La llegada del frío y la nieve abre nuevas posibilidades a los amantes de las bajas temperaturas. Dormir a 5ºC bajo cero puede parecer de locos, pero nada más lejos de la realidad: los hoteles de hielo se han convertido en una opción divertida para disfrutar del invierno, de la naturaleza y de la nieve. Imagina poder dormir en plena naturaleza en un hotel de hielo o rodeado por la espesa nieve de Escandinavia o Canadá. Y aunque hayan proliferado más en el Círculo Polar Ártico, ya se pueden encontrar por todo el mundo.

Además, después del gran éxito de la nueva película de animación de Disney, Frozen 2, muchos querrán vivir los gélidos paisajes sobre los que reina Elsa y donde se encuentran los mejores “hoteles iglús” del norte de Europa. La plataforma Hoteles.com nos propone visitar los mejores alojamientos para vivir la aventura hibernal de dormir en un hotel bajo cero. 

Icehotel (Suecia)
1/5

Icehotel (Suecia)

El primer hotel de hielo del mundo se encuentra en el pueblecito sueco de Jukkasjärvi. Fundado en 1989, este icónico alojamiento se reinventa cada invierno y renueva su imagen de la mano de artistas de todo el mundo, quienes se dan cita para participar en la exposición de nieve, hielo y luz que organizan en Icehotel. Además, los huéspedes pueden elegir entre un sinfín de actividades durante su estancia, como excursiones en trineo, un safari para ver la aurora boreal y, por supuesto, esquí en las montañas. Una habitación cuesta de media unos 150 euros.

Fell Centre Kiilopää, Hotel Niilanpää (Finlandia)
2/5

Fell Centre Kiilopää, Hotel Niilanpää (Finlandia)

Situado en el corazón de la Laponia finlandesa, en el Fell Centre Kiilopää, Hotel Niilanpää, los huéspedes, alojados en cabañas de nieve, tienen la oportunidad de disfrutar de la naturaleza en estado puro. Ideal para los que buscan ese momento de intimidad mientras se deleitan con la espectacular aurora boreal, visible desde el mirador del hotel. Y para los que necesiten desconectar por completo, la increíble sauna se encuentra a disposición de aquellos que quieren vivir la verdadera experiencia de frío-calor en plena naturaleza junto al refrescante arroyo Kiilopuro. Pasar una noche en este frío hotel cuesta de media 81 euros.

Villa Iglu (Finlandia)
3/5

Villa Iglu (Finlandia)

Si todavía no conoces el frío finlandés, tienes la oportunidad de visitar Villa Iglu, un hotel situado cerca de la zona de esquí de Ruka. A poca distancia de la frontera con Rusia, el Villa Iglu sorprende a cuantos lo descubren. El complejo finlandés en Alakitka está compuesto por una selección de acogedoras cabañas de madera e iglús con paredes y techos transparentes que permite que los huéspedes disfruten de las vistas de la aurora boreal mientras descansan en la cama. Por 74 euros la habitación es posible pasar la noche y disfrutar de una relajante sauna, de jacuzzis al aire libre y de gastronomía en el restaurante Fondue.

Hôtel de Glacé (Canadá)
4/5

Hôtel de Glacé (Canadá)

El único hotel de hielo del continente americano se reinventa cada invierno en Saint-Gabriel-de-Valcartier, a las afueras de Québec. El Hôtel de Glacé cuenta con habitaciones y suites temáticas, además de capilla con capacidad para 70 personas, tres bares de hielo y zona de relajación nórdica con jacuzzi al aire libre y sauna. Las habitaciones están a una temperatura de entre -3ºC y -5ºC e incluyen saco de dormir y almohadas. Las habitaciones cuestan 255 euros por noche.

Igluhut (Finlandia)
5/5

Igluhut (Finlandia)

¿Te gustaría alojarte en el parque de los Renos de Nuuksio? La experiencia no te decepcionará. Situado en Espoo, la región sur de Finlandia, encontramos unos originales alojamientos denominados Igluhut. Para los amantes de la verdadera naturaleza, los alojamientos llamados Igluhut son una de esas experiencias que al menos debes vivir una vez en la vida. Se trata de cabañas hechas de materiales naturales en pleno bosque, entre pinos y cubiertos de una capa de nieve durante todo el invierno. Con los animales y la frondosidad del bosque como protagonistas, alces y ardillas serán tus compañeros de viaje durante toda la estancia. El precio de la habitación es de 353 euros, el más caro de todos.