Ale Estudio’, liderado por Alegría Zorrilla, ha sido el estudio de arquitectura encargado de dar una nueva vida a una vivienda ubicada en las afueras de Pozuelo de Alarcón, Madrid. El proyecto, bautizado como ‘Green Box’, se puede definir como una casa eficiente y sostenible, donde domina la luz natural.

Los clientes son Rafa y Marisa, un matrimonio ya jubilado que pidió reformar un piso que acababan de adquirir para lograr unas estancias abiertas y despejadas bañadas de luz natural para poder acoger a sus hijas y nietos con comodidad. Sin olvidar, por supuesto, que buscaban la sostenibilidad y la eficiencia energética.

Precisamente por esta razón, el proyecto de rehabilitación de la vivienda, llevado a cabo por Zorrilla, María Bonilla y María Frutos, se redactó con el objetivo de reducir al máximo el consumo energético y optimizar los recursos para lograr una comodidad totalmente sostenible. Para llevarlo a cabo, se potenció la entrada de luz natural desde ambas fachadas y se favoreció la ventilación natural cruzada.

En cuanto al mobiliario de la vivienda, destacan lámparas Stethoscope y Giant Bernacle producidas en cerámica y disñeadas por Marre Moerel, el espejo de la colección Mirror Periskope de U-AK y la lámpara Polinizer de Pablo Saiz. Todos ellos, elementos que crean la acogedora atmosfera que envuelve el piso.

'Green Box', la gran protagonista de la vivienda

El elemento más singular del proyecto y al que se debe su nombre es la ‘Green box’, una gran caja central que se ubica en la zona más oscura de la vivienda de manera totalmente estratégica. Así, el gran mueble cumple dos funciones: por un lado, organiza la circulación entre las áreas comunes y las estancias privadas, y por otro, soluciona los problemas de almacenaje.

La idea de esta gran caja, explican desde el estudio, “surge como consecuencia del análisis de la vivienda, en el que detectamos que había una zona central de la casa a la que difícilmente llegaba luz natural, y además había una gran pérdida de espacio en pasillos oscuros e intrincados”. Al pensar en un elemento donde concentrar el almacenamiento idearon esta ‘green box’, y en torno a esta se generaron espacios amplios y luminosos.

Núcleo central
1/4

Núcleo central

La ubicación de la caja es clave, pues ocupa un lugar oscuro de la vivienda y se utiliza para almacenar los objetos más necesarios del día a día. Esta caja, convertida en protagonista, es el núcleo central en torno al que se distribuyen los espacios y donde se guardan objetos como libros y música, con un lugar central en las vidas de los propietarios.

Fotografía: Ojo Vivo Foto.

Tonos serenos
2/4

Tonos serenos

Colores como el blanco, la madera natural y el verde menta, color de los antiguos pupitres, han sido los tonos elegidos para intentar transmitir la serenidad que el matrimonio respira, generando una atmosfera totalmente confortable y hecha para disfrutar.

Fotografía: Ojo Vivo Foto.

Sostenibilidad
3/4

Sostenibilidad

¿Por qué tanta importancia a la sostenibilidad? Desde el estudio lo tienen claro: “el desafío actual para los arquitectos consiste en desarrollar tecnologías sostenibles para reducir la contaminación, el consumo energético y los costes de mantenimiento”.

En este sentido, uno de los objetivos principales de Ale Estudio es pensar en cómo reducir el consuno energético y optimizar los recursos para conseguir un confort sostenible. Algo que, indudablemente, han logrado con este proyecto.

Fotografía: Ojo Vivo Foto.

Medidas eficientes
4/4

Medidas eficientes

Para este proyecto en concreto, algunas de las medidas sostenibles que se han tomado han sido evitar usar sistemas de aire acondicionados y sustituirlos por otros de ventilación natural cruzada o la eliminación de las persianas enrolladas empotradas tradicionales, que suponen siempre un punto débil de entrada de frío y calor. “Es posible construir casas 100% sostenibles diseñando cuidadosamente las envolventes, el sistema de climatización y optimizando la gestión de los residuos”, explica la arquitecta Alegría Zorrilla, al frente del Estudio.

Y aunque por el momento la inversión inicial para llevar a cabo estas iniciativas sostenibles es elevada, se trata de una tendencia que “debe ser al alza, y así deben recogerlo las normas que rigen la construcción”, concluye Zorrilla.

Fotografía: Ojo Vivo Foto.