La reforma sureña: belleza en esta casa de vacaciones

Según Susana Beltrán y Elena Ayuso, propietarias de La Californie y reponsables de este proyecto de reforma e interiorismo, esta es una de sus mejores obras: una granja de 1908 convertida en una increíble casa de vacaciones.

Salón hall
Salón hall

  • Texto:

Si hubiera que definir el estilo del estudio de arquitectura e interiorismo La Ca- lifornie (con Susana Beltrán y Elena Ayuso al frente del mismo), habría que hablar de su carácter viajero y curioso, sus muchas horas de trabajo y su dedi- cación para personalizar cada uno de los proyectos, todos hechos a medida. En decoración apuestan por “una mezcla de diversas corrientes y épo- cas, muy influenciada por la cultura francesa y mediterránea, donde intro- ducimos las tendencias y el arte contemporáneo combinándolo con lo clá- sico (en todas sus épocas), respetando el entorno y la arquitectura original si lo merece”, apunta Susana Beltrán.

Un claro ejemplo de su filosofía es la propuesta deco de esta finca. Situada en el Sur de Francia, en Biarritz, origi- nariamente era una casa de labor (data de 1908); en los años cuarenta se convirtió en el hogar de verano de una familia parisina y sigue siendo así desde entonces. Y no nos extraña. Enamora a cualquiera que la vea, y lo hace por su orientación, las vistas al mar, el jardín con cientos de variedades de ár- boles centenarios y flores y su construcción especial y muy original de casa mediterránea. “Ya era una belleza en su estado original, antes de la refor- ma. Es una finca con toques tropicales en su arquitectura y en su vegetación, que se ajusta al espíritu de construcción y decoración de La Californie”, aseguran las responsables del estudio.

La mayor dificultad fue respetar el alma y la magia de la casa, y su imponente jardín y ubicación, por supuesto. La Californie partió del respeto por la estructura y todos sus elementos (ventanas, vidrios, carpinterías, pavimentos...)., así que se sanearon y se sustituyeron todas las instalaciones para actualizarlas y mejorar su rendimiento. El resultado final es mucho mejor de lo que soñaron: un hogar único e irrepetible. “Es una de nuestras mejores obras y, como en cada proyecto hace- mos, hemos respetado la historia alre- dedor de la casa y la hemos convertido en una vivienda familiar única”, concluye Susana Beltrán. Sin duda, una casa con vistas, con sol y sombra, con espacio para el relax y la vida en fami- lia. Un hogar para el verano en el que uno pierde la noción del tiempo mien- tras disfruta de la belleza del paisaje.

El principio de un proyecto definitivo

La Californie es una empresa familiar –de madre e hija– que ha surgido de un sinfín de experiencias, estudios y viajes a lo largo de los últimos años. Todo comenzó con la rehabilitación de esta casa de principios del siglo xix en el sur de Francia. Era mágica, destartalada, llena de tesoros con cerámica como la que trabajaba Picasso en su casa-taller de La Californie, donde no había modas y no existía lo convencional. Ese espíritu de taller, de estudio atemporal, Susana Beltrán y Elena Ayuso lo han trasladado al diseño de interiores, con un concepto vanguardista e innovador, respetando las necesidades de cada cliente y adaptándose a la funcionalidad y a las características propias de cada espacio. “Nos implicamos de principio a fin en cada proyecto, trabajando con los mejores profesionales de cada campo, en reformas integrales, proyectos de decoración en viviendas, espacios comerciales, efímeros... También creamos y producimos mobiliario y buscamos para cada cliente las piezas, antigüedades y obras de arte, recorriendo las mejores ferias y anticuarios de Europa”, afirma Susana.

Sobre el autor

Descubre más sobre: