Hay rituales navideños que no pasan de moda e iluminar la casa es uno de ellos. Y es que todos sabemos que no empieza la navidad hasta que asumimos el reto de desenredar las luces del árbol. Una tarea a veces ardua pero que hacemos con la ilusión de los días venideros. Nos reunimos en familia, lo adornamos y nos animamos con el resto de la casa. La llenamos de velas, estrellas lumínicas, lámparas festivas…. Pero ojo, porque en el equilibrio está el acierto y la clave para disfrutar de toda la magia.    

En el equilibrio está el acierto y la clave para disfrutar de toda la magia

Atrás quedan las guirnaldas multicolores que acaparaban todo el protagonismo. Ahora, los tonos blancos y amarillos se hacen con las riendas para acentuar el resto de la decoración. Y es que la iluminación navideña debe inundar de calidez el espacio, con paz y armonía, sin llegar a deslumbrar ni sobrecargar el ambiente. Siempre siendo fiel a un mismo estilo. Del más clásico (combinando rojos y verdes) al más nórdico (con una apuesta al blanco y los detalles en madera), lo importante es crear un conjunto, y para ello la iluminación tiene que servir de acompañante.

Desde la revista INTERIORES te acercamos varias ideas para que repliques en tu casa. Propuestas sencillas y muy resultonas, delicadas, pero llenas de espíritu festivo, capaces de transformar el espacio.  

Engalanar el árbol
1/6

Engalanar el árbol

Si hay alguna luz que no puede faltar esa es la del árbol de navidad. A la hora de iluminarlo, nosotros te aconsejamos empezar por arriba e ir bajando las luces de manera que descansen en los extremos de las ramas, para definir bien la silueta. Es lo primero que deberás colocar, así, si te faltan, siempre te será más fácil llenar el espacio inferior del abeto. Cuando las tengas listas ya puedes colocar las cintas y los adornos que quieras, siempre empezando por los más grandes. Esta es una inspiración de Leroy Merlin.

Foto de Leroy Merlin

Un camino de luz
2/6

Un camino de luz

No te olvides de las zonas de paso. Pasillos, recibidores, en los aparadores… incluso la escalera es un buen sitio para introducir pizcas de luz. Puedes hacerlo como en esta decoración de Muy Mucho, que, sin impedir el paso, combina abetos crafty abrazados por juguetonas tiras led. También las puedes colocar en recipientes de cristal, alrededor de un espejo… Este tipo de guirnaldas son de lo más versátiles y encajan a la perfección en cualquier rincón de tu casa.

Foto de Muy mucho

Las mejores vistas
3/6

Las mejores vistas

Cualquier ventana es buena para crear un bonito rincón decorativo. Es una idea muy nórdica que nos encanta y llena de calidez el espacio. Si quieres colocar velas -fíjate en esta propuesta de Cerabella, muy bonita y original- asegúrate de que lo haces en un lugar seguro (lejos de cortinas, para evitar incidentes). También puedes hacerte con modelos de los que funcionan con leds, y que reproducen con gracia el tintineo de la llama.

Foto de Cerabella

Alrededor de la mesa
4/6

Alrededor de la mesa

Si algo no puede faltar en una buena mesa navideña es una iluminación cálida que acompañe esos momentos tan especiales en familia. Tienes muchas opciones: desde coronas con velas (a base de ramas de pino, piñas, avellanas…) a tiras led sobre la mantelería, velas flotantes o portavelas con mensajes y dibujos navideños.

A falta de candelabro, siempre puedes crear tu propia composición con botellas de cuello delgado, como en esta propuesta de Maisons du Monde. Acompáñalo todo de una bonita vajilla, una buena cubertería y acaba de decorar con figuras o detalles hechos por ti misma. ¡A tus invitados les encantará! 

Foto de Maisons du Monde

Chimeneas con mucha chispa
5/6

Chimeneas con mucha chispa

Quien tiene una chimenea tiene un tesoro. Y es que, además de calor en los días más fríos, se convierte en un perfecto foco decorativo. Tanto para quienes siguen la tradición de colgar calcetines, como para llenar la embocadura de ramas, hojas, figuras y adornos navideños… Los velones son una muy buena opción para completar el hueco de la chimenea. Y si son aromáticos, mejor que mejor. La esencia a canela o eucalipto es un infalible.

Foto: El Corte Inglés

Como caídas del cielo
6/6

Como caídas del cielo

Las estrellas son uno de los símbolos navideños por excelencia y uno de los infalibles a la hora de vestir la casa en estas fechas. Ya sea para coronar el árbol como para llenarlo de adornos. Los diseños suspendidos son una muy buena opción para decorar las paredes, y siempre puedes optar por pantallas para poner la guinda final a un buen ambiente festivo. Estas son STRÅLA, de IKEA. Con ellas podrás crear lámparas colgantes o de mesa, muy cálidas y acogedoras. Colócalas junto al sofá, en tu rincón de lectura favorito o para acompañar todas tus cenas.

Foto de IKEA