A lo mejor no lo has pensado nunca en estos términos, pero los alimentos que no guardamos en la nevera nos dan una gran oportunidad: la de dejar a la vista las cosas bonitas. Algo que en la decoración de interiores no podemos pasar nunca por alto.

Si eres amante de las frutas y de las verduras y en tu cocina quieres que reine el color, la alegría y el dinamismo, encontrar la ubicación y la disposición perfecta para estos alimentos frescos que quieres conservar a temperatura ambiente puede ser tu nuevo reto decorativo, que seguro que podrás resolver con encanto y facilidad. Porque los fruteros han sido desde siempre una pieza fundamental de nuestras cocinas, ideados principalmente como un elemento funcional con el objetivo principal de ordenar y almacenar alimentos.

Sin embargo, una vez más, el diseño ha superado a la funcionalidad y en el mercado encontramos infinidad de opciones de fruteros elegantes, modernos y rompedores adaptables a cualquier estilo y preferencia y sorprendentemente capaces de aportar una gran personalidad a una de las estancias de la casa en las que más tiempo pasamos los cocinitas.

Aunque existen opciones de fruteros integradas en el mobiliario (por ejemplo, dentro de los armarios de cocina), hoy queremos hacer un repaso a algunos de los fruteros que más nos gustan y que llenan de color y de belleza nuestras cocinas porque nos dan la posibilidad de jugar con los colores de las frutas y verduras frescas.

Los naranjas de los cítricos, el rojo de las manzanas y de los tomates, el amarillo de los plátanos y de los limones, el verde de las peras y de los calabacines… El mundo vegetal nos aporta una grandísima cantidad de colores y tonos preciosos con los que no nos resultará nada difícil decorar nuestra cocina, y que podremos ir cambiando a lo largo del año a medida que pasen las estaciones y consumamos distintos alimentos de temporada. ¿Te imaginas lo fácil que será conseguir un toque otoñal en tu cocina si tienes castañas y boniatos a la vista? ¿Y un ambiente primaveral con fresas, nísperos y albaricoques?

Antes de empezar con nuestro repaso a los fruteros más trendy que encontrarás en el mercado, otro dato a tener en cuenta para acabar de convenceros del poder de los fruteros: tener los alimentos frescos a la vista es, además de una fresca y deliciosa forma de decoración, una gran manera de promover una alimentación saludable y un gran ejemplo para nuestros hijos, a quiénes ponemos al alcance de la mano opciones sanas y vegetales.

Fruitwall
1/6

Fruitwall

¡Nos declaramos admiradores absolutos del Fruitwall! Además de ser precioso, con este frutero de pared conseguimos ganar espacio en la cocina ya que cuenta con más de 3.5 metros de estantería en la que caben 36 piezas de fruta medianas que no se aplastan unas a otras.

¿El orden de las frutas? Lo elijes tú. Por tonalidades de colores, por orden de consumo preferente, etc.

COMPRAR

Rústicos, de metal y pino con efecto envejecido
2/6

Rústicos, de metal y pino con efecto envejecido

Si tu cocina tiene un marcado acento campestre y tradicional, este es tu frutero: rústico de madera, que recuerda al artesano florista o comerciante de antaño. Con tres estanterías, te aportará un plus bucólico a tu cocina y tendrás espacio para combinar la disposición de frutas y verduras frescas con otros accesorios decorativos como plantas, flores secas o jarrones.

COMPRAR

De hierro, colgados en la pared
3/6

De hierro, colgados en la pared

Muy opción muy práctica y muy estética de Maisons du Monde que aportará un toque más industrial a tu cocina. ¿Su gran ventaja? Sus cestas son móviles y puedes desplazarlas en función de tus necesidades.

COMPRAR

Divertidos y contemporáneos, con pie de mesa
4/6

Divertidos y contemporáneos, con pie de mesa

La frutera Fruit Mama de Alessi, lo tiene todo: un diseño precioso, una excelente calidad de construcción y una gran practicidad. Aportará un toque elegante y divertido a tu cocina, si no necesitas una gran capacidad de almacenaje de productos frescos.

COMPRAR

De cerámica japonesa y bambú
5/6

De cerámica japonesa y bambú

He aquí el minimalismo japonés hecho frutero: un estante para frutas y verduras de gran capacidad, práctico para lavar, elaborado con materiales sostenibles como el bambú y la cerámica y suficientemente versátil como para darle una vida nueva en la sala de estar o en el estudio, acogiendo otro tipo de objetos. ¡Genial!

COMPRAR

En espiral, para los amantes de los cítricos
6/6

En espiral, para los amantes de los cítricos

Aunque tienen poca capacidad y admiten solo piezas de frutas redondas, los fruteros de acero con forma de espiral son perfectos para todos los que no pueden empezar el día sin un buen zumo de naranja.

COMPRAR