8 consejos de decoración (y más) para una Navidad sostenible

Ideas creativas para llevar a tu casa el ambiente navideño gastando menos y reduciendo la huella ecológica.

8 consejos de decoración (y más) para una Navidad sostenible
8 consejos de decoración (y más) para una Navidad sostenible

La Navidad es una época de excesos en la que el consumo se dispara a todos los niveles: comemos más, gastamos más y, en consecuencia, generamos un 30% más de residuos diarios que en el resto del año.

Según el estudio The Truth About Sustainability llevado a cabo recientemente por la compañía McCann, el 61% de los españoles afirma estar preocupado por el cambio climático y el 91% declara estar dispuesto a cambiar sus acciones cotidianas para vivir de un modo más sostenible. Teniendo en cuenta estos datos y el hecho de que la Navidad es también una fecha que invita a la reflexión y a hacer balance de nuestras vidas, parece que este es un buen momento para tomar decisiones y contribuir al cuidado del planeta, ¿no crees?

Si entre tus propósitos de Año Nuevo se encuentra el de aportar tu granito de arena para vivir en un entorno más sostenible y ayudar a reducir el impacto ambiental, ¿por qué esperar a 2022?

Puedes empezar desde hoy mismo aplicando todos estos consejos de decoración para una Navidad más sostenible. Porque cada acción cuenta y porque es posible -y necesario- decorar tu casa de una forma ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

Pero, antes de conocerlos, recuerda que para reducir el número de residuos, ahorrar y ser un consumidor verdaderamente responsable, tienes que poner en práctica la regla de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. Aunque podríamos añadir una cuarta: reflexionar sobre qué necesitas realmente antes de comprar.

Veamos qué puedes hacer esta Navidad en casa respetando estos principios.

Sobre el autor

Jara Marín Vega

Periodista

Periodista freelance y amante de la literatura. Escribir y leer siempre han sido mis dos grandes pasiones. Hoy puedo decir que sobrevivo, en todos los sentidos, gracias a ambas. En mi casa nunca faltan libros ni velas. Además, me encanta tener siempre a mano un boli y una libreta, y el móvil, en silencio.