Una reforma con espíritu industrial y vintage en el centro de Barcelona

Mucho negro, mucha madera, mucho ladrillo y mucho metal. Esta espectacular reforma rinde homenaje al estilo industrial y a su característico desenfado y contraste, combinado con pinceladas étnicas y tribales, e incluso un toque de wabi-sabi.

Una reforma con espíritu industrial y vintage en el centro de Barcelona
Una reforma con espíritu industrial y vintage en el centro de Barcelona

El estudio barcelonés de interiorismo Sincro es el autor de la maravillosa reforma integral de este piso: un espacio de 150m2 situado en el Ensanche de la capital condal en el que han querido hacer realidad los sueños deco de una pareja que buscaba una nueva vivienda de estilo industrial, bohemia y vintage, con mucha personalidad.

El resultado es más que notable y ha conseguido redistribuir el total de las estancias del piso, poniendo una atención especial en la recuperación de un gran número de elementos originales de la vivienda, como los techos restaurados con vigas metálicas y bóveda catalana, que aportan una gran originalidad.

Algunas fotografías en blanco y negro rinden homenaje a los años dorados de Hollywood, y el sofá Chester, combinado con el inseparable combo de los negros, los mates y la madera, acentúan aún más el estilo industrial predominante

Los espacios abiertos y amplios, con un estilo desenfadado y de grandes contrastes, moderno y agresivo, tan característicos del estilo decorativo industrial contemporáneo, predominan innegablemente en la vivienda. Como si estuviéramos en un apartamento neoyorquino, vemos brillar a este estilo en todo su esplendor a través de muchos elementos, entre los que destacan el acertado uso de los materiales: el ladrillo visto original, recuperado en muchas paredes; la cerámica de Mirage como espectacular imitación del cemento en casi todo el pavimento; el hierro, visible en multitud de elementos, pero especialmente destacable en las vigas y los pilares al descubierto; o la madera, con mucha presencia en el mobiliario.

Algunas fotografías en blanco y negro rinden homenaje a los años dorados de Hollywood, y el sofá Chester, combinado con el inseparable combo de los negros, los mates y la madera, acentúan aún más este estilo decorativo tendencia que predomina en la mayoría de las estancias. Sin embargo, los diseñadores han querido aportar también toques de otros estilos, como el bohemio, que destaca en el rincón de la hamaca, o el dormitorio para invitados, donde han recurrido a una amplia gama de colores y estampados con guiños étnicos y tribales. Incluso han querido añadir también una pincelada de Wabi-Sabi, esa mezcla de vintage con rústico y bohemio que aprovecha las piezas antiguas para la creación de nuevos elementos.

Sobre el autor

Marta Costa

Periodista

Periodista y coordinadora web de Interiores.

Descubre más sobre: