Un cuartel militar reconvertido en banco de criptomonedas con un diseño innovador

Pasado y futuro se unen y equilibran a la perfección en las primeras oficinas físicas del banco digital XAPO, utilizando la estructura de un cuartel militar para crear un espacio innovador y cálido en el centro neurálgico de Gibraltar.

Cuartel militar reconvertido en un banco de criptomonedas con un diseño innovador
Cuartel militar reconvertido en un banco de criptomonedas con un diseño innovador

Lo que en su día fue un cuartel militar ubicado bajo el peñón en el centro histórico de Gibraltar son hoy las oficinas de la sede deXAPO’, un banco digital de criptomoneda. Con un diseño llevado a cabo por el estudio Lagranja Design, el resultado de la reforma es un respeto total al pasado con un diseño que, a su vez, transmite libertad, carácter y futuro. Como no podía ser de otra manera, todo el interiorismo está realizado con procesos digitales como metáfora de la rápida transformación del mundo de la banca.

Lo cierto es que no ha sido tarea fácil para el estudio: Gibraltar está repleto de barracones que se construyeron por el ejército británico a principios del siglo XIX, la mayoría de ellos en muy mal estado a día de hoy. Pese a que las oficinas ‘XAPO’ ocupan uno de los edificios militares mejor conservados, el estudio lo encontró en un avanzado estado de deterioro, “pidiendo a gritos un nuevo uso”, como señalan.

Bases militares reconvertidas

Aun así, respetando totalmente el edificio original, el patio y la parte trasera del edificio se encuentran con los restos de las antiguas murallas y torres de defensa, mientras que la fachada principal da a la plaza Grand Casemates, repleta de bares, restaurantes y vida social. Como aportación a la ciudad, una de las galerías se reformó como espacio público para eventos artísticos y culturales.

La finalidad de la reforma era crear la primera sede física de la compañía. Para lograrlo, estas nuevas oficinas ocupan dos de las naves del antiguo complejo militar en más de 800 cuadrados en total, construidas con piedra caliza local y con techos sostenidos por vigas de madera. Todos estos elementos estructurales, así como las paredes de piedra, se limpiaron y restauraron, pero se dejaron en su estado original para generar una atmósfera de antigua cámara acorazada. Gracias a estos cambios, el espacio cuenta con una teatralidad que impone y que se ve potenciada por la iluminación ascendente.

Sobre el autor

Sònia Parladé

Periodista

Periodista

Descubre más sobre: