Per La, la antigua sede del Banco de Italia convertido en un hotel en Los Ángeles Downtown

Ubicado en Downtown Los Ángeles, Per La es el lugar donde vivir una experiencia única y muy completa sin necesidad de salir del hotel

La antigua sede del Banco de Italia que se ha transformado en un boutique hotel de inspiración italiana con muchos estampados y color

Per La, la antigua sede del Banco de Italia convertido en un hotel en Los Ángeles Downtown
Per La, la antigua sede del Banco de Italia convertido en un hotel en Los Ángeles Downtown

Ubicado en la esquina de 7th y Olive Street en el centro de Los Ángeles, Per La es el nuevo hotel que se encuentra en el antiguo edificio Giannini, construido en 1922 y originalmente la sede del Banco de Italia. De estilo italiano, con mucho color, muebles de diseño, habitaciones que parecen ser auténticos apartamentos y un rooftop con vistas de infarto: Per La se ha convertido en el nuevo place to be de la ciudad done disfrutar de una experiencia única. 

Este nuevo hotel del centro de Los Ángeles cuenta con 241 habitaciones y suites exclusivas y muchos espacios públicos para vivir todo tipo de experiencias, desde una sala de juegos, gimnasio, zona de lectura y más; sin olvidar los tres restaurantes ubicados dentro del hotel: uno en el rooftoprooftop con piscina, otro en la planta inferior y una maravillosa cafetería. Sin lugar a dudas, Per La es el lugar donde alojarse quién busca disfrutar bien en la ciudad de las estrellas. 

 

Un edificio con mucha historia 

La antigua sede del Banco de Italia se ha transformado en un hotel de 12 pisos en el centro de L.A. que conserva las características arquitectónicas distintivas del edificio, al tiempo que mejora la experiencia de los huéspedes a través de espacios públicos contemporáneos y divertidos. Se ha buscado respetar su estructura al máximo para mantener su encanto y al mismo tiempo, adaptarles a las necesidades de un boutique hotel que recibe público de todos las partes del mundo. 

 

Una majestuosa fachada antigua.

 

El majestuoso salón de estilo neoclásico

Entrar en Hotel Per La, supone entrar en un precioso y clásico salón decorado con majestuosas butacas y sofás en color verde ocre, con coloridos cojines de estampados con otros lisos en color mostaza. Un espacio de estilo neoclásico, con columnas dóricas, techo dorado ornamentado y pisos de mármol. El motivo de ello es la búsqueda por mantener en los espacios públicos del hotel el estilo neoclásico que ha venido definiendo el edificio desde hace años pero al mismo tiempo se ha incorporado un nuevo diseño para crear una estética wabi-sabi que refleje la mezcla ecléctica de la ciudad. Un mix que da como resultado un lugar armónico y relajado. 

 

Per La y su majestuosa entrada.

 

Y para cerrar el ambiente tranquilo del salón se ha agregado una pequeña sala abierta en una esquina con juegos de mesas y butacas. El toque final que convierte en ese especio en uno donde todo puede ocurrir. El inicio de una aventura que sigue en la recepción y posteriormente en las habitaciones. 

 

La sala de juegos, el lugar donde desconectar y divertirse.

 

La pequeña recepción, con butacas en color amarillo mostaza 

Después de haber descansado y conectado con el lugar en el gran salón, toca entrar en la pequeña recepción, con un sofá curvy que te recibe y el majestuoso mostrador con unas sillas monísimas de color amarillo mostaza que te invitan a sentarse para hacer el check in. El equipo, uno de espectacular con un uniforme a juego con los tonos del lugar, tienen todo listo para darte la llave de tu habitación; de tu casa durante los días que decidas estar en el hotel.

 

La recepción, un lugar con butacas de todos los estilos.

 

Obras de arte de artistas locales por todo el hotel

Más de 4000 obras de arte, desde obras de encargo hasta grabados antiguos obtenidos entre Italia y California, se van encontrando a lo largo del hotel. Desde tapizes pintados a mano detrás del mostrador de la recepción del muralista Jessalyn Brooks, a muebles y detalles decorativos que provienen de artesanos locales y mucho más. En Per La hay espacio para todo aquel que decida exponer sus obras. 

 

Obras de artistas locales por todos los espacios públicos.

 

Todo sigue en las habitaciones

Subir el ascensor y llegar  aun pasillo elegante, con moqueta de estampados y paredes en azul claro. Uno que te acompaña hasta llegar a tu rincón de paz. Abrir la puerta y WOW. Un dormitorio elegante, clásico pero con tonos cosmopolitas que confirman que Per La es un lugar excepcional. Cada uno de los detalles ha sido pensado para sorprender y tener ganas de contemplar y fotografiar en todo momento. Desde las lámparas, de todo tipo, a los cuadres, sillones y más.

 

Habitaciones decoradas con mucho encanto.

 

Cada uno de los dormitorios ha sido inspirado en residencias para garantizar que cada huésped se sienta en casa. Así, los detalles son muy importantes y marcan la diferencia de ser un dormitorio aburrido y sencillo, a un verdadero hogar. Los cuadros, por ejemplo, son protagonistas en todas las paredes así como las lámparas de diferentes estilos, colores, formas y alturas. 

 

Los detalles son muy importantes en los dormitorios.

 

Una paleta de colores de estilo italiano 

La paleta de colores se ha inspirado en los clásicos del estilo italiano, con el dorado y el azul como protagonistas en prácticamente todas las zonas, desde los espacios comunes hasta las habitaciones y demás. En especial, ambos tonos estan muy presentes en los dormitorios, con su ropa de cama Bellino y obras de arte originales curadas, además de sus bañeras de pedestal y duchas con piso de terrazo.

 

Colores típicos del estilo italiano y bañeras de pedastal.

 

El rooftop, las mejores vista de la ciudad 

La aventura por el hotel Per La sigue en el rooftop donde se encuentra el Bar Clara y su muy agradecida piscina con las mejores vistas a toda la ciudad. Un lugar donde disfrutar de una bebida bien mezclada con comida a juego y vistas de infarto. ¿Existe mejor combo? Y como toque final, se encuentra también una piscina para no sufrir los calores que tanto caracterizan a Los Ángeles. Una carta fresca con producto de temporada da pie a ser degustado en las tumbonas de la piscina con deliciosos cócteles de autor. 

 

Bar Clara, el rooftop con las mejores vistas de la ciudad.

 

Per L’Ora, un restaurante de diez

Además del restaurante ubicado en el rooftop, en el gran salón donde se encuentra también el comedor, se ha ubicado Per L’Ora, un espacio que ofrece con platos sencillos y exquisitos con un toque cocina italiana para conquistar a todos los paladares.Y todo ocurre en un espacio donde las majestuosas butacas, mesas con manteles de bordado y muchos detalles hacen que la velada sea un placer. 

 

Un restaurante con propuestas sencillas y deliciosas.

 

Café Or, laa cafetería más cozy de la zona

Y todo empieza, o termina, en Café Ora, la cafetería que se encuentra en una pequeña sala con puerta directa al exterior y al hotel, desde el gran salón. El lugar donde empezar el día con café de especialidad y algún dulce -deliciosos, por cierto-.

 

Café Ora, donde tomar café de especialidad con un dulce.

 

Per La es sin lugar a dudas el lugar donde ir en Los Ángeles Downtown para conseguir sentirse como en casa en un boutique hotel de diseño y con detalles que uno no se llega a esperar. Un lugar que lo tiene todo para ser un auténtico hogar, e incluso no tener que salir mucho del hotel para encontrar una infinidad de propuestas.

 

Más hoteles...

 

Sobre el autor

Mireia Noguer Artigas

Graduada en derecho y periodismo por la Universidad Pompeu Fabra, con un máster en estilismo de interiores y con un título de experta en SEO, he descubierto que el mundo de la redacción y la creación de contenido eran mis dos grandes pasiones. Además, como no podía ser de otra forma, del interiorismo, el deporte, los zapatos, los viajes y la fotografía. Muchas pasiones que canalizo y comparto con el mundo a través de mis textos e imágenes. Así, compagino el trabajo de colaboradora para diversos medios con la creación de contenido y gestión de redes sociales de marcas que me apasionan. 

Tozuda (como me llama siempre mi padre), soñadora, emprendedora y muy amiga de mis amigas; estás son las palabras que mejor me definen. Tengo muchos objetivos y mucha energía para poder llevarlos a cabo; siempre con alegría, buen humor y mil ganas de aprender. No tengo miedo, tengo ganas de vivir al máximo y ver que me depara el futuro. Por el momento podéis leer mis textos en Revista Interiores. 

Descubre más sobre: