Un lugar privilegiado para ver las estrellas y el universo y para escuchar historias maravillosas. Así es la nueva 'Estación Lunar' del Hospital Universitario Vall d'Hebron, en Barcelona, que acompaña a los niños con cáncer durante su tratamiento.

Detrás del proyecto se encuentra la Fundación Jugaterapia, que ha convertido una de las habitaciones de aislamiento de Terapia Metabólica del Servicio de Medicina Nuclear en este espacio divertido donde los sueños son posibles.

Su aspecto es el de una nave espacial, un sitio mágico y divertido que no pasa desapercibido entre sus pacientes. De hecho, su objetivo no es solo el acompañamiento de los menores, sino ayudarles a que su paso de varios días por esta habitación sea lo más divertido posible, a pesar de la alta dosis de radiación recibida, como parte de su tratamiento contra el cáncer.

Por eso, la redecoración de esta habitación, que ya luce con elementos típicos del espacio, puede ayudar a cambiar los sentimientos de angustia y aburrimiento de los pequeños por alegría y diversión.

El juego y los ambientes lúdicos tienen un claro impacto en cómo se vive la experiencia de estar hospitalizado y en la recuperación de la salud.

 

La nave de los sueños

¿Cómo es este espacio lunar y misterioso? En él, los pacientes encontrarán una habitación dividida en dos espacios, la habitación en sí y la antesala donde puede permanecer un familiar para hacer compañía al pequeño.

También cuenta con una televisión integrada en un panel circular con una apariencia futurista donde también se guarda una PlayStation para que el niño pueda jugar y divertirse durante su ingreso.

estación lunar hospital

Eso sí, ésta no es la única estación lunar. Juegaterapia ya ha creado otras estancias similares en el Hospital Gregorio Marañón y La Paz de Madrid. El objetivo de todas ellas es convertir los hospitales en sitios alegres e interactivos que dejen a los niños capacidad para imaginar que están en otros mundos y que pueden llegar hasta la Luna. Por ejemplo, pueden pensar que son astronautas en una misión espacial o que pilotan una nave en una misión galáctica.

El diseño, los colores y otros objetos de ocio presentes en la estancia han sido ideados para distraer la atención del paciente y para que su paso por ella sea una experiencia divertida y alegre y pueda así evadirse y ser feliz mientras recibe su tratamiento.