Realización: Leonie Mooren  I  Fotos: Anouk de Kleermaeker

Nuestras propuestas para declinar la decoración hacia movimientos más slow, más naturales, más respetuosos y más sostenibles no cesa. Sabemos que lo natural es tendencia, y así te lo hemos ido contando y lo seguiremos haciendo en nuestros reportajes, poniendo el acento en la gran cantidad de opciones que ya tenemos a nuestro alcance.

Optar por materiales naturales como la madera, el ratán, la lana, la cuerda, el mimbre o el bambú aportarán esa conexión directa con la naturaleza en las estancias de casa. Pero también lo conseguirás apostando por el handmade, el mobiliario y los objetos artesanales, o incluso, los objetos hechos o restaurados por ti mismo.

Enmarcados en un periodo de cuarentena, seguimos pensando ideas y qué cosas podemos hacer para reinventar nuestra deco, aprovechar las horas que pasamos en casa y sentirnos más que satisfechos con el resultado. Así que hoy te proponemos hacer un repaso a los objetos que tienes en casa y que han perdido su esplendor, para darles un nuevo toque y devolverles su belleza: algo tan sencillo como aplicar directamente una venda de yeso por toda la pieza puede servir para dar esa segunda vida a un objeto anticuado. ¿Cómo? Diseñando elementos originales y de estética informal de un modo sencillo, apunta:

De gran apoyo
1/5

De gran apoyo

Una vieja maleta convertida en consola o mesita, ideal para pequeños rincones auxiliares. Nosotros la hemos decorado con una bandeja, jarrones y portavelas. Todo forrado con vendas de escayola o yeso y con un pie metálico como único soporte. Una solución fácil para espacios mini, incluso para dormitorios infantiles.

Tu vestidor galán
2/5

Tu vestidor galán

Si huyes de las propuestas de los clásicos galanes de noche, te sugerimos reinventar este viejo burro para colgar tus prendas 
de mayor uso. Es una solución ideal para el recibidor o el dormitorio, también para la ropa que más te pones y que dejas a la vista en el vestidor. Recuerda: tan fácil como forrar la estructura con vendas de yeso; se dejan secar y listo para utilizar.

Una buena mesa
3/5

Una buena mesa

Perfecto para destacar la vajilla. Apuesta por forrar con las vendas de escayola platos, bandejas y boles. Puedes usarlos como bajoplatos o como elementos decorativos: llénalos de flores o plantas, de fruta entera, de velas... El resultado es impactante. Decora el resto de la mesa con tu mejor vajilla, ¡tienes el éxito asegurado!

Paredes de impacto
4/5

Paredes de impacto

Embellece los muros de tu casa con detalles como estos. Puedes utilizar letras de cartón (cómpralas hechas en tiendas 
de manualidades), marcos, cajas o viejos platos. Cuélgalos en composiciones divertidas, acompáñalas de fotos, 
textos o trabajos artesanales hechos por ti misma. Será tu muro más personal.

Luz y arte
5/5

Luz y arte

Te proponemos transformar tus lámparas, las más asequibles, las que utilizas en pequeños rincones de la casa o en los espacios más informales. Atrévete a aplicarles pequeñas tiras de venda de escayola, creando gajos de luz que aportarán valor a esas luminarias. Puedes, incluso, pintarlas, aplicarles motivos... ¡Conviértelo en algo divertido!