Por norma general, las modas vienen y van. Sin embargo, también hay tendencias que llegan de una vez para quedarse de forma permanente. Nos gusta tenerlas unas y otras en órbita, pero a veces puede ser un tanto complicado saber por cuál apostar. La solución que nosotros hemos encontrado es dar un paso atrás, aislarnos –un poco solo– y ver el panorama deco con perspectiva. Solo así seremos capaces de detectar, de todas las innovaciones que van llegando, en cuáles no merece la pena invertir y cuáles queremos acoger para siempre en nuestro hogar.

Esto es algo que puedes aplicarte tanto si quieres remodelar por completo tu casa como si simplemente buscas hacer pequeños cambios que la actualicen y le devuelvan frescura. Y es que, puede que la cocina sea una de las estancias que más posibilidades brinda a la hora de darle una vuelta a la decoración. Desde cambiar el mobiliario a deshacernos de los antiguos azulejos. Podemos, incluso, tirar las paredes y pasar a poseer una cocina abierta o cambiar de bando y que nuestra cocina se rinda al negro.

Tú decides qué cambiar. Ahora bien, si no sabes por dónde empezar te proponemos una lista de imprescindibles que seguro generarán un impacto de lo más positivo en tu cocina.

 

Alfombras

Convéncete, necesitas una alfombra en cocina. Puede que este objeto ya sea protagonista de la decoración de tu salón, de tus habitaciones y de tu baño. Puede incluso que te hayas sumado a la tendencia de decorar con alfombras también en verano. Pues si has llegado hasta aquí solo te queda introducirla, también en tu cocina. Reconocemos que no es una idea fácil de aplicar ya que elegir el tipo de textil y la estética puede ser más complicado que en otras estancias. Te recomendamos que optes por las alfombras de tejido plano, incluso puedes elegir por las clásicas de exterior. En ambos casos dejarás de sufrir porque se ensucie en exceso o si algún alimento se derrama sobre ella.

 

Open Shelving

Esta es una de esas tendencias que apareció, algunos miraron con cierto recelo y, finalmente, triunfó. No creemos que vaya a desaparecer a corto plaza y eso es algo que celebramos ya que el aire retro que aportan a cualquier cocina suficiente para que el cambio merezca la pena. No se trata de eliminar todos los armarios y cubrir las paredes con estas estanterías que lo dejan todo a la vista. Lo ideal es elegir una pared sobre el fregadero, sobre una calefacción o en una esquina, para aprovechar mejor el espacio, son una solución ideal que además dará la sensación de que la cocina ha ganado algunos metros de más.

 

La isla

Es una de las tendencias con las que estamos más familiarizados y, sin embargo, a veces nos cuesta apostar por ella. Así que, desde aquí, no nos queda más remedio que emprender un alegato a favor de las islas en las cocinas. Por varias razones: son versátiles –podemos preparar la cena a la vez que recibimos a nuestras visitas, desayunar o aprovecharlas como espacio de almacenaje–, al ser un módulo independiente, nos permite innovar y ser creativos con el color –prueba a pintar las puertas de tu encimera en un tono distinto al resto de la cocina, funciona– y aportan amplitud a la estancia.

 

Cambia de color

No importa lo tradicional que pudieran parecerte los muebles de tu cocina esta será una percepción que desaparezca a la que decidas cambiar la pintura de las paredes de tu cocina. Obviando toda la teoría de los colores que, como sabrás, atribuye una determinada característica a cada componente de la paleta, te diremos que hay tonos más adecuados que otros en función de lo que quieras transmitir en tu nueva cocina. ¿Quieres que parezca más amplia? Azules claros, rosas y amarillos son tu apuesta segura. ¿Te atreves con todo? Pásate a una cocina en negro. ¿Quieres seguir las últimas tendencias? Tu cocina debe ser, sin duda, en el Living Coral de Pantone. Tranquilo, si tienes reparo puedes empezar por una sola de sus paredes, será más que suficiente para que tu cocina parezca diferente.

 

Suelos estampados

Si lo que buscas es una inyección de color en tu cocina, los suelos estampados son la solución más efectiva. Súmale que, además, estarás aportando un toque de personalidad y diseño a tu cocina y tendrás la combinación perfecta. Los suelos en tonos neutros pasarán a un segundo plano cuando compruebes el efecto transformados que un suelo puede tener en el resto de elementos de tu cocina. El tipo de estampado lo eliges tú, desde formas geométricas hasta motivos florales o en forma de damero. La suerte es que hay un suelo para cada estilo y que seguro encontrarás el que encaje con la decoración de tu cocina.    

 

 

Estantería vista
1/10

Estantería vista

Las estanterías vistas en la esquina son un excelente recurso para ganar espacio en la cocina.

Fotografía: School House

La isla
2/10

La isla

Puedes cambiar el color de toda tu cocina o, como aquí, solo de la isla. 

Fotografía: Neptune

Alfombras de cocina
3/10

Alfombras de cocina

Las fibras naturales son ideales para tu alfombra en la cocina. Además, sus tonos neutros encajarán a la perfección con el resto de la decoración. 

Fotografía: Mgeeandcoo

La isla
4/10

La isla

Otra razón para apostar por las islas es por su capacidad de almacenaje. 

Fotografía: Archzine

Cocina en negro
5/10

Cocina en negro

Aunque arriesgada, esta idea conquista. Puedes teñir la cocina completamente de negro o solo una parte. 

Fotografía: Mobalpa

Muebles a color
6/10

Muebles a color

El verde, no es un color común en la cocina, pero si apuestas por él, ganas. 

Fotografía: Beckiowens

Estanterías vistas
7/10

Estanterías vistas

Sobre la encimera del fregadero funcionan para tenerlo todo a mano. 

Fotografía:  Etsy

Alfombra en la cocina
8/10

Alfombra en la cocina

Si el suelo de tu cocina es de madera la recomendación más práctica es optar por un alfombra. 

Fotografía: Food52

En madera
9/10

En madera

Combinar colores, materiales y texturas también es sinónimo de éxito.

Fotografía: Dica

Dos tipos de suelo
10/10

Dos tipos de suelo

La apuesta por un suelo estampado, geométrico o floral es una tendencia, pero no tiene que ser total. Combinado con el suelo tradicional también es un acierto. 

Fotografía: Parquets Maresme