No podemos hacer crecer los metros de tu cuarto de baño, pero sí que parezca más amplio y despejado. Para lograrlo, hay tres reglas que nunca fallan: una distribución a medida, un espacio organizado y jugar con la verticalidad. 

  • Diseña una distribución a medida del espacio y de ti. Normalmente en baños alargados es mejor una en línea, mientras que en cuadrados, una en U. No olvides crear una zona central despejada o un pasillo ancho, que permita moverse cómodamente. Ten en cuenta que una puerta corredera también liberará espacio.
  • Todo en orden. Un espacio organizado y ‘limpio’ se ve más amplio y, según Marie Kondo, nos hace más felices. Procura despejar la encimera y tener todo en su sitio, de manera que puedas encontrar fácilmente lo que buscas. 
  • En vertical. Aprovecha el espacio que te brindan las paredes para almacenar en vertical y juega con la altura, tanto con soluciones a medida como con baldas, ganchos y soportes.
Colores claros
1/8

Colores claros

Beis, cremas, verdes y, por supuesto blanco, son aliados indiscutibles de los cuartos de baño pequeños, ya que hacen crecer los metros y potencian la luminosidad. Para que el blanco no se vuelva frío juega con la mezcla, como en esta propuesta del interiorista Raúl Martins, con accesorios dorados, pavimento negro, el verde de las plantas… Detalles que, además, aportan sofisticación y estilo. Foto: fhe.es

Muebles con capacidad
2/8

Muebles con capacidad

Se trata de aprovechar al máximo el espacio con un mobiliario que no ocupe y tenga capacidad de almacenaje para guardar tanto las toallas como botes de gel y champú y demás productos del baño. Elige mejor modelos de líneas limpias, poco profundos, preferiblemente con cajones en lugar de con puertas, suspendidos… A veces, cinco centímetros pueden marcar la diferencia. Foto: Terratinta

Ducha en lugar de bañera
3/8

Ducha en lugar de bañera

Aunque no hay nada más apetecible que darte un baño relajante los fines de semana, lo cierto es que la bañera no tiene cabida en los espacios XS. La ducha es más funcional en el día a día, aumenta los metros visuales, sobre todo si está a ras del suelo o es del mismo material que el pavimento, y es apta para toda la familia. Si tienes dudas, recuerda que sustituir tu vieja bañera por una ducha puede ser cosa de un día y piensa en la última vez que te diste un baño: ¿hace más de seis meses? ¡Dudas despejadas! Foto: HI-MACS

Un espejo mágico
4/8

Un espejo mágico

Aportan profundidad, multiplican la luz natural y la expanden por todos los rincones y, sin duda, no podemos vivir sin ellos, ya que son clave de nuestra rutina de higiene y belleza. Con marco ‘ocupan’ más visualmente, pero resultan muy decorativos. Otra buena idea son los armarios con las puertas de espejo. Foto: Entrance

Sanitarios suspendidos
5/8

Sanitarios suspendidos

Cuando se trata de metros, cualquier centímetro importa y suma. Por este motivo, nunca está de más aligerar el cuarto de baño con sanitarios suspendidos. Esta propuesta de la interiorista Pia Capdevila completa el conjunto con un lavabo con toallero, un arrimadero de madera blanco y un espejo XL, tres soluciones también muy efectivas. 

A favor de la luz
6/8

A favor de la luz

Nada como la luz, natural o artificial, para crear sensación de espacio. Levanta las persianas, abre las ventanas (así entrará el aire) y deja que el sol inunde con su energía la estancia. Si no tiene ventanas, ¡no te preocupes! Crea luminosidad con colores brillantes y luz cálida. Foto: Stadshem

A tu medida
7/8

A tu medida

La principal regla para que un cuarto de baño XS pase a L (la talla XL sigue fuera del alcance) es establecer una distribución a la medida de tus necesidades, que permita usar el espacio para lo que realmente necesitas. De esta manera, a lo mejo si tienes un bebé merece la pena que dejes la bañera y sacrifiques otro elemento, por ejemplo. Pregúntate si vas a utilizar el bidé o si realmente precisas un mueble bajolavabo. Foto: Davey

Muebles 2 x 1
8/8

Muebles 2 x 1

Son imprescindibles en espacios pequeños, por su versatilidad y funcionalidad. Desde lavabos con soporte para toallas, hasta radiadores toallero (todo un clásico de los baños modernos) o sanitarios con función lavado (los últimos en reincorporarse al universo higiénico). Foto: Gunni & Trentino