Un piso en el centro de Barcelona que concilia pasado y presente

En la reforma integral de este piso, el estudio Manuel Torres Design ha logrado conciliar el pasado histórico del inmueble con el concepto contemporáneo de vivienda. Respetando su espíritu genuino ha integrado elementos originales de la arquitectura en el nuevo espacio poniendo en valor su esencia.

Un piso en el centro de Barcelona que concilia pasado y presente
Un piso en el centro de Barcelona que concilia pasado y presente

En el centro histórico de Barcelona, en el emblemático barrio del Born, descubrimos un apartamento contemporáneo que, a su vez, conserva todo el encanto de las antiguas viviendas de la zona reivindicando sus años de historia. Un diseño realizado por Manuel Torres Design con la reforma llevada a cabo por la empresa Ejecutare.

En el marco de un edificio rehabilitado con más de 400 años de historia el piso, de 85 metros cuadrados, presentaba en su estado inicial una distribución muy compartimentada, de forma que resultaba oscuro y tenía problemas de ventilación. El estado del piso era el siguiente: el recibidor y la cocina eran espacios cerrados, una de las cuatro habitaciones no tenía ventana, el único baño de la vivienda no tenía ventilación  y el lavadero y el patio estaban tan deteriorados que no se podían utilizar. Manuel Torres Design y Ejecutare se han encargado de llevar a cabo una reforma integral del inmueble para crear una vivienda actual y funcional más acorde con la actualidad.  

En la definición del proyecto, los objetivos estuvieron claros desde el primer momento. Era necesario redistribuir los espacios con un concepto actualizado  y de esta forma, además,  favorecer la entrada de luz natural en la vivienda así como la ventilación cruzada. En la actualidad, el piso consta de un salón-comedor diáfano con cocina abierta a este espacio, dos habitaciones (una de ellas tipo suite con baño), un baño común, un lavadero y  un patio.

01V VGT Piso Born 300ppp

Fotografía: Sergio López

Al abordar la intervención, el equipo del estudio fue encontrando elementos originales de la construcción que habían quedado ocultos a lo largo del tiempo. La casa presentaba una altura de 2,5 metros, por lo que se hicieron varias catas y se vio que originariamente tenía una altura de 4 metros con las vigas vistas en toda la vivienda. Éstas eran diferentes, lo que les llevó a pensar que pertenecían a varias casas. Incluso, investigaron en el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona y descubrieron que la primera construcción data del 1700.

Los techos con vueltas catalanas y vigas vistas de madera se sanearon y se han mantenido. Así mismo, al abrir el falso techo de escayola, surgieron varios arcos que se han conservado a la vista. También aparecieron diferentes tipos de ladrillos y rocas que se han integrado en el nuevo proyecto con el fin de preservar la esencia del inmueble, con elementos clásicos de la arquitectura catalana.  Se han dejado algunas partes en el revoco de las paredes en los que se ven zonas de las originales; incluso se descubrió una pared entera de ladrillos que se recuperó íntegramente.

Se ha respetado al máximo el espíritu de la vivienda tanto conservando estos elementos originales como en las nuevas incorporaciones. En este sentido, las ventanas exteriores de aluminio que se han instalado imitan la madera original.

“Lo tradicional y lo moderno conviven en un proyecto ecléctico que ha conseguido crear un espacio amplio, luminoso, funcional y fresco”

Se han cuidado mucho los detalles. Los revestimientos de paredes y suelos se han instalado minuciosamente ya que la forma del edificio y los diferentes ángulos de las paredes ofrecían gran complejidad.

 

Sobre el autor

Isabel y Manu Núñez

Periodistas

Periodistas especializadas en decoración, tendencias y estilo de vida. Creadoras del vídeomagazine Nextic. www.somosnextic.com

Descubre más sobre: