Si unimos el estilo escandinavo con el japonés surge la última tendencia en el diseño de interiores. Se trata del estilo Japandi y ya hace tiempo que triunfa en la red y, como consecuencia directa, en la decoración de muchos hogares. Porque el Japandi es mucho más que la ordenación del espacio. Un estilo que suma con inteligencia las mejores características del diseño nórdico (scandi) con las del minimalismo japonés y voilá, los resultados son increíbles.

Dos estilos que además guardan muchas similitudes. Ambos, tanto el escandinavo como el japonés, se dejan llevar por las delicadas líneas, la sencillez, los materiales naturales o el rechazo de las decoraciones superfluas. ¿Nos suena? Pues el Japandi llega como un estilo capaz de fusionar todos esos elementos de una manera mucho más atractiva. Destaca por su riqueza cromática, la diversidad de texturas y por la imperfección propia del Wabi-Sabi, ese tipo de visión estética basada en la belleza de la imperfección.

Si por algo se caracteriza el Japandi para muchas de las personas que ya han decorado sus hogares bajo este estilo es por su simplicidad. Y es que la ligereza y la funcionalidad ocupan un lugar central en este estilo híbrido entre el diseño nórdico y la decoración zen. La paleta de colores del Japandi es también testigo de ese mix entre estilos. Su diseño se caracteriza por combinar el esquema de colores fríos y brillantes del escandinavo con el cálido y natural del interiorismo japonés.

Un hogar estilo Japandi no puede estar alejado del mundo natural. Y esto es una evidencia. Tanto por el diseño de muebles artesanales como por la decoración a través de elementos naturales propios de la cultura japonesa como son el bambú, el papel, las maderas claras, la cerámica o las plantas. Plantas y flores por todas partes. Sin saturar el espacio, pero dotando al hogar de un toque exótico y privilegiado bajo el aroma de una ciudad utópica. Esa que estaría a camino entre los países nórdicos y un Japón marcado por la estética de sus almendros en flor, su poesía y otros muchos elementos atravesados siempre por la naturaleza.

Te dejamos aquí algunas claves para que conozcas a fondo cómo se diseña el interior de una casa a través del estilo Japandi:

 

Una paleta de colores cálidos y neutros
1/4

Una paleta de colores cálidos y neutros

Los colores por los que se caracteriza la paleta del estilo Japandi son el azul suave, el rosa o el gris. En cuánto a los colores de los muebles, este estilo toma los tonos oscuros del interiorismo japonés y los combina con los tonos claros característicos del roble que se encuentra en el Scandi.

Plantas de interior y elementos naturales
2/4

Plantas de interior y elementos naturales

Los elementos naturales son el eje central del estilo Japandi. En el diseño escandinavo no faltan las plantas de interior como ocurre en el Japandi. Pero gracias a la influencia del zen, este estilo recuerda que no es necesario saturar todo el espacio con plantas. Mejor pocas, pero bien ubicadas.

 

Minimalismo ligero y desprovisto de objetos superfluos
3/4

Minimalismo ligero y desprovisto de objetos superfluos

El diseño Japandi se caracteriza por el minimalismo en la decoración de interiores. Espacios y objetos que deberán ser simples, funcionales e impactantes. En esta tendencia no hay lugar para lo superfluo y los adornos.

Materialismo de imperfección natural
4/4

Materialismo de imperfección natural

En este estilo entra de lleno la herencia japonesa del Wabi-Sabi: un estilo basado en el amor hacia la belleza imperfecta. Aquí vuelven a tener peso los muebles hechos a base de materiales simples y nobles como puede ser la madera maciza.