Sí, todos queremos tener ese baño de revista que esté literalmente bañado de luz natural, con grandes ventanales que, de ser posible, se asomen a un amplio jardín. Pero la realidad dista mucho de ser esa, ya que, sobre todo en las grandes ciudades, muy a menudo nos hemos de resignar a que nuestros baños no tengan ninguna ventana que de al exterior.

Se trata de una situación que, aunque es muy común, no deja de provocar cierta sensación de encajonamiento, de falta de aire y de ventilación. Por suerte, infinidad de diseñadores de interiores, que ya están muy al corriente de esta situación, han dado con algunas ideas para que ese espacio sombrío que es nuestro baño brille con luz propia.

Así es, existen ciertos elementos que, colocados de forma estratégica, pueden mejorar la sensación de amplitud de nuestro baño: el tipo de iluminación, la distribución de nuestros muebles, los materiales que empleamos, los colores… A la hora de crear un espacio cálido y acogedor de estancias donde podría inicialmente parecer imposible, los interioristas tienen la solución.

Siempre mejor con mampara
1/10

Siempre mejor con mampara

Si quieres llenar de luz tu baño, no lo olvides: opta siempre por el cristal. Además de tus espejos, conviene que coloques una mampara (ya sea de baño o de ducha) de cristal, ya que esto generará recorrido en la mirada y hará que el baño parezca mucho más amplio, y además son mucho más estéticas que las acrílicas.

Visto en Pinterest

Lavabo alto, sin lugar a dudas
2/10

Lavabo alto, sin lugar a dudas

Los lavabos altos también ayudan a aportar cierta sensación de amplitud, siguiendo la misma premisa de que, cuanto menos, mejor. Puedes decantarte por uno abierto, en el que seguramente tendrás menos espacio para guardar tus cosas, pero siempre puedes optar por colocar tus artículos de higiene en un armario.

Visto en Pinterest

El metacrilato puede ser tu mejor aliado
3/10

El metacrilato puede ser tu mejor aliado

Es evidente que, si no tienes una ventana por donde entre la luz a tu baño, tampoco quieras que ni tus muebles ni tus accesorios te roben a que ya tienes. Si quieres aportar a tus baños un toque estético y darles personalidad sin restarles luz, puedes emplear metal pulido, cristal, espejos y metracrilato. De ese modo lograrás aportar una sensación de uniformidad a tu baño, incluso aunque haya algún toque de color.

Visto en Pinterest

Estamos colgados por las lámparas
4/10

Estamos colgados por las lámparas

Como te comentábamos, existen cientos de opciones con las que iluminar tu baño: apliques de pared, focos de techo, falsos tragaluces… Y, aunque quizás no lo hayas pensado, una opción muy buena es colocar luces colgantes, puesto que otorgan también una sensación de ligereza muy característica y aportan un toque de personalidad único.

Visto en Pinterest

Suspende tus muebles
5/10

Suspende tus muebles

Los lavabos volados dan menor sensación de estar demasiado recargados. Si optas por tonalidades en blanco, metal y cristal, puedes incluso lograr esa sensación de que el lavabo “está flotando”, y en él puedes incluir una barra para las toallas en la que también puedes colgar cestas y otros objetos. Con los muebles suspendidos liberamos el espacio del suelo y aumentamos la sensación de amplitud, que a su vez potencia la iluminación.

Visto en Pinterest

Coloca espejos en lugares estratégicos
6/10

Coloca espejos en lugares estratégicos

Puedes colocar espejos en lugares diferentes al lavabo para ampliar el espacio. Una buena idea es, por ejemplo, de colocarlos cerca del suelo, ya que así aportarás la sensación de que éste se extiende más allá del espejo.

Visto en Pinterest

Convierte tus muros en espejos
7/10

Convierte tus muros en espejos

Cuando dispones de muy poco espacio, otra opción, algo más drástica, es la de colocar un espejo de pared entera (o al menos, que abarque toda la longitud del lavabo). De este modo lograrás duplicar el espacio visualmente.

Visto en Pinterest

Apuesta por el blanco
8/10

Apuesta por el blanco

El color blanco es siempre una apuesta ganadora, y en especial cuando tu baño no cuenta con ningún foco de luz natural pero no quieres renunciar a tener un baño luminoso. El blanco aporta una sensación etérea de calma y amplitud que puede ser muy útil a la hora de dar luminosidad a nuestro baño. Si lo combinamos con alguna tonalidad más cálida, podemos crear un entorno cálido y acogedor. Lo importante es que escojas las tonalidades adecuadas.

Visto en Pinterest

Coloca bien las luces
9/10

Coloca bien las luces

Otro elemento imprescindible a la hora de aportar amplitud a nuestro baño es la iluminación, ya que ello dependerá el que consigas un entorno acogedor o claustrofóbico. Existen un sinfín de posibilidades: apliques, lámparas, focos… Lo más importante es situarlas con sentido y en zonas donde se produzca mayor movimiento, como el lavabo o la ducha.

Visto en Pinterest

¿Iluminas, o retroiluminas?
10/10

¿Iluminas, o retroiluminas?

Más allá de las lámparas y los focos, existe también la opción de los espejos iluminados o retroilumuniados, que son una alernativa ideal para aumentar la luz en zonas como el lavabo. Si sumas la amplitud que aporta un espejo a la iluminación en zonas estratégicas, tu baño ganará muchos puntos. ¡Garantizado!

Visto en Pinterest