Sofás modulares: versatilidad, adaptación y funcionalidad

Dar con el sofá que mejor se adapte a nuestro hogar no tiene por qué limitarse siempre a escoger el mejor modelo, sino de saber adaptarlo de la forma más óptima

sofas modulares
sofas modulares

  • Texto: Lucía Díaz

¿Estás cansada de tu viejo e incómodo sofá, o sientes que no acabaste de acertar con la tapicería? No cabe duda de que el sofá es una de las piezas más importantes de la casa: es el centro de reunión durante cualquier quedada con amigos (siempre, claro, que no se disponga de una buena terraza y de que no haga buen tiempo) y el lugar donde acurrucarnos durante la maratón de tu serie favorita. En cualquier caso, una sala de estar que se precie nunca estará completa sin un buen sofá.

Una de las opciones que puedes encontrar en el mercado, y en la que quizás no habías pensado, son los sofás modulares: su gran versatilidad y capacidad de adaptación y cambio los convierte en una opción ideal para aquellos que buscan funcionalidad y poder personalizar su espacio al máximo. Mientras que existen modelos reducidos ideados para salas de estar y recibidores pequeños, el potencial de los sofás modulares permite que los podamos explotar al máximo y jugar con sus infinitas combinaciones en el caso de disponer de mucho espacio. Además, dependiendo de la forma en la que los coloquemos, pueden ser también una solución óptima para separar dos ambientes distintos.

En cuanto a su tipología, podemos encontrar sofás compuestos de módulos idénticos o distintos entre sí. Los de módulos idénticos son los más comunes, dado que suelen causar menos problema de ubicación. Dentro de este tipo de módulos, el que se encuentra más habitualmente en las tiendas es aquél que se compone de dos módulos iguales pero inversos, y un módulo central adicional que funciona como nodo entre ambos.

Otros módulos también permiten variar el color o el motivo y obtener como resultado una sala de estar de lo más original, dando protagonismo a patrones cromáticos que se salgan de lo común. En cuanto a la forma, las combinaciones más comunes son en forma de L, en forma alargada, o por separado, siendo esta última exclusiva para ciertos módulos más pequeños.

En cuanto al respaldo, los podemos encontrar de todo tipo: con un respaldo sólido, ajustable, sin respaldo… Incluso existen algunos módulos con curva que, pese a ser más difíciles de encajar en el espacio, aportan un toque de diseño único e inconfundible. En materia de sofás modulares, ¡todo son opciones!

En Revista Interiores, hemos seleccionado algunas de las últimas apuestas que podrás encontrar en comercios del territorio español. Así que, si crees que te hemos convencido, ¡no lo pienses más y lánzate a por esos módulos!

Sobre el autor

Lucía Díaz