Atmósfera alegre, fresca y funcional en este dúplex familiar en Barcelona

Con un estilo colorido y dinámico, la interiorista Eva Mesa reforma de manera integral un dúplex de casi 150 m2 en Barcelona. El resultado es una vivienda urbana con espacios abiertos en los que la iluminación es siempre la protagonista.

Atmósfera alegre, fresca y funcional en este dúplex familiar en Barcelona
Atmósfera alegre, fresca y funcional en este dúplex familiar en Barcelona

Tras la remodelación de un dúplex de casi 150 m2 en Barcelona, nos encontramos con una residencia abierta, dinámica y alegre. Es justo la primera impresión que nos ofrece esta residencia familiar y de estilo urbano que ha sido intervenida por la interiorista Eva Mesa, co-propietaria del estudio de interiorismo Tinda’s Project, y que tantos buenos proyectos atesora ya. Un ejemplo más de la labor de este equipo es esta última reforma integral que se basa en la necesidad de adecuar un dúplex a una familia con tres hijos. La amplitud y luminosidad son los rasgos de una casa en la que cada detalle aporta un nuevo toque de vida y color.

El objetivo de la rehabilitación no era otro que el de crear una vivienda más grande, según los intereses de sus propietarios. De hecho, después de visitar diferentes opciones, finalmente se decidieron por esta, la cual fue intervenida con un proceso de reforma total hasta conseguir más espacio y ambientes más abiertos.

De la casa originaria, muy compartimentada y para nada ajustable a las necesidades familiares, prácticamente no queda nada. El dúplex resultante, de casi 150 metros cuadrados, ofrece lo que los propietarios querían: una atmósfera fresca y cuidada.

Es en la planta principal donde más se evidencia esta petición porque “decidimos conectar visualmente la parte de delante con la de atrás, sobre todo para tener mucha más luminosidad en aquellos ambientes básicos: salón, cocina y comedor”, explica Eva Mesa.

En cuanto a la planta principal, es importante reseñar el acertado planteamiento de abrirla de extremo a extremo para facilitar el paso de la luz natural, tal como demuestra el hecho de que la cocina, pese a estar en el centro de la planta, presuma de una gran claridad.

Interior luminoso

Estilo fresco y funcional para una familia con niños

El estilo seleccionado en el interior de esta vivienda destaca por su color y su funcionalidad. Dos rasgos que se desplazan claramente por todas las zonas. De hecho, salta a la vista la elección de un diseño decorativo fresco, sin excesos y de acabados sencillos, muy propio de una familia con niños pequeños que busca, ante todo, sentirse cómoda en su día a día.

El verde aguamarina aporta un toque de frescura, serenidad y alegría a todas las estancias

Además, muchas de las pertenencias a efectos de mobiliario de la anterior casa se reubicaron en ésta. La propietaria trabajó codo con codo con Tinda’s Project transmitiendo cada uno de sus deseos e incluso implementando de forma personal algunos detalles decorativos como, por ejemplo, las coloridas pinturas murales de los dormitorios infantiles.

Pero si hablamos de color, hay uno en concreto que no podemos ignorar al estar presente en las diferentes habitaciones. Se trata del verde aguamarina, una elección personal de la dueña que ha sido aplicada con tonalidades distintas según el espacio. Este tono actúa como hilo conductor estético y potencia esas connotaciones de frescura, serenidad y alegría propias de la vivienda.

 

Sobre el autor

Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

Periodismo y cultura. En ese orden o viceversa. Me introduje de lleno en los estudios comparativos de Literatura, Arte y Pensamiento y el análisis de los procesos creativos. Todavía sobrevivo. Poesía, narrativa y arte contemporáneo. Ahora redactora en Objetivo Bienestar y Revista Interiores.

Descubre más sobre: