Una vivienda actual y luminosa en la ciudad de Valencia

La reforma de esta vivienda, ubicada en Valencia, da como resultado un interior amplio, dinámico y acogedor que nos conquista desde el primer momento.

La casa se distribuye en tres dormitorios, un vestidor, dos baños, aseo, despacho, cocina y salón-comedor.

Colaboradora y fotografa: Ana Montero
Colaboradora y fotografa: Ana Montero

Rodeado de luz, madera y una paleta de colores neutros, nos encontramos con este apartamento de 150 m2 situado en la ciudad de Valencia. Emplazado en una primera planta, la gran ventaja de este piso es que tan solo hay que subir unos pocos peldaños para disfrutar de sus dos terrazas y un balcón amplio. 

De hecho, a pesar de estar en un primero, impresiona la cantidad de luz natural que entra en todas las estancias, ya que no tienen ninguna edificación alrededor que les haga sombra. Además, el trabajo de reforma del arquitecto Cédric Bastin -OSB Arquitectos-, permite conseguir espacios generosos y confortables.

Como la mayoría de las viviendas de los años 70, inicialmente la casa tenía un pasillo largo y oscuro a partir del cual se distribuían el resto de estancias. El equipo de arquitectura eliminó todos los tabiques que dividen la zona de día, acto que se ha convertido casi en una costumbre. El resultado es un espacio amplio, dinámico y acogedor, que nos conquista desde el primer momento.

Además de las terrazas, la vivienda se distribuye en tres dormitorios, un vestidor, dos baños, aseo, despacho, cocina y salón-comedor. Los espacios de día están nada más acceder por la puerta principal, lo que permite reducir los m2 dedicados a la distribución, logrando reducir el pasillo al 3% de la superficie total de la vivienda. Colindante al salón encontramos un agradable despacho desde el que poder teletrabajar, algo que se ha convertido casi en imprescindible este último año.

Sobre el autor