Nuria Alía, la interiorista responsable de este proyecto, destaca por su manejo del color y la mezcla de texturas, pero también por su capacidad a la hora de adaptar su estilo a cualquier tipo de proyecto. Tal vez por ello sus trabajos están llenos de personalidad y encanto, además de ajustados como un guante a sus clientes. Los propietarios de esta vivienda lo sabían bien (Nuria ya había hecho una reforma en casa de unos familiares), conocían perfectamente su forma de diseñar interiores y la eligieron; igual que escogieron la casa, en una urbanización con zonas comunes para disfrutar con los peques y hacer realidad su sueño de formar una familia en un lugar alejado del bullicio de Madrid, aunque no muy lejos de la ciudad.

La balanza se decantó pronto, en cuanto vieron la luz natural que entra por los ventanales y la terraza, donde podrían relajarse y tener vistas a las zonas ajardinadas. No hubo reforma, “pero, con la decoración, buscaron diferenciar su casa del resto de la finca, darle personalidad, que tuviese estilo y, sobre todo, que fuese acogedora. Por ello fue fundamental proponerle muebles diseñados a medida, escogidos y pensados para ellos”, asegura Nuria Alía. Y optó por una decoración muy fresca, moderna, con algún detalle más clásico como el papel pintado de la cocina o el sofá de líneas más rectas con faldón. Pequeños guiños para que las estancias se vieran atemporales y jóvenes. También diseñó y personalizó muchas de las piezas de la casa, otorgándole un toque exclusivo. Al ser una arquitectura muy sencilla y moderna, Nuria buscó que la decoración fuese la gran protagonista, para así sacarle el máximo partido al espacio. 

Retocaron el recibidor, que daba acceso directo al comedor, y para el que crearon una celosía fija de cristal, que permite ver la profundidad del espacio separando las zonas. Tampoco les gustó la cocina, la entregaban alicatada con un azulejo gris sin encanto, por lo que se propuso empapelar toda la cocina, convirtiéndose en una estancia repleta de color y muy cálida, donde a uno le apetece pasar tiempo. Hoy, con su bebé, la viven como la casa de sus sueños, con todo lujo de detalles y confortabilidad. 

Detalle del salón
1/13

Detalle del salón

Fotografía adquirida en Anmoder. Sofá diseñado por Nuria Alía, con tapicería de Designers Guild, en Usera Usera. Cojines de terciopelo y de palmeras: hechos por el equipo de Nuria, con textiles de Nobilis y Designers Guild. Lámparas doradas de Borgia Conti. Mesa de centro y mesas auxiliares, obra de Nuria Alía. Butacas de El Ocho, restauradas y tapizadas con terciopelo de Designers Guild. Taburetes/tibores de Pols Potten. Jarrones del mueble, de Incasa y Kartell. Sobre la mesa, bola de cristal azul, de Anmoder.

 

Comedor
2/13

Comedor

Mesa diseño de Nuria Alía. Fotografía Storm II, de YellowKorner Hermosilla. Alfombra de The Rug Company, en BSB. Cuadro de Abel Fernandes

 

Tazas
3/13

Tazas

Platos
4/13

Platos

En forma de hojas de Zara Home.

Coral
5/13

Coral

Sobre libros de diseño de los propietarios.

Lámpara led portátil
6/13

Lámpara led portátil

Se llama Converse, dispone de luz fría y cálida, y se carga con USB. Un diseño de Beneito Faure.

Terraza
7/13

Terraza

Mural de Rue Vintage 74. Sillas Panton, de Vitra. La mesa malva y la verde son de Kartell. Cojines de Pepe Peñalver. Alfombra de The Rug Company. Puf de fibra de IKEA. 

Planta de la vivienda
8/13

Planta de la vivienda

El hecho de que no fuera una vivienda de grandes proporciones  requirió de un diseño que no agobiara las estancias; de ahí que, por ejemplo, en el comedor se eligiera una mesa cuadrada para que no le quitase amplitud al espacio.

Cocina
9/13

Cocina

Diseño de Nuria Alía. Papel pintado, de Designers Guild, en Usera Usera. Sillas de Pepe Peñalver.

Dormitorio
10/13

Dormitorio

Lámpara diseño de Nuria Alía. Cojines de Rue Vintage 74 y Pepe Peñalver. Plaid mostaza, de Rue Vintage 74. Alfombra de The Rug Company
en BSB.

Baño
11/13

Baño

De Nuria Alía con silla de El Rastro y foto de YellowKorner Hermosilla.

Reutiliza las piezas ‘vintage’
12/13

Reutiliza las piezas ‘vintage’

Tan sencillo como retapizarlas y conseguir que renueven su aspecto y que se conviertan en las protagonistas de cualquier estancia.  

Apuesta por el color
13/13

Apuesta por el color

Es la mejor manera de darle alegría a un espacio, de rejuvenecerlo. ¡Atrévete!