos metros para decorar tu patio interior. Hay muchas opciones y trucos con los que conseguirás resultados brillantes en un espacio pequeño: muebles plegables, huertos verticales, aprovechar al máximo la pared, colocar las jardineras en el perímetro del patio, una mini zona de descanso…

¿Quieres más ideas? Inspírate con estos encantadores patios interiores:

Aprovechar al máximo la pared
1/12

Aprovechar al máximo la pared

Visto en Nuroa.es - Pinterest 

Al estilo andaluz, repleto de azulejos
2/12

Al estilo andaluz, repleto de azulejos

Visto en Decolookbook.com - Pinterest

Estilo zen, relajación y desconexión
3/12

Estilo zen, relajación y desconexión

Visto en archilovers.com - Pinterest 

Flores y plantas por todas partes
4/12

Flores y plantas por todas partes

Visto en Casaydiseño.com - Pinterest

Un espacio interconectado
5/12

Un espacio interconectado

Visto en Turbulences-deco.fr - Pinterest 

Vivan las guirnaldas de luces
6/12

Vivan las guirnaldas de luces

Visto en en.housedoctor.dk - Pinterest 

Un espacio abierto
7/12

Un espacio abierto

Visto en giannibotsford.com - Pinterest

Al estilo oriental
8/12

Al estilo oriental

Visto en designmag.fr - Pinterest 

Jardineras en el perímetro de la pared
9/12

Jardineras en el perímetro de la pared

Visto en m.actitudfem.com - Pinterest 

Con su propio techo
10/12

Con su propio techo

Visto en decorarymas.com - Pinterest

Pequeño y bello
11/12

Pequeño y bello

Visto en lanacion.com.ar - Pinterest 

En busca del descanso
12/12

En busca del descanso

Visto en magazinefeed.me - Pinterest