Una casa de espíritu abierto y moderno en pleno Moscú

La vivienda, ubicada en el distrito de Chistye Prudy, bebe de un interiorismo moderno y funcional caracterizado por la belleza y la sofisticación de los detalles. Un proyecto dinámico que se ve reforzado por la iluminación natural que llena la vivienda a través de grandes ventanales.

Una casa de espíritu abierto y moderno en pleno Moscú
Una casa de espíritu abierto y moderno en pleno Moscú

Nada podía pasar desapercibido en la creación de este interior contemporáneo, confortable y funcional. Esta fue una de las premisas con las que Nata Kosareva, de NK Studio, empezó a trabajar en la construcción de este proyecto de vivienda situado en el distrito de Chistye Prudy, Moscú. Un apartamento ideado, exclusivamente, para una persona joven y moderna con interés por el mundo del periodismo y la astrología.

De hecho, el gusto de la propietaria queda reflejado en el diseño de esta casa situada en un edificio del año 1938, el cual fue construido por un equipo de famosos arquitectos para ingenieros y trabajadores técnicos.

Ahora, tras sus paredes, se encuentra una mujer joven, miembro de la expedición anual a las regiones rusas, cuyo objetivo es encontrar productos únicos producidos por agricultores del país. "Aprecio la sofisticación y la belleza de todo lo que me rodea. Amo la arquitectura histórica y las cosas basadas en el espíritu de la época. Puede ser un libro, un set de té o un sillón vintage. Al tocar estos atributos sientes que no son un simple detalle, sino que tienen alma”, expresó al equipo de interioristas.

interior vivienda moscú

Teniendo en cuenta estos intereses, Nata Kosareva trató de dar con un interiorismo que tuviera muy en cuenta la personalidad de la clienta, es decir, que fuese funcional, cómodo y moderno. Además, otro elemento imprescindible en la reforma era crear un sentido de unidad entre el exterior y el interior. Para conseguirlo se utilizaron formas y colores que son visibles a través de los enormes ventanales del apartamento y se muestran armoniosamente en los muebles y elementos interiores seleccionados.

“La creación de este interior comenzó con una losa de travertino de terracota poco común, que compré antes del inicio de este proyecto, sin un propósito específico y estaba esperando en el almacén. También en mi colección había un par de sillas vintage de Eugenio Gerli, que encajaron perfectamente en el interior y se convirtieron en un gran amor para el cliente”, explica la interiorista.

El resultado final es el de una casa con espíritu abierto e invadida por la luz y el aire gracias a los grandes ventanales panorámicos del apartamento y las vistas de uno de los barrios más bellos de Moscú.

Sobre el autor

Logo Interiores

Revista Interiores

Las mejores ideas y tendencias en decoración de interiores e interiorismo, diseño, arte y arquitectura.

Descubre más sobre: