Un baño de placer: cómo crear un spa en tu propia casa

Transformar tu baño en un spa doméstico te permitirá disfrutar de los sanos beneficios del agua siempre que quieras y, además, de una forma muy sencilla.

Topkavi equipado con ducha y cromoterapia
Topkavi equipado con ducha y cromoterapia

  • Texto: Hugo Dauder

Bañeras y columnas de hidromasaje, baños de vapor, cabinas de ducha, rociadores con todo tipo de prestaciones... Ya hace años que el cuarto de baño se ha convertido en un espacio de bienestar personal, en el que relajarse y desconectar de las prisas, los nervios, el ajetreo diario... El artífice de este cambio es el completo equipamiento para el cuidado del cuerpo y la mente que ha proliferado en los últimos tiempos y que, cada año, se renueva para poner al servicio del usuario nuevas y completas prestaciones, con grandes beneficios para la salud.

Y es que a todos nos encanta disfrutar de esos momentos de relax absoluto después de una larga jornada laboral o cuando nos hemos pasado el día realizando cualquier otro tipo de actividad y buscamos un momento de confort y desconexión. Aparte de reducir el estrés y favorecer la relajación muscular, las bañeras y columnas de hidromasaje, los spa con capacidad para varias personas, las cabinas de ducha, los baños de vapor húmedo o seco y los completos rociadores también resultan muy efectivos para activar la circulación, reducir la fatiga y ayudar a conciliar el sueño. Asimismo, este tipo de piezas se adaptan a todo tipo de ambientes gracias a sus medidas variables, resultan bastante sencillas de instalar y, dependiendo del número de funciones que incluyan, son muy asequibles económicamente. ¿Qué más se puede pedir?

 

 

Sobre el autor

Hugo Dauder

Descubre más sobre: